PROVINCIA

El juez confirmó que en diciembre comienzan las pericias en el pesquero hundido “Repunte”


Familiares de los marineros del pesquero “Repunte” que se hundió frente a las costas chubutenses en junio de 2017 se reunieron con el juez federal de Rawson, Gustavo Lleral, para saber el avance de la investigación.
18/10/2018 02:00

816

 Les confirmaron que a mediados de diciembre la Armada Argentina iniciará las pericias al buque. Fue la respuesta de la fuerza a un oficio del magistrado.
Gabriela Sánchez, hermana del capitán Gustavo Sánchez; su marido Mario Ciasca; Irene Guerrero, esposa del 1º oficial José Omar Arias, su hija Rocío Arias y su cuñada Cristina Guerrero viajaron a la cita en el Juzgado Federal.
El Repunte se hundió 65 kilómetros al noreste del Puerto Rawson. Sus 12 tripulantes eran Gustavo Sánchez (capitán), José Omar Arias (1° oficial de pesca), Horacio Airala (jefe de máquina), Silvano Coppola (1° oficial de máquina), y los marineros Néstor Paganini, Lucas Trillo, Claudio Islas y José Ricardo Homs. También Luis Jorge Gaddi, Fabián Samite, Julio Guaymas e Isaac Cabanchik, engrasadores. Fueron rescatados con vida Trillo y Guaymas y fueron hallados muertos Homs, Gaddi y Coppola. El resto sigue desaparecido.
De la reunión con el juez los familiares se fueron contentos: se designó al buque de investigación científica ARA Austral. “Que las pericias las haga la Armada es muy importante porque las primeras filmaciones las hizo Prefectura y las desestimamos”, explicó Sánchez. “Por el interés que tiene Prefectura y porque denunciamos que dejó salir un barco sin condiciones. Veíamos un interés contrapuesto y no puede ser juez y parte”. El perito de la Armada será el ingeniero Gerardo Bellino.
Los familiares debieron esperar porque, por ejemplo, el juez Lleral fue designado exclusivo para la causa Maldonado. “Hubo muchos meses de retraso. La Armada debió equiparse para este tipo de pericias porque es la primera vez que las hará sobre un pesquero, siempre las hacía Prefectura y se sienta un precedente”, menciona Sánchez. “La Armada debió comprar equipos, aprender a manejarlos y designó gran parte de su presupuesto a la búsqueda del submarino ARA San Juan. Nos dejó rezagados. Las pericias son importantísimas porque lo que denunciamos lo tenemos que probar”, dice la hermana del capitán.
El pesquero está hundido a 53 metros. “No lo podían reflotar porque era muy caro y por imposibilidad técnica. Vemos una diferencia en las respuestas del Estado entre los derechos de un trabajador y los de alguien de la fuerza, cuando se necesitó sacar presupuesto para el ARA San Juan”.
Del empresario propietario del barco no hubo respuesta. Solo les pagó el mes siguiente las dos mareas.  “Las familias de los desaparecidos no tienen certificado de presunción de fallecimiento y eso significa que las viudas no tienen pensión y los hijos no tienen obra social”.
Gabriela advirtió la situación particular de la familia de Arias, que vive en Puerto Madryn. “Su caso es peor porque en Buenos Aires conseguimos que hasta que se tuviera la pensión, hijos y esposas tienen IOMA (la obra social bonaerense), pero en Chubut no lo conseguimos para Irene; su realidad es mucho más compleja que la nuestra en Mar del Plata”. Está sola como única familiar. “Lamentablemente la sociedad no la acompaña. En las marchas la vemos sola con sus hijos; es triste porque es la viuda de un trabajador que salió y el barco no estaba en condiciones. Pido a la sociedad de la zona que la acompañen, porque todo lo que logremos avanzar en seguridad va a ser para los trabajadores de hoy, como los trajes de salvamento que están gracias a nuestra lucha. Si los nuestros los hubieran tenido hubieran tenido otra posibilidad”.  
Gabriela denunció la precariedad con que los marineros salen a mar abierto por el mal estado de los barcos. Recordó otro buque pesquero hundido frente a las costas de Chubut: el Rigel con nueve tripulantes. “Los dos salieron a pescar langostino desde Mar del Plata, eran barcos viejos modificados. Uno se hunde el 17 de junio de 2017 y el otro el 9 de junio de 2018 porque en la locura por el langostino salen en cualquier condición”.  
En cuanto a las responsabilidades, para los familiares “el primero es el empresario porque debe velar por la vida de sus trabajadores; segundo Prefectura Naval y tercero los funcionarios estatales. El Consejo Federal Pesquero es el primer eslabón de la cadena de corrupción ya que permitió la justificación de inactividad de un barco parado, derrumbado en el puerto de Mar del Plata cuatro años”.
Lamentaron la falta de acompañamiento de los gremios pesqueros. “Deben ser los primeros en la lucha y en salir a denunciar estas cosas”. Con el Repunte “el Sindicato Marítimo de Pescadores de Mar del Plata era veedor de los trabajos, estaban implicados y por eso no salen”. Cada día 17 de cada mes marchan por justicia.
Irene Guerrero es la esposa del 1º oficial José Omar Arias, desaparecido. Vive en Puerto Madryn con su familia. Se siente desprotegida. Su marido era jefe de familia y sostén económico. Le escribieron varias cartas al gobernador Mariano Arcioni. “Mis hijas estudian, la mayor está en la Facultad y la otra entra el año que viene”, cuenta. “Le escribimos para que les dé trabajo y puedan seguir sus estudios a pesar del dolor. Nunca contestó”.
Con lágrimas relató que con sus hijas venden ropa, zapatos y pollos para sobrevivir. “Lo que más me duele es no poder juntar la plata para la mayor. Le va muy bien, estudia Radiología y el próximo año comienza las prácticas. Me duele mucho que el Estado la haya abandonado”.#

 


confirman pericias pesquero hundido Repunte