ECONOMÍA

Por la devaluación, en Chubut se derrumbó el sector inmobiliario y se rompieron contratos


A partir del salto del dólar en abril pasado, se paralizó la actividad y se cayeron muchas de las operacionesque estaban en marcha. Hoy se estima que para llegar a una venta las propiedades deberían bajar la tasación en dólares hasta un 20%. Qué se espera para este año.
17/02/2019 02:00

1.038

El año que pasó para el sector inmobiliario de Chubut se puede dividir en dos partes separadas tajantemente. Antes y después de la disparada del dólar. Hasta ese entonces la venta de inmuebles y la disposición de los créditos hipotecarios “volaba”. Pero la devaluación que se comenzó a sentir a partir del mes de abril con fuerza modificó todos los planes. De los inversores, quienes venden y fundamentalmente de los compradores.
A partir de mitad de año se generó una suerte de “cepo inmobiliario”. Quien vendía no estaba dispuesto a bajar sus pretensiones en dólares y quien compraba estaba sobreendeudado y sin la posibilidad de hacer frente a las cuotas de los préstamos. Ello terminó con una fuerte caída de las operaciones y rotura de contratos vigentes.
En promedio desde el Colegio de Corredores Inmobiliarios de Chubut estiman que las propiedades tasadas en dólares retrocedieron entre un 15 y hasta un 20 por ciento. Ya que de lo contrario hoy no encuentran mercado, teniendo en cuenta que la divisa extranjera avanzó más de un 100% durante 2018, más que cualquiera de los precios de la economía doméstica.
El titular del Colegio de Corredores Inmobiliarios, Walter Kobak, definió las características de lo que fue un año “duro” para el rubro. “Hasta abril de 2018 se venía vendiendo muchísimo, todo lo que entraba se vendía porque con los créditos UVA fueron un éxito. Se vendió mucho más que cualquier de los años que recuerden y fue un tremendo éxito. Pero lógicamente después de la devaluación del dólar todo se empezó a disparar, en las propiedades usadas los dueños no querían bajar el valor en dólares entonces nadie llegaba con los créditos a esos valores y se empezaron a caer operaciones que estaban cerradas”.
Fueron muchos los contratos que se rompieron, y por lo general primó la voluntad de la pata vendedora teniendo en cuenta el cambio de contexto. Por ello aquellos que señaron una propiedad y sufrieron el cambio abrupto de la coyuntura, les fue devuelta en algunos casos íntegramente, en otros una parte, de acuerdo al acuerdo particulares entre las partes.
“Fue bastante complicada la situación para todos, sobre todo para los colegas inmobiliarios que solamente manejan compra venta de usados o terminados. A todos estos colegas que tenían la mercadería parada y no le sirve a nadie porque el propietario se empieza a poner nervioso porque tiene eso que no se vende y se pregunta porqué y no es una situación deseable para nadie”, sostuvo Kobak.
El empresario remarcó que “en mayo, junio, los primeros meses después de la devaluación hubo muchísimos contratos que se cayeron porque no había forma de solucionarlo, no llegaban, por más que el propietario necesitaba vender y era mucho lo que tenía que bajarlo en dólares para poder concretar la operación y prefería esperar”.

Ventas al pozo un éxito

La excepción fueron las propiedades vendidas al pozo, ya que fueron un mecanismo de inversión para aquellos que estaban capitalizados en dólares. “En la parte que siguió funcionando bien son los edificios al pozo, que son los que se venden en construcción, porque siempre estuvieron en pesos, y entonces esto de que el dólar se haya ido tan arriba hizo que las propiedades al pozo queden muy baratas para el que tenía ahorros en dólares y eso empezó a funcionar muy bien desde junio y julio y los que hacemos edificios y vendemos eso no cayó, sino al contrario”.
Frente al problema de la dolarización de los inmuebles, se está trabajando en la instrumentación de una cotización a través de la unidad de medida UVA. Chubut forma parte de la Federación Inmobiliaria de la República Argentina.
“Agrupa a 23 colegios y cámaras de todo  el país y el interior. No capital Federal. Y decidimos que empecemos a tasar todo en UVA. Porque lo que tiene de bueno es que se va actualizando y es bastante real, es muy verdadero la actualización, que es la unidad de valor adquisito por los que se hicieron los créditos”, explicó el directivo de Chubut.
En cuanto a su aplicación, por ahora existe una concientización y una recomendación de la Cámara Inmobiliaria para que este funcione en Chubut y no esté atado a los valores del dólar, que con las fluctuaciones producto de desacoples financieros termina perjudicando severamente el mercado.#

 


Chubut derrumbó devaluación sector inmobiliario