SOCIEDAD

Cáncer de mama: “Tratar de ser feliz aumenta endorfinas y disminuye riesgos”


Paola Price es una médica oncóloga nacida en Trelew que actualmente es vicepresidenta de la Sociedad de Cancerología de La Plata. Menos del 1% del cáncer de mama es hereditario. Recomiendan una mamografía anual. “Tratar de ser feliz y disfrutar lo que se tiene aumenta endorfinas. Hay medicamentos nuevos para tratar el cáncer que son inmunológicos."
19/10/2018 02:00

3.687

Por Lorena Leeming / @loreleeming

Paola Price es profeta en su tierra. Es nacida en Trelew y viene dos veces por año a su ciudad natal, donde tiene a sus padres y sus amigos. Se emociona al hablar de sus afectos. Nada cambió en ella. Excepto haberse convertido en una prestigiosa médica oncóloga, residente en Buenos Aires. Es vicepresidente de la Sociedad de Cancerología de La Plata. Hoy se conmemora el “Día de la Prevención Contra el Cáncer de Mama”, su especialidad. Lidera junto a un equipo de médicos una ambiciosa campaña de prevención que insta a las mujeres a hacerse mamografías para detección temprana. Dice que 1 de 8 mujeres desarrolla la enfermedad. El 95% se cura en estadios tempranos. Junto a una larga lista de recomendaciones sumó una: “hay que tratar de ser feliz. Una persona que está bien anímicamente tiene una mejora en la respuesta inmunológica”.

La prestigiosa profesional concedió una entrevista a Jornada. Además de ser vicepresidente de la Sociedad de Cancerología de La Plata, es miembro de la comisión directiva de AAOC (Asociación Argentina de Oncología Clínica). Hizo su residencia médica en el Hospital Italiano de La Plata, actividades asistenciales en Breast Clinic y es médica permanente del Centro Oncológico Integral desde su fundación. Es investigadora y sub-investigadora en Oncología. Figura además como coautora en diferentes publicaciones en revistas nacionales e internacionales. Pero su principal título es el de “mamá” de Tomy, un hermoso bebé de un año y medio.

“Yo nací en Trelew. Tengo mis padres. Vengo dos veces por año. Tengo mis amigos. Cada vez que vengo me genera algo hermoso. Lo tengo que decir. Me fui a estudiar. Tuve posibilidad de trabajar allá y me quedé”, contó, emocionada, con lágrimas en los ojos. Su vocación y su familia, enlazados en una misma calidad de ser.

Se especializa en cáncer de mama y pulmón. Durante el mes de octubre se realizan diversas actividades ligadas a la concientización y prevención de cáncer de mama. Hoy, 19 de octubre, es justamente “el Día de la Prevención del cáncer de mama”. Esta jornada se manifiesta en las principales ciudades del mundo. Hay monumentos y palacios municipales iluminados de rosa como alusión a la prevención de este cáncer.

La doctora Price explicó que el cáncer de mama es una realidad frecuente en Argentina y a nivel mundial. “Una de cada 8 mujeres lo puede desarrollar. Nosotros somos un país con alta incidencia. Muchos casos nuevos son detectados por mamografía. Estamos relativamente bien con respecto a los países más desarrollados. Pero el problema es que estamos detectando un cáncer de mama más tardío. El tema es que la mujer retarda en consultar o hacer mamografía. Nuestra campaña de prevención es que todas las mujeres sanas tomen conciencia de hacerse la mamografía para detectar tumores pequeños, menores a un centímetro. Ahí se logra el 95% de curación, en estadios tempranos”.

-¿Cuál es la recomendación?

- La recomendación es realizar la mamografía a partir de los 40 años. Y hacérsela todos los años. Lo correcto sería eso. Aconsejamos que a los 35 también se puede hacer un control y luego a los 40 años.

- ¿El cáncer de mama es hereditario?

- No. Menos del 1% son hereditarios. La mayoría son esporádicos. Sí hay factores a tener en cuenta: Si tuvo familiar cercano con cáncer de mama, una mamá, una tía, una prima acercarse a su médico y si requiere o no hacerse un chequeo de control. La mayoría son esporádicos.

- ¿La mamografía del año anterior se considera un documento?

- Tener una mamografía a los 35 años sirve de base. Siempre se debe concurrir con la anterior para hacer comparación y tratar de buscar la mejor calidad de mamógrafo. Los digitales detectan lesiones de hasta 3 milímetros. Es importante dónde ir a hacer la mamografía.

- ¿Se recomienda los equipos con los que se proceden a hacer biopsias?

- Se puede hacer una toma de muestra. Pero eso puede ser guiado por ecografía. Todo procedimiento sobre la mama debe hacerlo un facultativo con experiencia.

-¿ Ha cambiado la conciencia en la sociedad con respecto a lo que significa la mamografía?

- Sí, claro. Ha cambiado en los últimos 10 años. Hacemos campañas de prevención desde la Sociedad de Cancerología. La gente tenía miedo a que se detecte algo dudoso, miedo a morir. Hay que hacerse el estudio para detectar temprano y curarnos. 1 de cada 8 mujeres podemos tener. Se ha perdido el miedo. Ahora son novios o maridos que agarran un folleto para informar a su novia o mamá. Entramos en la conciencia colectiva a la prevención. Hoy en día un gran porcentaje se cura y se puede tener vida saludable. Se puede tener hijos luego de tener un cáncer de mama.

- ¿Qué mujer está más expuesta a tener cáncer de mama?

- Los factores de riesgo son familiar cercano con cáncer de mama. No tener hijos también. Además puede influir el inicio de menstruación más temprana o retiro más tardío. Son factores que pueden aumentar el riesgo. Hay factores que no se pueden modificar. Pero otros sí. Hay que tratar de tener un hábito de vida saludable. Comer frutas, verduras, caminar intensamente 3 veces por semana. Y tratar de ser feliz, una persona que está bien anímicamente tiene una mejora en la respuesta inmunológica y ayuda a combatir diariamente pequeñas mutaciones que se hacen en nuestro organismo y evitan que tengamos cáncer.

- ¿Quiénes conforman su equipo de trabajo?

- Tenemos un grupo de cirujanos, terapeutas y oncólogos. Los tratamos cuando ya tuvo cáncer de mama. Si uno tiene una situación difícil en su vida adversa no está demostrado que tenga más predisposición. Pero tratar de ser feliz y disfrutar lo que tiene, aumenta las endorfinas y ayuda que nuestro sistema nos defienda. De hecho, ahora hay medicamentos nuevos para tratar el cáncer que son inmunológicos, estimulan las defensas. Hecho que valió hace poco el premio Nobel de medicina. Porque se puede actuar en el sistema inmunológico para estimular las defensas del organismo.

- ¿Cómo se maneja la situación de comunicar a una persona que tiene cáncer?

-Es una situación difícil. Pero estamos muy acostumbrados. Algunos pacientes ya saben. Se lo dijo el cirujano. Se los dijo leve o más o menos. Para dejarnos a nosotros la responsabilidad. Hay que informar al paciente qué tiene, qué le puede pasar. Qué no. Cuando el paciente está informado toma su enfermedad de otra manera. El desconocimiento genera angustia y depresión. Lógico que al principio tiene tristeza y miedos por el diagnóstico pero más del 90% sale adelante. No quedan en la depresión. Hay que explicarles lo que tienen. Muchas veces se encuentra con gente que le pasa lo mismo. Tiene que saber qué tiene, lo que se va a hacer y se espera de los pacientes. Eso da seguridad al paciente y lo refuerza del punto de vista inmunológico.


Cáncer Cáncer de mama Paola Price