PROVINCIA

“La demanda de vivienda en Comodoro es muy grande y la respuesta no alcanza”

Martín Iparraguirre explicó que en esa ciudad hay 800 casas en ejecución pero no es suficiente. Advirtió: “Se acumularon problemas sin resolver”. Creció el recupero de las cuotas pero quieren mejorar los índices todavía más.

19/11/2018 02:00

Iparaguirre explicó el escenario.

822

El delegado del Instituto Provincial de la Vivienda en Comodoro Rivadavia, Martín Iparraguirre destacó el proceso de recuperación del organismo y la planificación que se tiene en esta nueva gestión. Hay más de 800 viviendas en proceso de ejecución en la ciudad, aunque reconoció que demanda supera la oferta disponible.

Dijo respecto a las medidas que se implementan para recuperar casos de incumplimientos de cuotas: “Se hacen constantes refinanciaciones y cancelaciones totales de deudas, fortaleciendo de esta manera la recuperación de los recursos”, explicó Iparraguirre.

“Tenemos casos de barrios casi enteros que no pagan las viviendas adjudicadas y con ese dinero el mismo Instituto podría contar con su propio espacio y poder dar mayores respuestas y sería un acto de justicia con los que no tienen casa.

“La delegación –dijo Iparraguirre- ha pasado por una situación que afectó seriamente el funcionamiento de la misma y al mismo tiempo, se han acumulado problemas sin resolver, agravando algunas situaciones que tienen todo el peso de la demanda social y económica de los inscriptos en el registro” remarcó Iparraguirre quien admitió que al momento de asumir no había vehículos ni suficiente recurso humano.

“Estamos –agregó- diseñando un esquema nuevo de organización de trabajo y queremos comenzar a trabajar con más orden, estructura jerárquica, objetivos y programas de manera tal, que frente a la gran demanda que hay que cumplir, al menos ir por temas para resolver y no dejarnos atropellar por la cantidad de obligaciones dispersas” resaltó.

Iparraguirrre afirmó que “la delegación de Comodoro Rivadavia en demanda es la mitad al equivalente de toda la provincia y se suman siete localidades de la zona sur que dependen de nosotros. La delegación tiene la tarea de observar situaciones irregulares, registrar los barrios en marcha, controlar proyectos nuevos que están por ser entregados y para todo esto se necesita tener un registro, depurar los padrones, entre otras tareas. A esta situación la conocen las autoridades del Instituto y nos han ofrecido el máximo apoyo para progresar y salir de esta situación de estancamiento que la delegación tiene pese al esfuerzo de su personal”.

“Hoy con ese mismo personal y algunas incorporaciones que vamos a plantear, estamos diseñando un esquema nuevo de organización de trabajo” dijo Iparraguirre agregando que “queremos comenzar a trabajar con más orden, estructura jerárquica, objetivos y programas de manera tal, que frente a la gran demanda que hay que cumplir al menos ir por temas para resolver y no dejarnos atropellar por la cantidad de obligaciones dispersas”.

Y respecto al trabajo que a diario, realiza el organismo destacó la tarea del personal en las distintas áreas. “La delegación atiende en forma constante la demanda de la comunidad, verifica padrones, realiza trabajos de visita social y trabaja codo a codo con las áreas sociales, registros, recupero de fondos, cobros hipotecarios” destacó el arquitecto, mencionando que “la demanda de vivienda en la ciudad es muy grande”.

“Actualmente hay 19.000 familias inscriptas que necesitan vivienda, de esa cifra hay que hacer depuración de padrones pero la respuesta del Instituto para toda la provincia no alcanza” dijo el delegado, remarcando que “el Instituto se ha fijado dos objetivos: la recuperación de recursos y de las deudas que los beneficiarios tienen con el IPV”.

Respecto a la tarea dispuesta para el pago de cuotas atrasadas, Iparraguirre indicó: “En la delegación de Comodoro y en toda la provincia se están extremando los criterios y los sistemas de trabajo para hacer el control de la deuda, el recálculo de las mismas para proseguir con la facturación y el cobro. El cobro ha aumentado en el conjunto de la provincia y esta es una tarea que queremos aportar desde Comodoro”.

En la vereda opuesta, el IPV también premia mensualmente a las familias que se encuentran al día con el pago de sus viviendas. “Mejorar la herramienta de trabajo, ordenar los temas pendientes que quedaron sin resolver o son conflictivos y resolver temas de arrastre son los objetivos propuestos para brindar una mejor prestación de servicio de la delegación a la comunidad” finalizó.