PROVINCIA

Basural de pesca: exministro de Ambiente dijo que “no tendría que operar más”

Luego de que este diario revelara el crecimiento del basural, Ignacio Agulleiro consideró “insólito” que la empresa Arcante siga con su práctica. “Se aprovecharon de mi buena fe y me operaron de todas las maneras”, reveló. “Los residuos son responsabilidad de las industrias que los generan”.

22/08/2018 02:00

Residuos. Una vista aérea del basural que genera malos olores y pone en peligro la salud ambiental del Valle Inferior del Río Chubut.

3.774





Gran repercusión tuvo el informe especial de Jornada sobre el basural ilegal de desechos pesqueros que crece de forma preocupante a la vera de la Ruta 1, camino a Punta Tombo, cerca de Trelew. Si bien por ahora desde el Ministerio de Ambiente no hubo manifestaciones públicas, sí habló exministro del área, Ignacio Agulleiro, quien en su momento otorgó dos permisos provisorios (que vencieron en febrero) a la empresa Arcante para volcar desechos de langostinos y darle tiempo de adecuarse a la normativa, que prohibió el entierro de la basura.



La situación no cambió: se agudizó de modo alarmante. El basural ya ocupa varios kilómetros cuadrados que se ven desde el aire y quienes suelen andar por la zona haciendo trecking o en bicicleta hace meses que se quejan por los olores nauseabundos.



En FM Tiempo Trelew, Agulleiro explicó que “los residuos de la industria son responsabilidad de quienes los generan. Son las pesqueras las que tendrán que en algún momento remediarlo. Lamentablemente le di dos permisos provisorios a esta empresa para que se adecuara y generar un proyecto para ser aprobado y la empresa, de una manera prepotente y traicionera, nunca lo presentó, presentaron un proyecto de reuso para usar el residuo. Presentaron un proyecto para cavar un pozo, tirar la basura y taparlo. Era un proyecto de basural, pretendían que se lo aprobemos y más allá de la buena intención de generar alternativas, no se podía aprobar”.



Sobre los efectos de arrojar los desechos, explicó que “enterrar en un basural un residuo orgánico y en esos volúmenes afecta al medio ambiente y a los vecinos. Después de 20 años puede dejar un olor putrefacto porque genera gases que afectan gravemente a las poblaciones”.



Se mostró sorprendido de que los errores no se hayan corregido y que la empresa siguiera actuando igual. “Es insólito, no tendría que operar más. Siguen generando eso y tendría que clausurarlo. Se tendría que prohibir a las pesqueras que vayan a tirar ahí. Sí se las puede controlar y exigir que tengan una disposición final adecuada de sus residuos”. Remarcó que “las pesqueras tienen una fuerza un poder de lobby muy fuerte”.



El exfuncionario marcó la distinta vara entre los vecinos y cómo opera el sector empresario. “Enterrar un residuo no está permitido. Todos los vecinos del Valle pagamos un canon Girsu (Gestión Integral Residuos Sólidos Urbanos) nos cobran para darle tratamiento a los residuos y no enterrarlos. Y lo que entierran, lo hacen en un relleno sanitario impermeabilizado, que trata la gasificación. Si todos gastamos para que los residuos sean tratados, la industria tiene que hacer algo similar o mejor”.



Detalló las alternativas que plantearon a las firmas del sector para realizar el tratamiento adecuado de los residuos una vez que se prohibieron los basurales a cielo abierto. “Una forma es procesarlo y hacerlo harina, generar un compost, o tratarlas y hacerlo fertilizante natural. Parte de la rentabilidad la tienen que aplicar para tratar sus residuos para no afectar a la comunidad”. Hoy en Puerto Madryn está la planta para generar harina de pescado con el procesamiento y en Trelew, la Planta Separadora y la fosa de disposición final.



Agulleiro asumió su responsabilidad de haber autorizado provisoriamente los vuelcos y apuntó contra la empresa. “Es frustrante que esto se repita. Me siento un poco responsable por haberle dado el permiso provisorio, nunca se tendría que haber dejado que plantaran la semilla. Siento que la pifié. La industria de Rawson necesita una alternativa. Está bueno que cada lugar genera una situación. Hoy veo que fue una calamidad, se aprovecharon de mi buena fe y me operaron de todas las maneras”.



Si bien Agulleiro destacó el buen trabajo de la subsecretaria de a cargo de Ambiente, Mariana Vega, marcó que desde el Gobierno debería haber una postura más dura para frenar el enorme basural. “El gobernador Mariano Arcioni tiene la buena intención cuando clausuramos los vuelcos de las pesqueras en Madryn, también otra en Rawson que volcaba en el río. Y tiene la buena intención pero en esto se le está escapando la tortuga porque efectivamente es un tema que viene pasando mes a mes y nunca se define”.



Acotó que “Vega viene haciendo un buen trabajo. Sufre las presiones más que yo”. Marcó que quizás con esto están en deuda el Ejecutivo y Ambiente. “Se debe tomar la sartén por el mango y si hay algo clandestino, clausurarlo y no permitir que no traten los residuos pesqueros”.



Descartó la alternativa de volcar al mar los desechos de langostino. “El volumen de residuos de la pesca es grande. Lo que genera todo Trelew no es la mitad de lo que genera la industria pesquera por día. Si lo tiramos generaríamos una afectación enorme”.