PROVINCIA

Chubut debe refinanciar casi $ 3 mil millones este mes y necesita a la Legislatura

El equipo económico realizó una conferencia de prensa donde solicitó a los legisladores que aprueben el proyecto para refinanciar el Fondo Fiduciario la próxima semana. Aseguraron que en caso contrario comenzarían los descuentos por parte de Nación. Quieren fijar plazos de 48 cuotas en lo adeudado.

09/08/2018 02:00

Garzonio y Tarrío solicitaron a la oposición que voten la próxima semana el proyecto de refinanciamiento.

1.332

El ministro de Economía Alejandro Garzonio, y el subsecretario de Coordinación Financiera, Luis Tarrío, explicaron la urgente necesidad que tiene el Ejecutivo que los diputados aprueben la próxima semana la autorización para poder refinanciar el saldo adeudado al 31 de julio de 2018 de los préstamos otorgados mediante los convenios de asistencia financiera entre el Fondo Fiduciario par ale Desarrollo Provincial y el Chubut.

Dicho Fondo otorgó préstamos al Chubut por $2.977 millones que, según el acuerdo firmado, deben cancelarse en pocas cuotas a partir del presente mes de agosto. La refinanciación planteada es estirar esos vencimientos a 48 cuotas con una tasa Badlar de interés que ronda el 35%.

Garzonio explicó que el proyecto de ley que “hemos enviado a la Legislatura ya hace un par de semanas, es tendiente a refinanciar y cambiarle el perfil a la deuda, siempre haciéndola más beneficiosa a las cuentas públicas de nuestra provincia. Lo que enviamos a Legislatura es la refinanciación de pasivos que tenía la Provincia contraídos en Letras del Tesoro que eran a corto plazo y arrancaron en julio de 2017. Fueron cuatro tomas de deuda de esas características, con tasas que rondarían el 50%, es como cuando vamos al Banco a pedir plata apurados y te damos un descubierto, un anticipo pero la tasa es ésta”.

La asistencia financiera a la que hace alusión Garzonio fueron préstamos por $708 millones, $938 millones, $591 millones y $740 millones, haciendo un total de $2.977 millones.

“Estamos buscando estirar ese pasivo en el tiempo y con una tasa más beneficiosa que sin duda no es la mejor pero son las condiciones que el mercado hoy está poniendo. Es la tasa Badlar más dos puntos”, reconoció el contador.

El ministro de Economía explicó que la propuesta elevada a la Legislatura se enmarca en el Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial. “Es un fondo que maneja el Gobierno Nacional el cual como provincia lo hemos utilizado en varias oportunidades. Cuando se recuperaron los LECOP que se habían emitido en su momento, se recuperaron a través de este fondo; cuando se hizo el canje de deuda, la salida de la crisis del año 2002/2003 también se hizo a través de este fondo”.

Uno de los cuestionamientos que desde el bloque del Frente para la Victoria se hizo al proyecto es el porcentaje de interés que debe afrontar la provincia por utilizar la tasa Badlar.

El ministro dijo que esa tasa se utiliza porque es la que fija el Fondo Fiduciario y por lo tanto Chubut “no está en condiciones ni de poner objeciones a su determinación”.

Sí reconoce Garzonio que “es claro que esta tasa que ha pasado del 8% y ha llegado hoy al 30%, por las condiciones de mercado, en un futuro si las condiciones lo permiten y bajan las tasas, esta se reduce automáticamente”.

“Estos 30 puntos que hoy nos parecen una tasa exagerada en cualquier economía normal, sana y natural, hoy para esta situación de la Argentina es una buena tasa”.

“Sin duda nos mejora la situación en la que estamos y nos permite también esta refinanciación con este fondo, estirar los plazos, es decir pasar a 48 cuotas algo que tendría vencimientos mensuales y que comenzaría este mes”, afirmó.

