Sastre habló de las quejas en el boulevard Brown

El intendente de Madryn afirmó que es difícil prohibir los espacios públicos.

29 ENE 2018 - 21:08

Los vecinos de la zona del boulevard Brown han planteado sus quejas por diferentes circunstancias y hechos que se vienen sucediendo a lo largo de las diferentes jornadas, particularmente la presencia de adolescentes jugando al fútbol o por la generación de ruidos molestos que se generan durante la noche.
Ante estos reclamos el intendente Ricardo Sastre, que reside en la zona, salió a poner paños fríos a estos reclamos porque “hay cosas que es muy difícil poder sortearla y más cuando se trata de espacios públicos”. El mandatario municipal planteó que “entiendo que los derechos de uno van hasta donde comienzan los del otro”, aunque aclaró que “no podemos permitir que haya falta de respeto, hechos de violencia o que el vecino de dicho sector no sea respetado”.
No obstante ello, Sastre aclaró que “debemos entender que son espacios públicos” y que “es muy difícil prohibirle a un vecino que no pueda disfrutar de la costa o de un espacio verde” añadiendo que “no hay legislación vigente y, en segundo lugar, deberíamos mejorar la educación para que los chicos puedan respetar al otro”.

“Es muy difícil”

Más allá de esto, recalcó que “es muy difícil poder prohibir” a los vecinos que disfruten de los espacios públicos o de la costanera. El jefe comunal planteó que hay diferentes escenarios relacionados a las quejas que evidencian los vecinos, entre ellos puestos de comida que se establecen durante la temporada de verano por la suciedad que ello genera.
Sastre fue categórico al respecto dado que “cómo le decimos a un visitante que pueda disfrutar de la playa si no hay un lugar donde comprar un pancho, una gaseosa o una bebida. Estas son concesiones que se dan y existen en Puerto Madryn, Mar del Plata, Punta del Este y Miami”. En este contexto, el mandatario portuario reflexionó que “se ensucia como se ensucia en la playa o en cualquier lugar de la ciudad”, aunque aclaró que “desde las 7 de la mañana están las cuadrillas municipales limpiando absolutamente todo. Si esto no se hiciera veríamos una fisonomía de ciudad que no es la que observamos porque hay un estado presente que se encarga de limpiarla y mantenerla como corresponde”.
Junto a ello, el jefe comunal reflexionó respecto a ciertas dualidad des que se generan entre el procurar posicionar a la ciudad del Golfo como uno de los atractivos turísticos a nivel nacional pero, a posteriori, se generan mecanismo para avanzar en la prohibición de ciertas acciones.

Contradicciones

“Muchas veces los propios madrynenses nos contradecimos cuando queremos hacer de la ciudad una industria turística pero, después, nos encargamos de poner palos en la rueda para que ciertas acciones de gente que viene a disfrutar de Puerto Madryn no pueda hacerlo porque tiene sectores comprimidos a ellos” sentenció Sastre.#

Las más leídas

29 ENE 2018 - 21:08

Los vecinos de la zona del boulevard Brown han planteado sus quejas por diferentes circunstancias y hechos que se vienen sucediendo a lo largo de las diferentes jornadas, particularmente la presencia de adolescentes jugando al fútbol o por la generación de ruidos molestos que se generan durante la noche.
Ante estos reclamos el intendente Ricardo Sastre, que reside en la zona, salió a poner paños fríos a estos reclamos porque “hay cosas que es muy difícil poder sortearla y más cuando se trata de espacios públicos”. El mandatario municipal planteó que “entiendo que los derechos de uno van hasta donde comienzan los del otro”, aunque aclaró que “no podemos permitir que haya falta de respeto, hechos de violencia o que el vecino de dicho sector no sea respetado”.
No obstante ello, Sastre aclaró que “debemos entender que son espacios públicos” y que “es muy difícil prohibirle a un vecino que no pueda disfrutar de la costa o de un espacio verde” añadiendo que “no hay legislación vigente y, en segundo lugar, deberíamos mejorar la educación para que los chicos puedan respetar al otro”.

“Es muy difícil”

Más allá de esto, recalcó que “es muy difícil poder prohibir” a los vecinos que disfruten de los espacios públicos o de la costanera. El jefe comunal planteó que hay diferentes escenarios relacionados a las quejas que evidencian los vecinos, entre ellos puestos de comida que se establecen durante la temporada de verano por la suciedad que ello genera.
Sastre fue categórico al respecto dado que “cómo le decimos a un visitante que pueda disfrutar de la playa si no hay un lugar donde comprar un pancho, una gaseosa o una bebida. Estas son concesiones que se dan y existen en Puerto Madryn, Mar del Plata, Punta del Este y Miami”. En este contexto, el mandatario portuario reflexionó que “se ensucia como se ensucia en la playa o en cualquier lugar de la ciudad”, aunque aclaró que “desde las 7 de la mañana están las cuadrillas municipales limpiando absolutamente todo. Si esto no se hiciera veríamos una fisonomía de ciudad que no es la que observamos porque hay un estado presente que se encarga de limpiarla y mantenerla como corresponde”.
Junto a ello, el jefe comunal reflexionó respecto a ciertas dualidad des que se generan entre el procurar posicionar a la ciudad del Golfo como uno de los atractivos turísticos a nivel nacional pero, a posteriori, se generan mecanismo para avanzar en la prohibición de ciertas acciones.

Contradicciones

“Muchas veces los propios madrynenses nos contradecimos cuando queremos hacer de la ciudad una industria turística pero, después, nos encargamos de poner palos en la rueda para que ciertas acciones de gente que viene a disfrutar de Puerto Madryn no pueda hacerlo porque tiene sectores comprimidos a ellos” sentenció Sastre.#


NOTICIAS RELACIONADAS