PROVINCIA

Un juez le ordenó al municipio eliminar las quemas en el basural a cielo abierto


El juez civil Carlos Faiella Pizzull le ordenó a la Municipalidad de Trelew que presente para su aprobación ante el Ministerio de Ambiente, en treinta días hábiles, un Plan de acción para la eliminación de la quema en el basural a cielo abierto.
22/08/2018 02:00

1.160

Deberá mejorar el control de los ingresos alternativos al predio.

En el mismo plazo deberá presentar un Estudio para el Saneamiento de Basurales a cielo abierto y de logística de recolección y transporte de residuos sólidos urbanos del Valle Inferior del Río Chubut. También deberá fijar fecha para el Plan de Cierre y Saneamiento de Basurales a Cielo Abierto, con control mensual de Ambiente.

Otra obligación será presentar un plan de acción para la relocalización de los asentamientos precarios allí constatados. Incluirá un informe sobre la existencia de menores, con capacidades restringidas o especialmente vulnerables. Habrá inspecciones mensuales del Ministerio en el predio del basural y el juez advirtió que si no se cumple, dispondrá sanciones a los organismos y a los funcionarios responsables.

Así el magistrado resolvió un amparo presentado en febrero por Andrés Pedro Arbeletche contra la Municipalidad para que cese con la quema de residuos en el basural.

El abogado del municipio presentó un plan de acción y un informe de la firma IATASA para el cierre y saneamiento de basurales a cielo abierto. Se fijó fecha para una inspección ocular en el basural y se intimó al municipio a estimar las fechas de concreción del plan. La comuna consideró “aventurado” determinar un plazo por la falta de fondos, debiendo recurrir a financiación nacional e internacional.

En tanto, el Ministerio adjuntó un sumario con diversas inspecciones al basural, todas anteriores a la presentación del amparo. Se labraron actas por humo negro de la quema de residuos dentro del predio, aparentemente domiciliarios. Se intimó al municipio para que esas prácticas terminaran bajo apercibimiento de aplicar sanciones. El municipio respondió que había implementado una serie de acciones de prevención y control, con una guardia permanente en el ingreso de personal de Policía Ecológica y de Defensa Civil, y en buscar alternativas de atención para los grupos humanos que provocan dicha quema.

En una inspección ocular del 27 de junio de 2018, se constató una garita de control de ingreso con personal policial, un portón de acceso con una barrera de apertura manual, la colocación de volquetes para depositar residuos domiciliarios, y cartelería indicativa de la planta de tratamiento del Girsu y de la separación de residuos. Había basura a ambos lados del camino con personas manipulándola, seis casillas y una máquina motoniveladora en el fondo del predio, compactando la basura acumulada. También un foco de incendio.

Según el juez, el problema denunciado “existe y es una realidad innegable”. No sólo hay gran cantidad de basura diseminada en el predio, sin separación ni tratamiento. “Lo que es más grave aún, al encontrarse allí casillas con personas viviendo en su interior, quienes hacen del recupero de residuos su medio de vida, la prevención y control de focos ígneos se torna de dificultoso cumplimiento, sin perjuicio de los serios perjuicios al ambiente y a la salud de estas personas y de la población”. La combustión de la quema indiscriminada “libera al ambiente escorias con diversos contenidos de metales, según la composición de los residuos, humos y polvos, así como lixiviados en la zona de almacenamiento de los mismos, todo lo cual repercute negativamente en el ambiente y por ende en quienes habitamos en esta ciudad, en abierto incumplimiento del Código Ambiental de la Provincia”.