PROVINCIA

Comenzó el acampe en el playón de la Universidad

Ayer la tarde colocaron las primeras carpas y la comunidad educactiva de Trelew se organizó con distintas comisiones y turnos rotativos. Mañana está prevista una nueva marcha por la ciudad y no se descartan cortes en las rutas. Ya colectan donaciones de alimentos y leña para pasar las noches.

06/09/2018 02:00

Las carpas que empezaron a montar sobre el playó de la Universidad Nacional de la Patagonia en Trelew.

2.777

Ayer por la tarde se dispusieron las carpas sobre el playón del edificio de aulas de la Universidad Nacional de la Patagonia “San Juan Bosco” Sede Trelew para comenzar el acampe. La medida de fuerza será por tiempo indeterminado hasta que haya respuestas al reclamo por los recortes para la educación pública y las universidades de todo el país. El rector mientras tanto se encontraba en Buenos Aires buscando una salida con las autoridades nacionales.

Ya se están preparando diferentes actividades con el objetivo de visibilizar el conflicto. Mañana a las 18 habrá una nueva marcha por las calles del centro. También se realizarán clases públicas con los docentes, sentadas y no se descarta también cortes de rutas en los próximos días.

Para la organización, se crearon diferentes Comisiones, cada una con distintas misiones: la Comisión de Logística por ejemplo se encargará de recolectar las donaciones de quienes quieran aportar a la causa. Esencialmente piden leña y alimentos no perecederos.

También estarán las comisiones de Prensa, Seguridad y la encargada de Eventos, a través de la cual ya se prepara una exposición con la comunidad educativa donde se muestre todo el trabajo que se hace desde las aulas.

Javier Den Dauw es estudiante de la carrera de Ciencias Políticas. Explicó que “este reclamo es por el recorte que está sufriendo la educación nacional en todos los ámbitos y todas las sedes de las universidades del país. El Presupuesto Nacional desde que asumió Cambiemos ha venido siendo modificado y no actualizado a niveles de la inflación. Lo que implica una disminución del gasto per cápita por los alumnos”.

Afirmó que “con este movimiento estudiantil llevamos al acampe pacífico en virtud que se atrasaron los gastos de funcionamiento de todas las universidades y de la nuestra desde mayo que no se abonan, y las prestatarias de servicios no nos cortan por tener buena voluntad”.

Detalló que “desde mayo las partidas se retienen. Son más de 12.500 millones del pago de servicios a nivel general. Nosotros tenemos un consumo de gas muy importante en las sedes, gasto en combustible y se encarece”.

“Este acampe no se va a levantar hasta que se cumpla el petitorio y la medida de fuerza en principio es eso, hasta que solucione el conflicto universitario o haya señales de progreso no la desidia de hoy”.

Daniel Páez, otro estudiantes de la carrera de Historia, mencionó: “Hubo una asamblea interclaustros, donde se tomó la decisión de realizar el acampe en una votación histórica y como estudiantes avalamos esto. Se permite circulación libre y esto entendemos que será por tiempo indeterminado hasta que se resuelva el no saqueo a la educación pública, para que pague a los docentes lo atrasado de acuerdo a la inflación, hace tres semanas que no tenemos clases”.