PROVINCIA

Editorial / A votar pensando en Chubut


Leé La Columna del Domingo, la tradicional editorial de la edición dominical de Jornada, con la mejor información política de Chubut.
07/04/2019 02:02

1.153

Llegó la hora del primer test electoral. Hoy se sabrá con certeza en dónde está parado cada uno de los candidatos y hacia dónde está mirando la sociedad chubutense.

No es un domingo definitorio. No al menos en todos los casos, pero al final del día habrá algunos “ganadores” y muchos “perdedores” de esta primera encuesta electoral en tiempo real. Una encuesta bastante cara, por cierto, pero encuesta al fin.

Lo que estará en juego este domingo es el modelo de provincia que habrá que empezar a delinear después de las generales del 9 de junio. Todavía quedan por delante otros dos meses en los que habrá que seguir escuchando promesas y también muchas excusas, pero el resultado de las PASO debería condicionar en algún sentido lo que vendrá. Tanto en términos electorales como políticos.

La provincia atraviesa una de sus crisis más profundas y entonces hay que elegir a quienes lleven las riendas en los próximos cuatro años para sacarla del pozo.

El peso de la crisis causada en los últimos cuatros años por la gestión de Mauricio Macri incidirá en las PASO de hoy y mucho más dentro de dos meses cuando se elija al próximo gobernador. No se puede ir a votar hoy sin pensar en el destino de Chubut. No parece haber manera de salir del atolladero que, marcando distancias, tras una gestión nacional que le ha dado la espalda a los patagónicos y a los chubutenses en particular.

Claro que no alcanza solo con diferenciarse del mal mayor. Hay que votar con convicción y ser mucho más exigentes con nuestros gobernantes. Los que finalmente terminen siendo elegidos para liderar la provincia y los trece municipios que elegirán intendentes en junio, tienen que sentir que deben cambiar la forma de hacer política. Y ni hablar la de gestionar.

Tampoco hay que dejar lugar para que siga germinando el discurso de la “anti política”, que simplifica en un “son todos lo mismo” el argumento para un falso cambio. No son todos lo mismo. Y lo que hay que cambiar, antes que nada, es la falta de compromiso de muchos sectores de la sociedad, no solo los vicios de la clase política.

También hay que acabar con otra hipocresía argentina que nació con la “grieta” y que se resume en una frase: “No estoy ni de un lado ni del otro.” Siempre hay que estar de un lado. Tomar posición, defender una idea, un principio, dejar de quejarse todo el tiempo y aportar un grano de arena para que las cosas sean distintas.

Generalmente, los que dicen no estar ni de un lado ni del otro, están del “otro lado”. Disimular las posturas políticas es de tibios. Aún a riesgo de equivocarse, siempre es mejor elegir de qué lado quiere uno estar. De lo contrario, muchos seguirán votando al menos malo, o en contra de una ideología en particular y no a favor de la propia.

En el caso de Chubut, hay que estar del lado de los que quieran defender primero los intereses de la provincia. Sean del partido que fueren. Del lado de los que no arrían las banderas de los chubutenses en beneficio de un compromiso partidario ajeno.

Hay que elegir a gobernantes que tengan la capacidad de mirar a la Patagonia como una región desde la que se puede estructurar un bloque de coincidencias más allá de las diferencias políticas. Del lado de lo que quieran solucionar el tema del desempleo y la pobreza. Solo así las provincias que aportan buena parte de la renta de este país van a ser escuchadas en el centro del poder.

De lo contrario, seguiremos como hasta ahora, viendo a legisladores nacionales que votan de acuerdo a sus conveniencias partidarias y hasta religiosas, pero sin darse vuelta ni un segundo a mirar qué le conviene al resto de los habitantes que los depositaron en esas bancas tan cómodas.

Es hora de abrir la puerta a un proyecto de provincia más abarcativo y plural, que someta a los intereses personales de los dirigentes para darle lugar a los colectivos.

Suena naif, pero ese es el camino.


Chubut PASO