PROVINCIA

Miquelarena asegura que la Unidad Anticorrupción “llegó para quedarse”.


El Procurador General dijo que “la tarea del fiscal es muy desgastante, pero gratifica poder darle respuestas a las víctima de delitos”. También se refirió a la destitución del fiscal general de Sarmiento, Herminio Meneses.
29/03/2019 14:35

558

 
 
El Procurador General de la Provincia Jorge Miquelarena lamentó que “en los últimos tiempos se hayan ido a cubrir otros cargos varios fiscales muy valiosos” y expresó su deseo que “esos cargos puedan cubrirse lo antes posible. 
Además, aseguró que la Unidad Fiscal Especializada (la UFE que investiga delitos contra la administración Pública) creada el año pasado para investigar causas de corrupción en el Estado “llegó para quedarse” y valoró “el trabajo titánico que realizan quienes la integran. “Espero que se pueda llegar al juicio oral en estas causas y a una sentencia condenatoria”, expresó.
 
El jefe de los fiscales de la provincia realizó estas declaraciones en una entrevista realizada en Canal 7 de Rawson, donde también se refirió a la reciente destitución del fiscal de Sarmiento Herminio González Meneses explicando los mecanismos que se utilizan paras tomar estas decisiones.
 
Preocupación por las deudas
 
En cuando al funcionamiento del Ministerio Público Fiscal dijo estar conforme con su funcionamiento. “Claro que siempre hay cosas para mejorar eso lo tengo bien claro. Y también querría tener los gastos que necesitamos para un correcto funcionamiento. Tenemos deudas, sobre todo con proveedores y esto nos genera una importante preocupación”.
 
“También tenemos que cubrir los cargos vacantes algo muy importante para nosotros. Pero tengo que confesar que nos cuesta conseguir fiscales. Y además muchos se nos van. Concursan para otros cargos, como jueces. Lamentablemente es así. Entienden que la carga laboral es distinta, lo mismo que la exigencia. Y uno los tiene que comprender”.
 
Bailar con la más fea
 
Miquelarena calificó la función del fiscal como “muy desgastante. En el proceso penal que tenemos, el fiscal lleva la mayor carga. Por eso se nos han ido fiscales muy valiosos en todas las ciudades de la provincia. Y ahora estamos tratando de reemplazando. Confieso que la tarea de un fiscal es ardua y complicada, pero es muy linda. Reconozco que “nos tocó bailar con la más fea pero es un trabajo gratificante cuando uno puede darle una solución a las víctimas del delito”.
 
En cuanto a la creación de la oficina contra los delitos contra el Estado, el jefe de los fiscales expresó que “tomamos esa decisión cuando aparecieron casos que se conocen como “El Embrujo” y “Revelación” y otros como en Lotería y la compra de las cámaras de seguridad. Eran muy complejos y requerían de mucho trabajo. Y fue así que se fue incorporando más gente como contadores e investigadores”.
 
Trabajo “titánico”
 
“Quiero destacar el trabajo que están haciendo en ese área. Es extraordinario. Miles y miles de mensajes, mails, escuchas telefónicas, pruebas documentales. Es titánico lo que están haciendo. Por eso espero que se llegue a un debate oral y a una sentencia condenatoria”.
 
Finalmente, Miquelarena dijo que “aunque uno desea que los hechos de corrupción contra el Estado no se repitan lamentablemente sabemos que no es así. Por eso digo que esta oficina llegó para quedarse porque además le da tranquilidad a los ciudadanos de qué quien cometa ese tipo de delitos deberá rendir cuentas ante la justicia”.
 
Meneses  y el Consejo de la Magistratura
 
“Cuando se elige a un magistrado su estabilidad queda supeditada a que pase los tres primeros años de gestión con éxito, es decir realizando su trabajo como corresponde. Tras este período hay una revisión de parte del Consejo de la Magistratura cuyos miembros evalúan si la labor fue satisfactoria”, explicó.
 
Y continuó: “El consejo pide informes a los fiscales jefes, colegios de abogados, etcétera y analizan una serie de casos que llevó adelante. En el caso de Meneses, los 14 miembros del Consejo de la Magistratura entendieron que el trabajo del fiscal no había sido satisfactorio y entonces lo envían al Superior Tribunal de Justicia para la realización de un jury”.
 
Miquelarena explicó que “los cargos que enfrentó Meneses fueron mal desempeño de sus funciones, desconocimiento inexcusable del derecho y por las formas y faltas para llevar adelante algunas investigaciones. Por eso lo destituyeron”.
 
Expresó además que “tengo una tarea poco grata que es la de acusar. Y no sólo con los fiscales. También con jueces y defensores. Pero hace a mi responsabilidad y debo cumplirla. Es poco grata y más aún cuando se trata de un fiscal que forma parte de mi equipo de trabajo”.
 
En cuanto a Meneses dijo que “solo pierde su condición de fiscal. Puede seguir ejerciendo su función de abogado, en eso no lo afecta para nada. Valoró la rapidez con que se resuelven estos casos y dijo que esto mucho tiene que ver con la conformación del Consejo de la Magistratura donde están representados todos los sectores. Algo que incluso fue muy destacado por pares a nivel nacional. Esta conformación donde están representados magistrados, colegios de abogados y el pueblo a través de los representantes populares hace que esa institución tenga una visión más amplia”.
 


Fiscalía Justicia Miquelarena