SOCIEDAD

Un grupo feminista adaptó "El Principito": llegó "La Principesa"


Esta edición adaptada de la historia de Antoine de Saint-Exupéry está protagonizada por mujeres y escrita en lenguaje inclusivo. Además, elimina a la icónica serpiente digiriendo a un elefante para mostrar un trato más amable hacia los animales.
26/10/2018 19:24

2.117

Según las propias impulsoras del proyecto Espejos Literarios, los principales motivos que animaron a contar de “otra manera” el clásico de grandes y chicos fueron tales como; la falta de mujeres protagonistas; la perpetuación de estereotipos de raza, género y orientación sexual; la falta del lenguaje inclusivo y “un largo etcétera”.

Publicado en 1943 y considerado uno de los diez libros más leídos de la historia del Siglo XX, quedará de lado por la nueva trama de esta versión. Pues la “Principesa” será una aviadora y la serpiente ya no se comerá a un elefante sino que se traga un volcán.

El proyecto español Espejos Literarios busca “reformular las obras maestras de la literatura para dotar de significado a su carácter universal”.

Dicen además explicar que con este material “La Principesa es más que una simple traducción de género; es una obra reescrita a través de un nuevo universo de personajes que respeta lo esencial de la obra original. Eso que para Saint Exupéry es invisible a los ojos. El público infantil y adulto que lea La Principesa acompañará a nuestra aviadora protagonista en su redescubrimiento del amor y la amistad a través de su pequeña amiga de cabellos violetas, viajando a planetas donde los oficios son desempeñados indistintamente por hombres y mujeres, y donde los animales reciben un trato un poco más amable que en la obra original”.

De hecho, la equidad que mantendrá la historia será de un 60% y 40% en los personajes femeninos y masculinos, respectivamente.

Las autoras dicen que en la “adaptación” hay “una tríada de protagonistas (principesa, aviadora y clavel) que invierte los modelos tradicionales de género en la literatura”.

Y además de la paridad y el lenguaje inclusivo ya mencionados se incorporan “algunas referencias ocultas a figuras históricas femeninas”, a la vez que se eliminan “algunas referencias directas o indirectas a la raza, país o religión de los personajes para crear una historia más universal”, detallan.