POLICIALES

Una amiga de Nahir dijo que Fernando no era violento y reconoció que le dio una "piña"


Una amiga de Nahir Galarza declaró este jueves en el juicio por el crimen de Fernando Pastorizzo y reconoció que ella, junto a la imputada, le pegó al joven a la salida de un boliche, cuatro días antes de ser asesinado.
07/06/2018 19:28

5.813

Se trata de Sol Martínez, a quien Pastorizzo había señalado como quien colaboró con Galarza para golpearlo a la salida de un boliche, en la casa de la joven imputada, durante la madrugada de la Navidad pasada.

Este jueves, Martínez, durante la tercera audiencia a la que no asistió Nahir, contó que ella le aplicó una "piña" en el ojo a Pastorizzo porque su amiga le había mostrado marcas de una supuesta agresión por parte del joven.

Además, Martínez dijo que el joven no contestó la agresión, comenzó a llorar y aseguró que sería incapaz de agredir a una mujer.

También señaló ante el Tribunal de Gualeguaychú que la pareja se conocía hacía unos tres años y medio, y que no se enteró de alguna agresión contra Nahir por parte de Pastorizzo.

La declaración podría ser importante a la hora de evaluar el pedido de la defensa para que el caso sea considerado como un "homicidio simple" en el marco de un caso de "violencia de género".

Este miércoles, durante la audiencia, se habían escuchado testimonios de allegados a la víctima que indicaron que el joven relató por medio de mensajes de whatsapp como había sido golpeado por las jóvenes dentro de la casa de los Galarza el 25 de diciembre por la mañana, cuatro días antes del ser ultimado a balazos por Nahir.

De acuerdo con el Diario el Sol de Gualeguaychú, tras el crimen, Martínez fue señalada por allegados a la víctima y decidió marcharse de la ciudad, mientras que el 5 de enero publicó un posteo en la red social Twitter en el que se despega de Galarza.

"Es lamentable pero es la verdad, estaba con una asesina y no me daba cuenta. Si realmente están pensando que fui cómplice o que sabía que esa mina estaba así están errados", sostuvo en su publicación.

"Vengo a dar la cara porque no soy ninguna hdp, con Fernando discutí adentro del boliche donde él me agarró del brazo y yo le di una piña. No tuve ninguna relación más con él después de eso. Ahora, ¿soy la culpable también de que Nahir estaba loca? Por favor, gente", añadió en el mismo medio.

Luego, declararon cuatro policías, entre ellos uno del área de planimetría que concurrió a la escena del crimen y aseguró que no había ninguna huella de frenado de la moto de Pastorizzo.

Según este testigo, esto significa que el vehículo en el que se trasladaba la pareja iba "a muy poca velocidad o estaba detenido" cuando el joven recibió los dos disparos que le provocaron la muerte.

El hecho ventilado en el juicio ocurrió cerca de las 5.30 del 29 de diciembre último en Gualeguaychú, donde Pastorizzo fue hallado malherido en la calle con un tiro en la espalda y otro en el pecho, y su moto y dos cascos tirados a su lado.

El muchacho murió poco después, mientras que Galarza declaró inicialmente como testigo que había visto a su ex novio la noche anterior al crimen, aunque ante la sumatoria de indicios en su contra quedó detenida.

Desde entonces, la defensa solicitó la excarcelación y, subsidiariamente, el arresto domiciliario, pero la Justicia rechazó todos sus requerimientos.

El lunes, al comenzar el juicio, Galarza se negó a declarar y le gritó "¡qué mentirosa!" a la madre de la víctima cuando afirmó en su testimonial que la imputada "gritaba y golpeaba" a su hijo.

Las audiencias se retomarán el lunes próximo a las 8.30, cuando está previsto que declaren ocho testigos, entre ellos los peritos informáticos que examinaron los teléfonos de la pareja.


Fernando Pastorizzo Gualeguaychú Nahir Galarza