PROVINCIA

Una noche en la Milla 200, controlando a 350 pesqueros extranjeros al borde de la ilegalidad


Diario Jornada en el límite de la Zona Económica Exclusiva del Atlántico Sur.
24/01/2019 10:26

8.842

La imagen no es nueva pero no deja de sorprender: varios cientos de barcos pesqueros extranjeros en medio de la noche, apostados al borde las aguas jurisdiccionales argentinas y con sus luces a pleno pescando en el límite de lo legal y lo ilegal.

Se trata de una virtual ciudad de barcos pescando a mansalva y, en muchos casos, esperando la oportunidad para ingresar en el medio de la noche de manera ilegal a la Zona Económica Exclusiva del Atlántico Sur para depredar el recurso de los argentinos.

Desde la altura de Bahía Blanca y hasta bien al sur del país, la Milla 200 (ubicada a 370,4 kilómetros de la costa argentina) es una extensa frontera compuesta por embarcaciones de todo tipo, la mayoría con banderas de países asiáticos y europeos, con tripulaciones de nacionalidades de todo tipo y casi siempre al borde de la ilegalidad.

 
Jornada en el P-3B Orion
 
El último viaje de control del espacio marítimo fue realizado el miércoles por la noche y un reportero gráfico de Diario Jornada, Daniel Feldman, fue testigo privilegiado de un vuelo que se extendió por más de cuatro horas en incluyó un primer tramo en línea recta desde la Base “Almirante Zar” de Trelew hasta la Milla 200 a la altura de Península Valdés.

Poco después, el avión P-3B Orion de la Armada Argentina enfiló hacia el sur, a la altura de Comodoro Rivadavia, en donde se encontró la mayor concentración de embarcaciones pesqueras de todo tipo y tamaño: alrededor de 350 barcos en el límite de la Zona Económica Exclusiva.

El vuelo incluyó, además, maniobras de adiestramiento (conocidas como “toque y siga”) en el Aeropuerto “General Mosconi” de Comodoro Rivadavia. Se trató de seis “toque y siga”, que consiste en una maniobra de “aterrizaje” en la que se toca la pista y luego se retoma el vuelo.

El Orion de la Armada Argentina salió a este operativo con 17 tripulantes (dos pilotos, ingenieros de vuelo, técnicos, mecánicos y operadores), más el fotógrafo de Diario Jornada.

Durante el viaje se pudo observar a decenas de barcos que estaban “amadrinados” por buques factorías, en los cuales descargan el producto de la pesca para ser procesado. También hay barcos tanque que les suministran combustible, comida, pertrechos y, en algunos casos, hasta cambian la tripulación.


Milla 200 pesca pesqueros