PAÍS & MUNDO

Macri visitó Mendoza y regresó a sus vacaciones


Dijo que las licitaciones son ahora "transparentes" y "sinónimo de esperanza, nunca más de corrupción", al poner en marcha las obras de repavimentación en San Rafael.
09/01/2018 16:00

1.866

El presidente Mauricio Macri aseguró este martes en Mendoza que en Argentina las licitaciones son ahora "transparentes" y "sinónimo de esperanza, nunca más de corrupción", al poner en marcha las obras de repavimentación de la avenida Balloffet, en un tramo de la ruta 143, vía de salida de la producción de frutas y granos que se producen en la región.

"Hoy existen licitaciones transparentes que son sinónimo de esperanza, nunca más de corrupción", dijo Macri al encabezar un acto en la localidad de San Rafael, en el que puso en marcha las obras de la ruta que une Mendoza con La Pampa, y luego con el noroeste argentino.
El presidente destacó la necesidad de "agigantar la confianza" y aseguró que la obra "en pocos meses, estará terminada" porque en la actualidad las obras "empiezan y terminan".

Macri recordó que el 2017 fue "récord" para la colocación de pavimento en todo el país, pero, no obstante, pidió "ir más rápido" para brindar mayor seguridad a los automovilistas.

"Cuando llegamos a la gestión encontramos unos 3.400 kilómetros de rutas en mal estado, rutas inseguras, en las que se han matado tantos argentinos en los últimos años", dijo, y afirmó que su gestión está comprometida a transformar esos caminos en autopistas "lo antes posible".

Macri hizo estas declaraciones en el centro de la ciudad de San Rafael, donde el jefe de Estado participó de un pequeño acto en la avenida que será repavimentada.

Allí destacó el trabajo en equipo, y dijo que, "tal vez como nunca sucedió antes", trabajan juntos "los gobiernos nacional, provincial y municipal", que hoy comanda el justicialista Emir Félix. 

Macri llegó a las 10 al aeropuerto Santiago Germano, ubicado a 8 kilómetros de la ciudad de San Rafael, procedente de la localidad patagónica de Villa La Angostura, donde pasa un periodo de descanso junto a su esposa, Juliana Awada, y su hija más pequeña, Antonia.

Antes de participar del acto, Macri sobrevoló los campos incendiados en el sur de la provincia de Mendoza en un helicóptero, acompañado del gobernador Alfredo Cornejo.

Los incendios afectan 120.000 hectáreas de campos ganaderos, generan pérdida de alambrados, hacienda y daños en los tendidos de energía eléctrica.
Cornejo declaró ayer la emergencia agropecuaria y extendió los beneficios de Ley 4.304 a los damnificados por los incendios que en varios campos de los departamentos de General Alvear y San Rafael, al sur de Mendoza, provocó daños totales.

Ante este contexto, Macri prometió "dar respuesta" al estado de "angustia" y "crisis" que provocan los incendios, que atribuyó a los efectos del calentamiento de la tierra y los cambios climáticos. 

En su breve discurso, Macri reiteró el objetivo de reducir el déficit fiscal para dejar de pagar deuda, y remarcó la necesidad de gestionar "con austeridad y responsabilidad" para no generar más compromisos.

"Tenemos muchas cosas por hacer. El 2018 será un buen añado y vamos hacer mucho más que en 2017. Lo conseguiremos trabajando juntos y apostando a la cultura del trabajo y del esfuerzo personal, porque lo que cuesta es lo que vale", dijo finalmente.