SOCIEDAD

Pánico en Rosario por el regreso de las palometas

En pleno fin de semana largo de Carnaval, las palometas volvieron a ser noticias. Bañistas de Rosario sufrieron este fin de semana el ataque de estos voraces peces en la costa del río Paraná.

04/03/2019 20:35

La voraz palometa volvió a hacer de las suyas en el río Paraná.

1.482

Al menos tres personas debieron ser atendidas por las mordeduras. En todos los casos presentaban heridas en los miembros inferiores, aunque ninguna de gravedad. Lo ataques ocurrieron en la costa norte de la ciudad. Especialistas marcaron que la bajante del río, una mayor temperatura en el agua y el desove de la especie pudieron ser factores para explicar los episodios.

Los heridos fueron atendidos en los puestos sanitarios dispuestos sobre la costa. Casos semejantes se registran en esta época con cierta recurrencia. El 25 de diciembre de 2013 se dio incluso un ataque masivo: 70 personas debieron ser tratadas tras ser atacadas por un cardumen en la zona de la Rambla Catalunya, uno de los balnearios más populares de la costa rosarina. Siete menores fueron atendidos aquel año, algunos con cuadros severos: una niña sufrió la amputación de una falange del meñique izquierdo y un chico una fractura expuesta.

Desde el Sindicato de Guardavidas de Rosario advirtieron que el ataque de palometas es normal porque se trata de una especie que está en su hábitat. Aunque durante todo el año se registra la presencia de estos peces en el río Paraná, generalmente se encuentran en aguas más profundas. El cambio de algunas condiciones provoca el corrimiento a la costa.

Las palometas son voraces y carnívoras, pero no suelen atacar a organismos vivos de mayor tamaño. El desplazamiento para buscar alimento por el cambio de temperatura o un mecanismo de defensa en épocas de reproducción podrían ser motivos para el ataque.

En Rosario se habían conocido ataques al finalizar el invierno. En septiembre del año pasado un muchacho sufrió heridas mientras practicaba kite surf. En los ríos Paraná, Uruguay, Paraguay, Pilcomayo y Río de la Plata habitan distintas especies de palometa. Algunas suelen buscar aguas calmas.