PROVINCIA

Ongarato: “Alguien operó para que no se haga la reunión”


Molesto, el intendente de Esquel dijo que “hubo una mala interpretación de algunos” y desmintió que quiera posicionarse como referente: “Esa lectura es de una política que no represento”. Desde Trevelin y Tecka le contestaron que la convocatoria fue apresurada y que el gobernador debía saber.
16/01/2018 02:00

3.782

Siguen los ecos por la frustrada reunión de intendentes cordilleranos a la que había convocado Sergio Ongarato en Esquel, y que tuvo ausencia total de sus pares, a excepción del intendente del Parque Nacional Los Alerces, Ariel Rodríguez.

El jefe comunal indicó que con algunos intendentes había hablado hace un tiempo sobre ese encuentro, con el objetivo de acordar gestionar en conjunto cosas necesarias para la región. Incluso contó que un día antes envió mensajes a sus pares recordándoles que los esperaba para discutir problemas comunes a las comunidades de la zona, en pos de encontrar soluciones comunes, llevando una agenda común a nivel provincial y nacional.

El temario incluiría rutas de la región que necesitan pavimentación, comunicaciones, salud, producción y otros problemas. La idea -explicó Ongarato- era consensuar un documento para las gestiones conjuntas ante Provincia y Nación. “Hubo una mala interpretación de algunos; y me llama poderosamente la atención que algunos intendentes el viernes estuvieron en Esquel. Yo tenía la noticia de que alguien estaba operando para que no se haga la reunión”.

Lamentó que el mensaje era que no apareciera el liderazgo de Esquel u Ongarato. “Si quisiera liderar me iría a tener más presencia a Comodoro Rivadavia, Trelew, Puerto Madryn o Rawson, donde hay más gente y a uno le puede servir desde el punto de vista electoral”, analizó.

Ongarato remarcó que se debe a la comunidad de Esquel, pero es necesario discutir la problemática de toda la cordillera para gestionar soluciones que también beneficiarían a esta ciudad. “Que yo esté buscando protagonismo es la lectura de una época pasada de la política que no represento”, enfatizó y rechazó la mezquindad.

Dijo que se leyó de manera equivocada la convocatoria, y sugirió que no es letra de un colega sino que alguien de lo transmitió, tal vez en referencia a Marcelo Limarieri, intendente de Gualjaina, que hizo declaraciones sobre las ausencias.

Ongarato admitió que de la reunión no le avisó al gobernador Mariano Arcioni. “Somos intendentes elegidos por nuestra comunidad; no tenemos que pedirles permiso ni a Arcioni ni a Mauricio Macri para reunirnos”. Recalcó que su intención era que de ese encuentro surgiera un documento de apoyo institucional al mandatario provincial en tiempos de crisis económica y política. Afirmó que Arcioni está reclamando el apoyo para que se aprueben en Legislatura el Pacto Fiscal y el presupuesto provincial 2018.

Molesto, Ongarato advirtió que las lecturas localistas y egoístas hacen que la región atrase, y refirió a los viajes que hizo en 2016 junto al secretario de Turismo, Diego Lapenna, para promocionar los atractivos de toda la región en Brasil y Uruguay. Algunos intendentes interpretaron que Esquel se quería apropiar de sus recursos.

El intendente de Trevelin, Omar Aleuy, habló de la fracasada reunión de intendentes. Aseguró que en su caso, dos días antes le había comunicado a su colega vía mail, que tenía un compromiso acordado antes en El Hoyo.

En su consideración es difícil organizar una reunión así ya que hay jefes comunales que responden a distintos partidos. “Era necesario que nuestro gobernador también supiera de la reunión, lo que en su momento hicimos nosotros el año pasado en Trevelin, cuando reunimos a todos los intendentes de la zona, con el consentimiento de Mario Das Neves”.

Aleuy indicó que la idea siempre fue que se organicen encuentros en distintas localidades de la cordillera, y advirtió que tal vez la convocatoria de Ongarato fue apresurada, cuando armar una reunión lleva su tiempo ya que se debe consensuar una fecha que todos puedan estar sin otros compromisos de agenda, porque es importante trabajar en conjunto.

No descartó que mañana o el jueves haya una reunión de intendentes con el gobernador Arcioni en Rawson.

Aleuy aseveró que no hubo ninguna charla entre colegas intendentes para decidir no asistir ninguno a Esquel. Y anunció que se hará una reunión en la zona, posiblemente en Tecka, pero organizada con tiempo para que todos puedan ir. Señaló que hay que tener mucho cuidado al llamar a reunión porque hay intendentes de distintos signos políticos y aludiendo al rumor de que la cita en Esquel era para erigir a Ongarato como líder de la región, subrayó que “fuimos los primeros en hacer una convocatoria y los intendentes fueron. Pero no se largó ninguna candidatura ni liderazgo de nadie, porque el objetivo era gestionar juntos ante Nación y Provincia lo que necesitan nuestras comunidades”.

El intendente del Pueblo del Molino no descartó que en la reunión con el gobernador le pidan que incluya en su Gabinete a gente de la cordillera.

El intendente de Tecka, Jorge Seitune, tampoco fue a la reunión. Dijo que tenía agenda en su localidad y en Sierras de Tecka, donde hubo un incendio.

No obstante consideró que los objetivos de los intendentes de la región en conjunto son buenos, pero se deben buscar los espacios y ponerse de acuerdo.

Comparte que se debe apoyar a Arcioni, porque le toca gobernar en una situación muy difícil, con un color político distinto a nivel nacional y en minoría en la Legislatura, donde “cada uno quiere ser protagonista mirando el 2019 y no el conjunto”. Seitune pidió grandeza para respetar los tiempos electorales y ahora ocuparse de la gente.


cumbre frustrada intendentes Ongarato