DEPORTES

"Katy", la guerrera adolescente del barrio Inta de Trelew


Katherin Traipi, volante central de Ever Ready, tiene 16 años. Acompaña en todo momento a su madre, quien sufre una grave enfermedad. Criada por su padre, desea salir campeona con el "Albinegro" y llegar a Boca Juniors. "Es muy difícil jugar al fútbol y ser mujer. Me molesta mucho el machismo. Por suerte, eso está empezando a cambiar", sentenció.
14/08/2018 02:00

4.070

Por Francisco Caputo

Pelea en busca de la felicidad, con el deseo ferviente de conquistar sueños. Ella es Katherin Traipi, volante central combativa de 16 años de edad que milita en Ever Ready, club que vuelve a competir en el torneo femenino de la Liga del Valle.
El adjetivo no es azaroso. "Katy", tal como se la conoce, no solo es una experta combatiente dentro de un campo de juego. Posee grandes pesares que la acompañan en todo momento, hondas tristezas que la condicionan pero que no le quiebran la voluntad.
"Katy", tal como se la conoce, recibió a Jornada en su hogar del barrio INTA, donde manifestó que las adversidades no derriten su sed de gloria.

La combatiente

Ella nació con una pelota bajo el brazo. "Nací jugando al fútbol. Me crié jugando al fútbol con mis abuelos y mis tíos, todos hombres. De ahí saqué al fútbol.Era muy raro que una mujer jugara", expresó la mediocampista.
"Cuando era chica, los chicos del barrio me iban a buscar para jugar en la canchita o en la calle. Era salir de la escuela para ir a jugar al fútbol. Me han dicho que era la Maradona del Menfa", dijo con muchas sonrisas.
El amor por el fútbol le hizo sobrellevar algunos dolores de la vida. Fue criada por Daniel, su padre.
A esa circunstancia, debe sumarse que su madre sufre una enfermedad muy grave. "Katy", en la medida de sus posibilidades, la acompaña.
"Me la he pasado en hospitales mucho tiempo, por mi mamá. A veces esa preocupación me juega muy en contra. Me pongo a pensar en mi mamá cuando estoy jugando", comentó.
Esa viviencia también la marca fuera de los campos de juego. "Cuando termine el secundario, me gustaría ser médica, pediatra o enfermera. Estuve tanto tanto tiempo en hospitales que quiero ser eso", indicó la novel futbolista, que cursa tercer año en la Escuela 787 .

El machismo, un obstáculo

La vida de "Katy" es un combate permanente no solo por sus tristezas. Pelea día a día contra una estructura que relega y complica a la mujer en el mundo del fútbol.  "Es muy dificil aún jugar al fútbol y ser mujer. No es lo mismo que siendo hombre (sic). El pibe va de la escuela a la cancha. Nosotras tenemos familia.  Si estás casada y tenés hijos es peor. Es mucho el esfuerzo. Me perdí prácticas por eso", dijo.
"Eso debería cambiar. Me molesta un poco el machismo. Somos todos iguales, mujeres y hombres. Todos podemos jugar al fútbol. El hombre también tiene que hacer cosas de la casa. Por suerte, eso está empezando a cambiar", dijo.

Sus sueños deportivos

Las dificultades no la distancian a "Katy" de sus variadas metas deportivas. "Venimos entrenando duro hace dos meses con las chicas. Son todas chicas de los barrios de Trelew. Son del Inta, del Moreira, del Amaya", señaló. "Se armó un buen grupo que sabe lo que quiere. Le ponemos mucha garra, mucho entusiasmo a las prácticas. Queremos que llegue el debut", postuló.
"Lo primero que quiero hacer es salir a la cancha y jugar y ganar un partido con Ever Ready", indicó.  
Pero ese es su sueño inicial. "Quiero ser campeona con Ever Ready, club que me recibió tras mis pasos por Los Aromos y Racing Club", graficó.
"Me encantaría poder jugar en la Selección de la Liga. Luego me gustaría ir a Buenos Aires. Soy hincha de Boca y me gustaría jugar ahí o en algún otro equipo. Y si puedo llegar más alto, mucho mejor", comentó.

En busca de la felicidad

"Las personas felices no tienen historia", señaló Simeone de Beauvoir, una de las precursuras del actual femenismo. Para ser feliz, no hay otra alternativa más que la lucha. Al ser mujer y vivir en uno de los llamados barrios vulnerables, la exigencia se multiplica  de forma invariable.
En ese labor, se encuentra Katherin Traipi. Con sus sueños futbolísticos como guía, la volante central de Ever Ready, pese a todos sus pesares y a las limitaciones que la rodean, presenta batalla con una sonrisa. #
 


 


barrio Inta de Trelew Ever Ready Katherin Traipi