SOCIEDAD

Trelew: el INCUCAI realizó la segunda ablación de órganos de este año


Por segunda vez en el año se llevó a cabo en Trelew una ablación de órganos. Esta vez el donante fue un hombre mayor.
04/05/2018 02:00
3.290

Médicos cirujanos, un anestesista y una instrumentadora del Hospital Austral de Buenos Aires que conforman el equipo del INCUCAI llegaron al aeropuerto Almirante Zar a las 6:30 horas y 9:30 horas ya estaban despegando con el hígado y riñones para ser implantados. Coordinó el trabajo local el referente del Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante, Sebastián Kidd. El operativo fue exitoso una vez más.

Minutos antes de subir al avión con los órganos en los respectivos recipientes de conservación, la cirujana María Eugenia Gianallino en medio de la urgencia que merece un operativo de estas características se detuvo gentilmente unos instantes para dialogar con Jornada. Confirmó que el trabajo de ablación “salió muy bien. La verdad que los órganos sirven y ya podemos usar el hígado”.

Informó la profesional que la acompañó otro cirujano, un anestesista y una instrumentadora. “Nuestros jefes en estos momentos ya comienzan con la cirugía para proceder al implante”, sostuvo.

Se refirió al inicio de la actividad desde horas muy tempranas de ayer. “A las 5 de la mañana salimos de Buenos Aires, llegamos a Trelew a las 6:30 horas y a las 7 ya estábamos en quirófano”.

Aclaró la médica que nada podía revelar respecto a los receptores de los órganos ni tampoco del donante. “Lo único que podemos decir es que pudimos extraer el hígado y los riñones. Ya con esto tres personas se verán beneficiadas en su vida”.

Tras la partida del avión desde la pista al aeropuerto Almirante Zar, en conferencia de prensa, el referente local del INCUCAI, Sebastián Kidd y la doctora Gabriela Campos, brindaron detalles del trabajo realizado junto a todo el equipo del Hospital Zonal. “Durante la noche estuvimos trabajando. Fue donación multiorgánica: riñones e hígado. Quiero agradecer a la familia. Al donante. En vida manifestó que sí. Fue sencilla la tarea. El paciente había dicho que sí a la donación. La familia comprendió”, resumió Kidd.

El médico apuntó que muchos integrantes de la familia de quien resultó ser el donante también manifestaron su voluntad de donar órganos. “No tuvimos inconvenientes en la entrevista familiar. No hubo problemas para que sea donante”, sostuvo.

Kidd apuntó que “a las 9:30 horas terminamos, cuando partió el avión a Buenos Aires con los órganos. Contentos con el equipo del hospital. Somos un eslabón. Integran el equipo la doctora Ocampo, las instrumentadoras, enfermeras, bioquímicas, equipo de cirugía, terapia intensiva y el chofer. Gracias a todos ellos se pudo llevar a cabo”, enfatizó.

El referente del INCUCAI aseveró que “hemos realizado ablación en conjunto con el hospital Austral de Buenos Aires y el equipo del hospital de Trelew. El hígado ya estaba asignado. Los riñones estaban en proceso de implante”.

Sobre el donante, aclaró que no podían revelarse datos de la identidad, pero deslizó que se trata de una persona de la zona. Adulta y con antecedentes patológicos. “Nos abocamos solo a los órganos viables. Era una persona añosa. Hablamos bien y explicamos en Buenos Aires sobre los órganos a ablacionar. Hubo buen mantenimiento. Buena ablación, buena calidad”, refirió.

Reiteró, como lo hace en cada campaña de Donación de Organos, que para donar no hay edad tope. “Hoy en día la edad y el promedio de vida aumentan. Nos encontramos con pacientes añosos que pueden donar y salvar la vida a alguien más. Estamos contentos por los resultados obtenidos. Vamos a seguir trabajando en la concientización de la población. Es hablar con la familia, explicar que tienen que respetar la voluntad del donante. En este último caso, nunca se opusieron. Nos dieron el tiempo que necesitamos para entregarles el cuerpo. Trabajamos toda la  noche. Estuvimos sin dormir. Lo llevamos a cabo y estamos contentos con el saldo”.

Para finalizar, confirmó Kidd que en lo que va del año ya se realizaron en Trelew dos ablaciones, el número al que se arribó en todo el 2017, razón por la cual la expectativas de seguir salvando vidas a través de la donación de órganos son muy buenas. “No hay que tenerle miedo a la donación. Cuando llegamos a nuestro fin, podemos darle esperanza de vida a alguien más. Todavía hay que concientizar mucho a la población y explicarle la importancia de la donación”, concluyó.#