PROVINCIA

Opinión / No entendieron nada

5.687

Por Comisión Organizadora del ENM Chubut 2019 / Especial para Jornada



A escasos 4 días de finalizado el 33 Encuentro Nacional de Mujeres en la ciudad de Trelew observamos con asombro y desagrado que con motivo del 132 Aniversario de la ciudad, el municipio decide incluir en su grilla de actividades la Elección de la Reina de Trelew, como expresa en su sitio web: “… harán su paso por el escenario las distintas candidatas a Reina de Trelew, se realizará la coronación de la ganadora y habrá un reconocimiento para el “Ciudadano Destacado”.



En una misma oración y haciendo gala de una capacidad de síntesis envidiable, el gobierno municipal deja de manifiesto que no entendieron nada. Las mujeres serán representadas y reconocidas como tales a través de sus cuerpas, pero no estamos hablando de cualquier tipo de cuerpas, no. La Reina será la que más y mejor se ajuste a los cánones de belleza que la violencia sexista y el mercado imprime en nosotras. Para compensar y que todxs queden contentxs ellos, los hombres, también tendrán su reconocimiento. Algún afortunado pilar de la sociedad será coronado como “Ciudadano Destacado”. Qué llamativo, para nosotras la cosificación para ellos la ciudadanización.



La ley 26.485 sancionada en Marzo del 2009 para prevenir, combatir y erradicar todas las formas de violencia de género expresa en su Art 2 los objetivos que persigue (claramente los persigue porque al parecer en este municipio aún no se los alcanza):



a) La eliminación de la discriminación entre mujeres y varones en todos los órdenes de la vida;



b) El derecho de las mujeres a vivir una vida sin violencia;



c) Las condiciones aptas para sensibilizar y prevenir, sancionar y erradicar la discriminación y la violencia contra las mujeres en cualquiera de sus manifestaciones y ámbitos;



d) El desarrollo de políticas públicas de carácter interinstitucional sobre violencia contra las mujeres (1947)



e) La remoción de patrones socioculturales que promueven y sostienen la desigualdad de género y las relaciones de poder sobre las mujeres;



f) El acceso a la justicia de las mujeres que padecen violencia;



g) La asistencia integral a las mujeres que padecen violencia en las áreas estatales y privadas que realicen actividades programáticas destinadas a las mujeres y/o en los servicios especializados de violencia.



Y en su Art 5 define los tipos de violencia y una de las formas descriptas es la Violencia Simbólica: la que a través de patrones estereotipados, mensajes, valores, íconos o signos transmita y reproduzca dominación, desigualdad y discriminación en las relaciones sociales, naturalizando la subordinación de la mujer en la sociedad.



Casi una década ha pasado de la sanción de una Ley tan fundamental para la sociedad argentina en la que una mujer es asesinada cada 30 horas por ser mujer. Por ser considerada objeto dirán muchxs intelectuales sin riesgo a equivocarse.



No es solo la elección de una Reina (no ahondaremos acá en la reproducción del sistema de castas, dominación y subalternidades que implica seguir reconociendo personas en términos de reinas y reyes, príncipes y princesas) es mucho más que eso, es violencia. Es violencia simbólica, es cosificación, es reproducción de estereotipos, es sexismo y es discriminación lisa y llana de doble carril.



Destacar por un lado un tipo de belleza como la única belleza dejando así a las otras miles de cuerpas como lo no bello, como las otras. Destacar a las mujeres como objetos de consumo sexualizados, erotizados, para la contemplación y el goce -no propio por supuesto- de las miradas masculinas o masculinizadas. Por otra parte destacar a los hombres como sujetos sociales de valor para la ciudadanía. Nosotras cuerpas objeto, ellos cuerpos sujetos. Nosotras puro estereotipo mercantil, ellos pura civilización ciudadana.



No es un dato menor que los talleres de activismo gordx y mujeres y políticas del cuerpo desbordaron, la diversidad y disidencia corporal como eje de reflexión y política es ámbito de discusión cada vez más amplio y numeroso, sea somos/son miles las que vinimos a reflexionar y cuestionar sobre cómo el mandato se hace cuerpo y el “capitalismo magro” nos violenta día a día.



A 9 años de sancionada la Ley, a 4 días del 33 ENM y el paso de más de 50mil mujeres gritando Ahora que estamos juntas, ahora que sí nos ven, el patriarcado se va a caer, se va a caer, parece que el municipio de Trelew redobla sus esfuerzos por mantenerlo en pie.



Con una celeridad pocas veces vista lo apuntala cuando lo hacemos tambalear y lo pone otra vez en pie, como a la puerta del “palacio” municipal, una celeridad solo comparable con la desidia para reconstruir La Casa de la Mujer saqueada y destruida en un acto de violencia adoctrinadora.



Sr. intendente Adrián Maderna, las mujeres, lesbianas travestis y trans que conformamos la Comisión Organizadora del 33ENM repudiamos este concursillo de belleza y no por gusto ni por capricho sino porque es VIOLENCIA DE GÉNERO.#