PROVINCIA

Souza violó la prisión domiciliaria para visitar a Mac Leod y volverá a la cárcel


El GPS de la tobillera reflejó que la imputada se desvió del recorrido que debía cumplir por orden judicial. Su novio dijo que en realidad, él visitó a la pareja de Correa y que Souza se quedó en el coche. No le creyeron y regresa a una comisaría.
08/12/2018 02:00

1.478

El juez Sergio Piñeda revocó el beneficio de la prisión domiciliaria de Daniela Souza, imputada por El Embrujo. Estaba autorizada a concurrir regularmente a su psiquiatra pero en el trayecto de vuelta se desvió del recorrido y se detuvo por unos minutos en la casa de Natalia Mc Leod, otra de las acusadas.

Souza obtuvo la domiciliaria con un hábeas corpus que presentó en su momento por las malas condiciones de detención de las mujeres en la Comisaría 1ª de Trelew, en setiembre. El juez actuante en ese momento, Marcelo Nieto Di Biase, estableció que tenía habilitada sólo la salida al tratamiento con el psicólogo y ordenó colocarle la tobillera electrónica con seguimiento por GPS.

El fiscal Omar Rodríguez pidió revocar la medida y citó al juez Di Biase: “Le dijo que la pulsera tiene un rango de alcance de 70 metros, olvídense de ese rango, el arresto es de la vereda para adentro de su casa. Si tengo conocimiento que salieron de la reja hacia afuera de su casa, revoco la medida inmediatamente, ingresan en prisión en las condiciones que se puedan conseguir, será Telsen, será Comodoro, será donde tenga que ser. Si tienen un inconveniente médico, avisen inmediatamente a la policía o a un familiar para avisar al defensor, pero ustedes no salen. Si salen es porque ustedes se están casi muriendo porque si no, les puedo asegurar que les revoco la medida”.

Sobre las condiciones de detención de Souza, Nieto Di Biase le dijo en esa audiencia que los jueves “usted se va a trasladar en el momento del turno directamente, sin escala en ningún lado, ningún kiosco, porque queda registrado el circuito que realiza, directamente al lugar de asistencia y vuelve a su domicilio”.

Rodríguez citó un informe del Centro de Monitoreo del GPS de la tobillera electrónica, que le comunica que Souza se desvió del camino impuesto por orden judicial y fue a casa de Mc Leod. “Luego regresó al domicilio donde está arrestada”.

El defensor público Damián D’Antonio explicó que varios familiares y amigos de Souza la llevaron en sus vehículos a la consulta médica. En esta ocasión fue su novio, Sebastián Olave, quien se detuvo frente a la casa de Mc Leod y permaneció allí por unos minutos.

En la audiencia Olave declaró. Confirmó que en el trayecto de vuelta se desvió a la vivienda de Mc Leod, pero que fue él quien descendió del vehículo y dialogó con la pareja del también detenido por la misma causa, Diego Correa. Según Olave, llevó a Souza en varias ocasiones a la consulta con el psiquiatra. “Cuando volvíamos, como a Natalia la conozco de adolescente porque salíamos también en esa época, justo vi que me quedaba de pasada así que paré, toqué el timbre y cuando salió le dije que pasaba a tomar unos mates”. Según su explicación, dejó a Souza en su casa y volvió a lo de Mc Leod, donde estuvo una hora y media.

En su resolución, el juez Piñeda decidió que Souza vuelva a una Comisaría. “La responsabilidad a quien se le impuso esta medida es a la señorita Souza, es ella la que debe cumplir con la directiva ordenada por Di Biase”.

“Supongamos que lo que dijo el testigo fuera de buena fe, pero lo voy a eximir y no lo voy a analizar; sí voy a analizar la conducta de la señorita Souza porque la imposición fue a ella, no a terceros. Acá se trata de poner en cabeza de un tercero algo que Souza debería haber advertido, porque tenía un GPS que marcaba un desvío”. Fue una situación en la que Souza “debería haber informado inmediatamente y ponerse en contacto con la defensa para decirle lo que pasaba. Estamos en tal lugar, me desvié. Pero esto no ocurrió”.

“Encima se le trata de poner en cabeza de la persona que la llevó como responsable y usted sabía, porque Di Biase dijo que si salía a la vereda la iba a mandar hasta Telsen, cuál era la consecuencia”.

“Era usted (por Souza) quien debía tomar los recaudos de una orden de un juez, no este muchacho que vino u otras personas que hayan ido, porque encima estaba autorizada por Di Biase a que se traslade por sus propios medios”, concluyó el magistrado en su decisión. #