POLICIALES

Muerte en la ruta: “La excarcelación del marinero da un mensaje lamentable”, dijo el querellante

El doctor Romano Cominetti aseguró que mientras el Estado hace campañas para evitar que la gente maneje bajo los efectos del alcohol, un juez lo toma como un hecho simple.

26/04/2018 02:00

En la última audiencia, el juez César Zaratiegui liberó al imputado.

2.124

La decisión del juez César Zaratiegui de dejar en libertad al marinero que manejando bajo los efectos del alcohol y la cocaína embistió con su camioneta a otro vehículo, ocasionando la muerte de la enfermera Sandra Méndez, fue calificado como “un mensaje lamentable” por el abogado que representa a la familia de la víctima.

Romano Cominetti adelantó a FM Tiempo Trelew (91.5) que “como querellantes pedimos una audiencia de revisión sobre la decisión de Zaratiegui, que está próxima a autorizarse. Lo pedimos en la Oficina Judicial y estamos en parte disconformes con la resolución del juez”.

Desde el punto de vista legal el abogado dijo que el juez basó su decisión en que tenía “una sola prueba de carácter determinante –la alcoholemia-, pero le faltaba la contraprueba de los estupefacientes y no lo consideró en esta instancia, aplicando la figura de homicidio culposo y al no tener antecedentes, el mínimo es de dos años”.

Cominetti indicó que desde el punto de vista de la querella entienden que el caso se encuadra en un “homicidio simple con dolo eventual, exactamente entendemos que el dosaje es determinante para ese entendimiento”.

Agregó que si bien el Código Penal “fue modificado pretendiendo darle claridad al tema de los accidentes, el artículo 84 bis establece que cuando se consume alcohol se produce un accidente resultando de tal la muerte de una mujer, se agravaría la pena, todas las posibilidades que da el artículo son excluyentes: dice o alcoholizado, o drogado, o incumpliendo las normas, es una y otra, el imputado no puede juntar varias causas para seguir parado en el homicidio culposo”.

El accidente se produjo el lunes 19 de marzo a primera hora de la mañana a pocos metros del acceso a Rawson por ruta 7. López, de acuerdo a la reconstrucción que se pudo realizar durante este tiempo, venía de “una juntada” con amigos en Trelew, tras haber desembarcado la noche anterior en Puerto Rawson. Regresaba a la ciudad capital cuando, tras protagonizar varias maniobras imprudentes en la ruta- chocó contra el auto de la enfermera Sandra Méndez y le provocó la muerte.

“Entendemos que habiéndose coincidido con varias de las prohibiciones del tipo penal, deberíamos desplazarnos al dolo eventual”.

En ese marco el abogado sostuvo que la excarcelación del marino Gabriel López “la verdad que es un mensaje que es lamentable; si bien están amparados en ley por la tipicidad que entiende el juez aplicable, es lamentable” y agregó que al tiempo que “la Provincia y la Nación se cansan de hacer campañas viales para evitar el consumo de alcohol y estupefacientes al volante, se realizan los controles en distintas rutas para evitar y cuando pasan las tomamos como un hecho simple, casi convirtiendo un auto en un arma y facilitando la posibilidad de que el resultado muerte provenga por otro lado y con penas menores”.

“Debería realmente de una vez por todas entenderse que el auto es un arma y el que conduce con un arma se tiene que hacer responsable”.



Peligro de fuga



El imputado es Gabriel López, un marinero oriundo de Mar del Plata, y manejaba por ruta 7 entre Trelew y Rawson cuando la Dodge Journey en la que se desplazaba se cruzó de carril, impactando contra el Volkswagen Gol que trasladaba a la mujer desde la capital provincial a su trabajo en Trelew.

En una audiencia realizada hace pocos días, el juez César Zaratiegui resolvió dejar en libertad a López.

“A mí la situación que más me preocupa es ésa”, dijo el abogado de la familia de la enfermera fallecida en relación a que el imputado no se vuelva a presentar al proceso judicial y dijo que si bien “Zaratiegui fue claro cuando dijo que el arraigo no necesariamente implica residencia, yo entiendo que al tener tanta distancia entorpece el propio desarrollo de la causa”.

Cominetti no coincidió con  la decisión del juez de poner como única condición que López se presente cada 20 días. “Fue bastante benévolo el juez, no analizó el plexo completo, no nos dio la inhibición de bienes, cambiando por una resolución que denuncie qué bienes tiene y se comprometa a no venderlos, termina desvirtuando pedidos de querella y fiscalía”.#