PROVINCIA

Estatales se enfrentaron con la Policía y en el tumulto murió un comisario por un infarto

El fallecido Néstor Chávez estaba a cargo de Asuntos Internos de la Policía y se descompensó en medio de la manifestación por motivos que aún se investigan. Además hubo otros 11 agentes de la fuerza heridos y desde el sector sindical contabilizaron a 5 personas que tuvieron algún tipo de lesión.

06/04/2018 02:00

Los incidentes. Desde el sector sindical comenzaron a hacer fuerte presión para poder ingresar al edificio de la Casa de Gobierno en Rawson.

2.145

El comisario inspector Néstor Chávez falleció a raíz de un paro cardíaco mientras se producía la manifestación de los empleados estatales provinciales frente a Casa de Gobierno en el día de ayer.

Otros policías también sufrieron lesiones y desde la mesa sindical se contabilizaron cinco manifestantes con heridas. Ante el fallecimiento del policía el Ejecutivo decretó 3 días de luto y asueto para hoy al personal administrativo de la fuerza.

Como estaba previsto, sobre el mediodía del jueves se realizaba la concentración de todos los gremios estatales en la carpa que se armó en la Peatonal Fontana. Cuando llegó la columna de la Asociación de Trabajadores del Estado, encabezada por Guillermo Quiroga, se dirigieron hacia la puerta de ingreso de la esquina de Belgrano y Vachina pidiendo ser recibidos por alguna autoridad provincial.

Mientras esperaban alguna respuesta, comenzaron los empujones de los manifestantes contra la custodia policial ubicada en el lugar para poder ingresar al edificio.

Comenzaron a volar huevos y botellas de agua contra las grandes puertas de madera. Ante esta situación salieron desde el edificio más efectivos policiales y se lanzaron gases lacrimógenos.

Allí comenzaron los golpes entre manifestantes, sindicalistas y policía. Un efectivo de Infantería fue retirado del lugar con un fuerte golpe en uno de sus brazos y el dirigente de ATE, Guillermo Quiroga, se desvaneció por los gases lacrimógenos.

En ese instante también sufre un ataque cardíaco el comisario inspector Néstor Chávez, quien se encontraba en la puerta del edificio repeliendo el intento de ingreso de los estatales.

Sus compañeros comenzaron con las acciones de resucitación cardiopulmonar en la vereda, hasta que llegó el patrullero que lo trasladó al Hospital Santa Teresita, donde minutos después confirmaron su fallecimiento.

El jefe de la Policía, Miguel Gómez, expresó que los efectivos del operativo estaban todos muy golpeados.  “Quedó en evidencia lo que ha sido el accionar de esta gente que en forma virulenta agredió gratuitamente al personal. Estamos haciendo nuestro trabajo y en este marco nos fallece un compañero que ingresó a Policía porque nos conocíamos y de chico nos criamos. Tenemos mucho dolor. Estamos aguantando para que no rompan los bienes del Estado”.

Por su parte, Quiroga expresó que “vimos que había una estrategia de empujarnos de a poco con los escudos, cada vez más gente iban sacando y así pasan las cosas que pasan cuando hay mucha gente de este lado. Ellos empezaron a empujar y así se armó el despiole”.

“Lamentamos la tragedia que ocurrió pero lo hacemos cargo al gobernador porque sabía que esto podía pasar, sabía que cuando hay miles de personas enardecidas porque no cobran el sueldo, porque no hay obra social, porque se nos ningunea a través de los medios, que piensan gobernar a través de decretos, salió ayer una ley y no la piensan promulgar”, afirmó Quiroga.

“No salió nadie a hablar con nosotros, mandan a estos pobres gauchos que al final siempre los usan. Hace dos años que no tienen aumento salarial. Nos dijimos `No nos peguemos`, sí van a haber empujones, pero siempre hay alguno que reacciona. En ese momento quedamos todos apretados en una avalancha, yo caí al suelo y me tuve que sacar la pechera. Mis condolencias a la familia del policía fallecido, lamentamos la tragedia pero es responsabilidad del Gobierno, no tenemos nada que ver los trabajadores”, dijo Quiroga.

“Nosotros tenemos cinco compañeros lastimados, la compañera Claudia Barrionuevo con un esguince de muñeca, otra de la comarca andina con dos puntos en su nariz, Diana Mardones en su mano, también Mauricio Bunge con un golpe en la cabeza”. #