El ministro dejó en claro que “si Chubut continuaba refinanciando por intermedio de Lebacs, la diferencia de tasa con respecto a Badlar habría sido en promedio de 10 puntos, es decir que son 10 puntos menos, lo que representa un ahorro de mil millones de pesos”.



Nuevo endeudamiento



El proyecto que se envió a la Legislatura establece en su primer artículo la autorización para refinanciar estos $2.977 millones pero además, en un segundo punto, pide autorización  para subscribir un nuevo convenio de asistencia financiera de $1.000 millones. Este segundo artículo también fue cuestionado por los diputados del Frente para la Victoria.

Garzonio comentó que “nosotros ya participamos de una reunión en la Legislatura con este tema y lo manifestamos en esa reunión que ese artículo 2 si se da de baja no hay ningún inconveniente, lo importante es que nos autoricen el cambio de perfil de la deuda”.

El subsecretario de Coordinación Financiera, Luis Tarrío, detalló que “lo que más nos preocupa es que necesitamos esta Ley que enviamos en forma imperiosa. Estas operaciones fueron tomadas desde junio a setiembre de 2017. En aquel momento el mercado de Lebacs estaba rondando entre el 29 y 30% su tasa preferencial, es la tasa a la que tomó la Nación a través del Banco Central. Las provincias entraban en un mercado secundario donde la tasa era por arriba de esa tasa de Nación”.

“No tenemos el detalle porque fueron varias operaciones que se fueron renovando en ese último semestre pero siempre estuvieron por arriba del 30%”.

“Esas operaciones siempre se renovaban o se postergaban en el impacto financiero sobre las cuentas de la provincia por 60 o 90 días y también decíamos que, hacia fin de año, íbamos a tener que tomar una decisión sobre esta cuestión y de qué manera íbamos a salir de ese vencimiento inmediato para llevarlo a largo plazo”.

“Esas circunstancias esperábamos que fueran de octubre en adelante pero la situación general del país obliga al Fondo Fiduciario a que tomemos una decisión con respecto al perfil de la deuda hacia el futuro, ahora en este mes de agosto”, dijo Tarrío.

El subsecretario reiteró que el pedido de autorización “para un eventual endeudamiento por mil millones adicionales, también con el Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial, no es una autorización para ir a pedir plata a un mercado o un Banco privado: es una autorización para que si en el eventual caso que el Fondo nos ofreciera una ampliación de la línea de crédito, estuviéramos ya preparados para tomarlo. Ante la controversia de opiniones que se generó con ese artículo segundo, el mismo día que estuvimos en la Legislatura les dijimos que lo saquen porque no nos modifica lo que tenemos en mente para el futuro”.

“Si no tenemos esta ley, que nos permite refinanciar este pasivo de $ 2.977 millones, los vencimientos que van a operar desde agosto en adelante lo van a descontar directamente de la coparticipación”.

“Si nosotros tenemos una coparticipación por recibir de $ 500 millones, ese monto va a quedar en el Fondo y el ingreso por coparticipación tanto la que nos corresponde a Provincia como la de los municipios no la vamos a recibir. Entonces necesitamos imperiosamente que la Legislatura trate este proyecto y nos dé el beneplácito para que simplemente podamos refinanciar lo que vence en agosto, setiembre y octubre, lo podamos refinanciar a 48 meses”.



Callejón sin salida



Como un “callejón sin salida” calificó la situación financiera actual de la provincia el subsecretario Tarrío.

 “Se podrá criticar la tasa pero es el producto del movimiento del mercado cada día. La tasa Badlar hace 15 días estaba en el 36/37% y hoy está en el 34%. Es alta pero es el resultado de la situación financiera y económica del país”.

“Estaríamos necesitados de esa ley ya, la próxima semana hay sesión y deberían aprobarlo. Tenemos que tener ordenados los papeles para poder presentarlo y evitar descuentos que serían en agosto, septiembre y octubre hasta terminar los 2.977 millones. Cualquiera se da cuenta que no es lo mismo pagarlo en cuatro meses que en 48”, finalizó Tarrío.#