POLICIALES

Otros dos casos de femicidios en la Argentina


Carmen Alejandra Luján, una joven de 30 años fue asesinada por su amigo que estaba obsesionado con ella. La mató de dos balazos en la cabeza. Ocurrió en la localidad de Caseros. El otro hecho ocurrió en Misiones e involucró a Fiorella Itatí Aghem, de 20 años. La jovencita era buscada desde el jueves pasado. Fue hallada este lunes el el campo del novio, estrangulada y golpeada. El joven fue detenido.
04/03/2019 18:52

5.494

Una empleada ferroviaria fue asesinada a balazos en la cabeza dentro de su departamento de la localidad bonaerense de Caseros, y por el femicidio quedó detenido un amigo de la víctima que aparentemente estaba obsesionado con ella, informaron este lunes fuentes policiales.

El hecho ocurrió el domingo en Amadeo Sabattini al 4700, casi esquina Lisandro Medina, en la mencionada localidad del partido de Tres de Febrero, donde vivía la víctima, identificada como Carmen Alejandra Luján (30).

Fuentes policiales informaron a Télam que la investigación comenzó cuando familiares de la mujer que trabajaba como empleada en el ferrocarril San Martín llegaron al departamento en el que residía.

Dado que Luján no respondía los llamados, entraron al edificio y al llegar al quinto piso notaron que la puerta de su entrada estaba entornada, lo cual llamó la atención debido a que ella siempre dejaba cerrado con la llave puesta.

Según las fuentes, la familia ingresó al departamento y en el dormitorio encontraron a la mujer fallecida sobre un charco de sangre.

Efectivos de la comisaría 1ra. de Tres de Febrero fueron alertados y arribaron al lugar a los pocos minutos, tras lo cual constataron que la víctima presentaba orificios de impacto de bala en ambos parietales del cráneo.

El personal policial comprobó también que en el departamento no había desorden y que Luján había armado las valijas ya que hoy iba a viajar de vacaciones a Cuba, añadieron las fuentes.

Con estos datos, los pesquisas descartaron desde un principio el intento de robo y se centraron en que el autor material del crimen podría haber sido algún conocido.

Al respecto, los familiares de la empleada ferroviaria contaron a los detectives que la mujer tenía un amigo que aparentemente se había obsesionado con ella y que tenía las llaves del edificio y de la vivienda de Carmen.

Además, la Policía estableció que ese hombre había estado por la mañana en el domicilio de la mujer asesinada, dijeron los voceros.

Los efectivos comenzaron la búsqueda del sospechoso, identificado como Sergio Elvio Fernández (35), quien se entregó el domingo mismo en el barrio porteño de Parque Patricios ante personal de la Policía de la Ciudad.

En poder del acusado, los uniformados le secuestraron un revólver calibre .32 sin numeración que tenía seis cartuchos en el tambor, dos de los cuales estaban percutados, por lo que para los investigadores eso coincidía con las heridas encontradas en su cabeza.

Tras su aprehensión, Fernández había quedado a disposición del Juez Nacional en lo Criminal 14 Ricardo Farías, quien se desentendió de la causa y lo remitió a la seccional de Tres de Febrero.

El hecho es investigado por la fiscal Marcela Acosta, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 del Departamento Judicial San Martín, la cual dispuso que se realizara la autopsia correspondiente.

"El que conoce a Carmen sabe que con 'Teco Fernandez' no había relación amorosa sino amistad, esa amistad asesina que él no pudo soportar", publicó una hermana de la víctima en Facebook, quien agregó: "No se lo esperaba, ella como todos nosotros lo veía como un hermano y el hijo de puta la mató".

Otra mujer la recordó en esa red social y pidió que se haga "Justicia" por el crimen de Luján.

"Que se haga justicia por tu muerte, no merecías morir así de esta manera. Gran compañera de trabajo, gran persona siempre sonriente y riéndote de todo, poniéndole tu buena onda", recordó una mujer en esa red social.

Con este crimen, durante lo que va del año se cometieron al menos 36 femicidios registrados en todo el país.Triste final para FiorellaFinalmente la historia de la desaparición de Fiorella Itatí Aghem, de 20 años, tuvo el peor de los desenlaces.Todo comenzó con ladenuncia radicada por Mercedes Pereira Gómez, madre de la estudiante universitaria,a raíz de su desaparición. Ésta desembocó en la búsqueda de la misma, pero no fueron ni los familiares ni los policías quienes dieron con ella, sinoque un hombre que trabajaba en una plantación de yerba ubicada en un sector conocido como La Ripiera, a unos ocho kilómetros del centro de San Vicente, halló el cuerpo ya sin vida de la joven.Apenas reaccionó tras el terrible hallazgo, el trabajador dio aviso a la comisaría local. Una vez al tanto, pasadas las 12.30 de este lunes, una comisión policial encabezada por el jefe de la UR-VIII y el juez de Instrucción 3, Gerardo Casco, acudió al sitio y constató queel cuerpo de la joven, vestido con las ropas que llevaba la última vez que la vio su familia, estaba entre plantas de yerba en posición decúbito dorsal, con un cable a la altura del cuello y el rostro desfigurado.Personal de Criminalística dela UR-VIII y el médico policial realizaron la tareas de rigor en el lugar y en la victima la que por orden del juez interviniente luego de ser reconocida por sus familiares será trasladada a la Morgue Judicial de Posadas para la autopsia.AllanamientosPrevio al hallazgo de Fiorella, muerta y abandonada en una plantación de yerba, las investigaciones permitieron saber que en la Comisaría de la Mujer de San Vicente la muchacha había radicado una exposición y denuncia por violencia, contra su expareja de 21 años, por lo cual éste contaba con una prohibición de acercamiento.Con el fin de saber si el muchacho tenía datos acerca del paradero de Fiorella, los investigadores trataron de localizarlo, pero sólo pudieron establecer queel viernes 1 de marzo el joven había cruzado a Brasil en compañía de allegados por la aduana de El Soberbio, para participar en un encuentro de jeeps en Horizontina, Rio Grande Do Sul.Los pesquisas continuaron buscando a Fiorella. Solicitaron colaboración de la Brigada de Canes con los que se realizaron rastrillajes en dos lotes, propiedad de la familia del joven, los que arrojaron resultados negativos. Luego se allanó su vivienda y se procedió a la incautación de tres vehículos, dos camionetas Ford Ranger y un Peugeot 206 los que fueron sometidos al examen de luminol.Una de las camionetas dio positivo al reactivo que detecta manchas de sangre. Apenas el joven regresó a San Vicente fue demorado, esta mañana a las 10.30.El resto ocurrió a los pocos minutos,el cuerpo de Fiorella fue hallado y el juez Casco ordenó que permanezca detenido el sospechoso. Por la conmoción, las autoridades reforzaron la guardia de la División Traslado de Detenidos de la UR-VIII ante el temor a la reacción de los vecinos.(Primera Edición de Misiones)


Caseros femicidio Misiones Ni una menos