DEPORTES

D'Onofrio y Angelici destacaron la "confraternidad" entre River y Boca


Los presidentes del "Millo" y el "Xeneize" destacaron la "confraternidad" que existe en la previa a la gran final de la Supercopa Argentina, durante un cóctel celebrado en la capital mendocina, que contó con la presencia del gobernador provincial Alfredo Cornejo y el titular de AFA, Claudio Tapia.
13/03/2018 23:30

Rodolfo D'Onofrio, Daniel Angelici, Claudio Tapia e Ignacio Galarza, juntos a horas del Superclásico en Mendoza.

1.369

"Del lado de River el resultado de mañana no cambia nada. Nosotros tenemos 35 títulos en la historia y somos los más ganadores del fútbol argentino, pero cuantas veces nos reclamaron logros internacionales, y en los últimos años también los conseguimos", indicó D'Onofrio, el primero en hablar con Télam en la entrada del restaurante Escorihuela.

"Por lo pronto nosotros debemos avanzar todo lo posible en la Superliga, pero también tenemos la Libertadores, con lo que difícil que es ganarla, y además la Argentina. Pero los hinchas de Boca y River tendrían que darse cuenta de lo lindo que es disfrutar de este tipo de clásicos", remarcó D'Onofrio.

Y acto seguido refrendó que le parece "muy bien que se hagan este tipo de reuniones para demostrar que el fútbol es una fiesta y hay que vivir los resultados con calma y tranquilidad, porque no es la muerte de nadie perder un partido".

"Ayer estuve con el plantel de River y vi a los muchachos enteros y confiados. Después, yo debo hablar de organización y del aspecto institucional, porque del juego deben hacerlo los entrenadores", completó.

Después llegó el turno de Angelici, quien luego de desear que los dirigidos por Guillermo Barros Schelotto le den "una alegría a los hinchas", también pidió que "el fútbol sea una fiesta".

Y coincidiendo aún más con D'Onofrio, del que había estado distanciado en los últimos tiempos, destacó que le "parecen muy buenas este tipo de reuniones.Porque son muestras de madurez que nos juntemos los protagonistas de los espectáculos con, como en este caso, integrantes del poder político como el gobernador Cornejo".

"Estas cosas se hacen mucho en Europa y nosotros no estamos acostumbrados por nuestro folklore y por como dramatizamos el fútbol", amplió.

"Para mí será un partido muy friccionado", manifestó en concordancia con la impresión de Carlos Tevez, que imaginó un "encuentro de ajedrez" para el "superclásico". "Espero que el más destacado sea el equipo y no un solo jugador". refirió, acá sí opinando sobre el juego y diferenciándose de su colega riverplatense.

"A este partido se le dio tanta trascendencia porque los argentinos agrandamos todo, pero hay que reconocer que es una final que se jugó solamente una vez hace casi medio siglo", resaltó sobre aquella definición que ganó el "xeneize" en el Campeonato Nacional de 1976 por 1 a 0 con un gol de tiro libre de Rubén Suñé.

Y confesó que le pidió a los jugadores que lo que pretende para mañana es "empezar el partido con once y terminarlo con once".

Y finalmente minimizó los inconvenientes sufridos con el avión que debía trasladar hoy a la delegación boquense desde el Aeroparque Metropolitano hasta el aeropuerto El Plumerillo, de Mendoza, y que retrasó la llegada a esta provincia en tres horas y media.

"En cuanto al inconveniente con el avión, es un tema menor. Yo viajo mucho y esto suele pasar. Hubo que cambiar de máquina", refirió Angelici en el cierre de una jornada donde River y Boca dejaron por un rato de ser acérrimos rivales y se transformaron en "cordiales adversarios".