PROVINCIA

Embrujo: dos defensores cara a cara por un audio que se viralizó


Tensión en la audiencia de “El Embrujo”. El abogado Omar López increpó a Matías Cimadevilla por viralizar un audio que involucraba a su cliente, “Tato” Ramón, y al procurador Miquelarena.
26/10/2018 02:00

3.522

Todos los involucrados en El Embrujo hablaron del audio del abogado Matías Cimadevilla que se viralizó por WhatsApp. “Chabón, es recontramil superposta, un defensor López de apellido lo citó a Miquelarena como testigo para que aclare por qué Dual Core le hizo su casa; chabón, más claro echale agua, mandaselo a todos tus contactos porque esto es una bomba”, dice.
El penalista, que defiende a Christian Gisande, hablaba de Omar López. Es el defensor público de Juan Carlos “Tata” Ramón e incluyó al procurador general en una lista de 30 testimonios. Este diario pudo saber que Miquelarena enviará una carta documento a Cimadevilla y lo demandará para que explique las afirmaciones del audio. Está dispuesto a testificar que en febrero de 2016, Ramón hizo obras menores de construcción en seco en su casa de Playa Unión, dos años antes del inicio de la causa.  
Ayer temprano, en la vereda de la Oficina Judicial y antes de la audiencia, varios abogados bromearon con Cimadevilla. “Ya que los medios no lo van a sacar, que al menos se viralice”, se justificó.
Pero en la puerta de la sala de audiencias se cruzó con el propio López, a quien la difusión del material que lo nombra le cayó pésimo y se lo reprochó cara a cara: “Esto lo voy a hablar con los fiscales y lo voy a denunciar en el Colegio de Abogados porque te faltó sentido común. Tenemos un Código de Ética”, le dijo, dedo en alto.
Cimadevilla le contestó, sorprendido: “Se lo mandé a un amigo y no sabía que lo iba a viralizar. Si te parece lo charlamos personalmente porque me parece que estás exagerando. De vos no dije nada y no te perjudiqué”.
López lo interrumpió, muy enojado: “En el mismo audio decís que es para viralizar. ¿Si no sabías para que lo dijiste? No tengo más ganas de discutir con vos, yo me voy a manejar institucionalmente”.
La discusión siguió en esos términos y fue muy fuerte, delante de otros abogados, policías y empleados de la Oficina Judicial. Hasta los imputados se sorprendieron por el tono áspero del cruce que se escuchaba afuera. Un custodio, con delicadeza, cerró la puerta para disimular la discusión. López y Cimadevilla entraron juntos y siguieron enfrascados.  
Más tarde López habló del episodio, sin hacer nombres, y relativizó la importancia de la citación de Miquelarena. “Es una estrategia de esta defensa, no es nada especial ni que hay que buscarle otros condimentos. Es en función de algunos trabajos que Dual Core habría realizado en algunas de sus propiedades”.
-¿Hubo abuso de algunas defensas de tomar este dato para algo más trascendente?
-La verdad que habría que preguntarles. Si fue así fue un uso absolutamente desmedido y fuera de toda ética de parte del profesional que lo haya hecho. Si es así debería actuar el Colegio de Abogados. Soy un profesional que trata de manejarse con la mayor transparencia y dentro del marco del proceso penal, así que todo aquel que haya visto otra cuestión y que lo haya manifestado así, está fuera del sistema procesal.
-¿Esperaba esta repercusión?
-No, de ninguna manera. Por supuesto que no era la idea. Está enmarcado en una estrategia de defensa a los fines de probar determinadas cuestiones, nada más.#