PAÍS & MUNDO

Brasil: al menos 7 muertos y más de 200 desaparecidos por una avalancha de lodo


Ocurrió en la localidad de Brumadinho, en el estado brasilero de Minas Gerais. Tras una avalancha de lodo generada por la rotura de una represa y el desborde de otras dos que contenían residuos minerales de la compañía Vale, la mayor productora mundial de hierro. Localizaron 100 personas en una planta sepultada.
25/01/2019 21:20

1.976

Unas cien de las 300 personas que trabajaban en la planta de la minera brasileña Vale sepultada por desechos minerales tras la ruptura de una represa de esta compañía ya fueron localizadas y están fuera de peligro, afirmó el presidente de la mayor productora mundial de hierro, Fabio Schvartsman.

"Contábamos con unos 300 trabajadores en esa planta, pero no sabemos cuántos estaban en el lugar en el momento del accidente, aunque ya localizamos a unas 100", afirmó el ejecutivo en una rueda de prensa en Río de Janeiro, adonde llegó este viernes procedente de Europa.

"Tampoco sabemos cuántos estaban en el restaurante de la planta, ya que era hora de almuerzo, ni cuántos en una de las edificaciones de la administración", agregó el presidente del gigantesco minero tras admitir que ambos predios quedaron sepultados.

En tanto, el alcalde de Brumadinho, Avimar de Melo, dijo en una entrevista a Globonews que ya se han encontrado siete cuerpos entre los desechos de la represa que se rompió en Brumadinho; mientras que el Cuerpo de Bomberos de Minas Gerais estima que unas 200 personas seguían desaparecidas.

Una de las represas de Vale, en jurisdicción de Brumadinho, al sudeste de Brasil, se rompió hoy y un río de lodo destruyó algunas casas próximas a un poblado vecino.

El periódico brasileño Folha informó en su página web que los residuos alcanzaron un área administrativa de la empresa donde había trabajadores y también a la comunidad Vila Ferteco.

Según los residentes de la región, el área afectada tiene alrededor de 1.000 habitantes; y sólo una de esas represas, que se encuentra en el Corrijo del Frijol, tenía un volumen de 12,7 millones de metros cúbicos de desecho de minería.

Una cuarta represa que tiene agua pero no tiene desechos era monitoreada y se informó que 13 millones de metros cúbicos de desechos fueron liberados en el arroyo de la región.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, quien tiene previsto visitar el lugar de la tragedia mañana, afirmó que la mayor preocupación del Gobierno en este momento es atender a las eventuales víctimas de la "grave tragedia".

"Lamento lo ocurrido en Brumadinho-MG, determiné el desplazamiento de los ministros de Desarrollo Regional y Minas y Energía, así como nuestro secretario nacional de Defensa Civil para la Región", escribió el presidente Jair Bolsonaro en las redes sociales.

Según mostraron las imágenes de televisión, el río de lodo tras la ruptura del dique arrasó diversas viviendas, vehículos y objetos que ha encontrado a su paso.

De acuerdo a informaciones recogidas por el diario local 'O Globo', al menos cuatro personas fueron ingresadas en un hospital cercano, sin que se haya informado sobre víctimas mortales.

Defensa Civil estaba trabajando en la zona en busca de posibles víctimas y ordenó la evacuación de los residentes.

Por su parte, la empresa que gestiona la presa, Vale, anunció la activación de un plan de emergencia. "La prioridad absoluta de Vale, en este momento, es preservar y proteger la vida de los empleados y los integrantes de la comunidad".

La minera Vale, la mayor exportadora de hierro del mundo, admitió que el accidente puede haber dejado víctimas.

Unas cien de las 300 personas que trabajaban en la planta de la minera brasileña Vale sepultada por desechos minerales tras la ruptura de una represa de esta compañía ya fueron localizadas y están fuera de peligro, afirmó el presidente de la mayor productora mundial de hierro, Fabio Schvartsman.

"Contábamos con unos 300 trabajadores en esa planta, pero no sabemos cuántos estaban en el lugar en el momento del accidente, aunque ya localizamos a unas 100", afirmó el ejecutivo en una rueda de prensa en Río de Janeiro, adonde llegó este viernes procedente de Europa.

"Tampoco sabemos cuántos estaban en el restaurante de la planta, ya que era hora de almuerzo, ni cuántos en una de las edificaciones de la administración", agregó el presidente del gigantesco minero tras admitir que ambos predios quedaron sepultados.

"Había empleados en el área administrativa, que fue afectada por los residuos, indicando la posibilidad, aún no confirmada, de víctimas", informó la minera en un comunicado.

El incidente se produce tres años después de que la ruptura de los diques de la minera Samarco, controlada por Vale y BHP Billiton, provocara la mayor catástrofe ambiental de Brasil, que causó 19 muertos por un vertido de residuos minerales también en el estado de Minas Gerais.

La tragedia de entonces generó una ola de siete millones de metros cúbicos de residuos minerales (níquel, sílice y hierro), mezclada con otros 55 millones de metros cúbicos de agua.

El ministerio de Relaciones Exteriores de Argentina emitió esta tarde un comunicado en el que "expresa su pesar y condolencias al Gobierno y al pueblo del Brasil por las numerosas víctimas fatales que provocó el colapso de un dique de contención de residuos de la minera Vale, en la localidad de Brumadinho, estado de Minas Gerais".

"La Argentina se solidariza especialmente con los familiares de las víctimas, y hace votos para que los principales afectados pronto puedan retornar a sus hogares y por la recuperación de los heridos", completa la nota.


Minas Gerais mineras