SOCIEDAD

El "Almirante Irizar" pasa por Ushuaia en el final de la campaña antártica


El rompehielos Almirante Irizar se reabastece en la ciudad de Ushuaia para iniciar la última etapa de la Campaña Antártica de Verano (CAV) 2018/2919, según confirmaron fuentes de la Armada Argentina.
26/03/2019 11:16

654

 


   El barco que permanece desde el último sábado en el puerto de la capital fueguina, navegó 4.805 millas náuticas en un período de 37 días, cumpliendo en tiempo y forma con el itinerario original planificado por el Comando Conjunto Antártico para la segunda fase de la CAV, precisaron las fuentes.

   La embarcación comandada por el capitán de navío Maximiliano Mangiaterra fue recibida en Ushuaia por el Comandante del Área Naval Austral, Contralmirante Eduardo Antonio Traina, y hoy será recorrida por la gobernadora de Tierra del Fuego, Rosana Bertone.

   “Durante esta etapa hemos cumplido con el reabastecimiento de las bases Carlini, Orcadas y Marambio, y con el cierre de las bases temporarias Primavera y Petrel”, explicó el capitán de Navío Carlos María Allievi, comandante del componente naval del Comando Conjunto Antártico.

   Allievi destacó también “el grado de entrega, esfuerzo y voluntad de las mujeres y los hombres del Comando, que han desarrollado una tarea muy eficiente y con un alto nivel de sacrificio, teniendo en cuenta las inclemencias climáticas y la particular característica de la zona donde estamos operando”, señaló en declaraciones oficiales.

   El Irizar zarpó de la Dársena “E” del puerto de Buenos Aires el 16 de febrero, para continuar con el abastecimiento general de las bases argentinas en la Antártida y con las tareas de relevamiento de las dotaciones y repliegue de personal militar, civil y científico.

   A bordo del rompehielos se transportaron víveres, materiales de construcción, equipamiento para el trabajo diario, carga frigorizada, generadores de electricidad, tambores de aceite, anticongelante, JP1 (combustible para aeronaves) y gasoil antártico. 

   También se replegaron barriles de residuos de las bases, que se generaron en la invernada pasada y durante el desarrollo de esta campaña, para su posterior tratamiento al arribo del buque a Buenos Aires.

   Para el traslado de la carga y personal se emplearon embarcaciones menores, como lanchas o botes, y dos helicópteros Sea King de la Segunda Escuadrilla Aeronaval de Helicópteros que se encuentran a bordo del buque, detallaron las fuentes de la Armada.

   Las tareas logísticas permiten que las bases temporarias de la Antártida puedan operar durante el verano, y las permanentes cuenten con los materiales necesarios para hacerlo durante todo el año, “garantizando el apoyo logístico a la actividad científica y la presencia argentina en el continente”, agregaron los voceros navales.

   Durante esta etapa también participaron de manera activa los avisos ARA “Islas Malvinas” y ARA “Bahía Agradable”, que efectuaron tareas de apoyo logístico, inspecciones y reparaciones a las bases Esperanza, Carlini, Melchior, Primavera, Brown y los refugios Groussac, Gurruchaga y Callet Bois.
 

 


Almirante irizar Antártida Armada Argentina barcos Ushuaia