PROVINCIA

Un ministro de Arcioni quedó muy complicado en el caso de los retornos


Los fiscales recolectaron información sensible y tomaron declaración a empleados del Instituto Provincial de la Vivienda que sustentan la versión de que el actual titular de Familia habría sido parte del sistema de recaudación de retornos. El exministro Alejandro Pagani también está comprometido.
05/09/2018 02:00

3.963

Se esperan muy fuertes novedades por estas horas en la Causa Revelación, que involucran al ministro de Familia, Martín Bortagaray, y al exministro de Infraestructura, Alejandro Pagani. Luego de la declaración de Diego Lüters, los fiscales Marcos Nápoli y Héctor Iturrioz, de la Unidad Anticorrupción, decidieron ir al Instituto Provincial de la Vivienda.

Lüters, que sigue detenido en la Comisaría 2ª de Trelew, aseguró que Bortagaray –que en la última gestión de Mario Das Neves fue titular del IPV-, le llevaba a Diego Correa, entonces jefe de la Unidad Gobernador, planillas muy detalladas para marcar qué empresas constructoras debían pagar coimas a los funcionarios públicos.

Los documentos que llevaba el exintendente de Dolavon incluían el nombre de la firma, el número del certificado de obra y la explicación del proyecto. El nivel de exhaustividad era tal que Correa le pidió a Pagani que tomara esa planilla como modelo para el sistema de recaudación de retornos.

Positivo

En el IPV, los fiscales hallaron documentación sensible y entrevistaron al personal. Los datos que recogieron sustentan la versión de Lüters y comprometen a Bortagaray, hoy miembro del gabinete del gobernador Mariano Arcioni. Lo mismo sucede con Pagani.

En tanto, ante la posibilidad de salida del ministro de Familia, su par de Gobierno, Federico Massoni, aseguró que no deben sorprender los cambios en el equipo de Arcioni. “Permanentemente tiene que ir monitoreando el trabajo de cada ministro y cuando un Ministerio no funciona, el gobernador debe pedir el paso al costado. Todo el gabinete sabe que la renuncia está puesta a disposición en forma permanente”.

Massoni enfatizó que “en la administración de Arcioni, todos los actos que realizan los funcionarios deben ser transparentes y de cara a la sociedad. Conozco mucho a Martín Bortagaray y seguramente pondrá a disposición absolutamente todo para que se realice la investigación necesaria”.

En cuanto al sumario anunciado al exjefe de la Policía, Luis Avilés, Massoni señaló que, aunque esté retirado, “nunca se deja de ser policía y siempre se encuentran afectados a la normativa. El resultado puede tener implicancias en cuanto a la forma del retiro. Sin perjuicio de esto, quiero aclarar que cuando a una persona se le inicia un sumario, en realidad lo que se le está permitiendo es que ejerza su derecho de defensa”.

El ministro adelantó que “en caso de que se encuentre que tiene responsabilidad, se lo sancionará, más en estos casos que se le quiso enrostrar por parte de uno de los imputados (por Lüters)”.

“Se va a resolver con la mayor dureza en cuanto a la normativa. Recordemos que un jefe de Policía es la representación estricta que tiene la sociedad del orden. No nos podemos permitir que se le enrostre este tipo de delitos sin nosotros hacerle un sumario. Estamos abriendo la posibilidad para que Avilés ejerza su derecho de defensa y transparente cuál fue su gestión”. Resta aguardar el avance de la pesquisa.


Bortagaray Caso Revelación Lüters