SOCIEDAD

Una joven le echa agua con lavandina a los hombres que están con las piernas abiertas


La joven activista rusa Anna Dovgalyuk asegura que en todo el mundo las mujeres luchan contra esta práctica que en el metro de San Petersburgo es muy común. Dovgalyuk la califica como "agresión de género".
26/09/2018 19:16

5.808

La lucha contra el manspreading, término que se utiliza para referirse ala postura que adoptan algunos hombres al sentarse con las piernas abiertasen el transporte público -el despatarre en castellano- está a la orden del día. Nueva York, Japón, Madrid... son algunas de las ciudades abanderadas de la causa: que los hombres cierren las piernas cuando viajen en transporte público.

Sin embargo, su lucha nunca ha llegado a la acción que ha decidido llevar a cabo una estudiante de Derecho y activista rusa,Anna Dovgalyuk, que ha decidido rociar conuna fuerte solución de agua y lavandina a todo hombre que ve con las piernas abiertas en el metro deSan Petesburgo.

La activista asegura que "ante la pasividad del Gobierno ruso" se ha visto obligada a llevar a cabo tan polémica acción "para que todos comprendan qué parte del cuerpo controla el comportamiento de los hombres".

Para ella los hombres con las piernas abiertas se trata de una "agresión de género" que no se puede consentir. "Actúo en nombre de todas las que tienen que soportar las muestras de sus cualidades de macho en el transporte público".

Así que, decidió que había llegado el momento de visibilizarlo. Fabricó una solución"30 veces más concentrada que la mezcla usada cuando se lava la ropa"y recorrió el metro de San Petesburgo marcando a todos aquellos que utilizaban dicha postura.

Según la activista esa era su intención al utilizar tal concentración, que se viera quiénes hacíanmanspreadingya que el líquido "se come los colores de la tela y deja manchas blancas".

En un vídeo publicado por Dovgalyuk se ve todas las acciones llevadas a cabo y el resultado de las mismas. En él se asegura queel líquido fuer vertido a unos "70 ejemplares", y que no sólo se quedará en San Petersburgo, sino que pretende la misma campaña enMoscúyKazán.

La iniciativa no ha sentado muy bien. Son muchos los comentarios de hombres indignados por la polémica acción, mientras que otros directamente amenazan a la activista con acciones legales, e incluso, con agresiones.

Contra las fotos debajo de las polleras

Un tipo de acoso callejero en contra de las mujeres que se ha vuelto común durante los últimos años es el denominado “Upskirting”, aquel en que hombres graban y fotografían bajo las faldas de sus víctimas.

Aburrida de esta aberrante práctica, Anna Dovgalyuk tiempo atrás también decidió realizar una osada protesta en el metro de San Petesburgo. En su provocativa manifestación, la joven levantó su falda en las diferentes estaciones.

“Este video está ‘dedicado’ a todos los hombres que les gusta mirar debajo de las faldas. En nombre de todas las mujeres que se convirtieron en sus víctimas, aquí, ¡miren! Y aléjense de nosotras”, dice en el video que fue grabado como parte de esta campaña.

El video de la osada protesta de Anna Dovgalyuk rápidamente se volvió viral en las redes sociales.


acoso sexual Anna Dovgalyuk polémica rusa Subtes