PROVINCIA

Editorial / Otra bomba de humo



1.208

No existe tal cosa como precios cuidados, o esenciales como los llama el Gobierno Nacional en un intento infantil por despegarse de la gestión anterior, siempre apostando al marketing por sobre la cosa política. El tope impuesto para carnes en determinados cortes solo se verá en el norte del país, especialmente en las grandes ciudades, pero sobre todo en el Mercado Central de Buenos Aires. Y del listado de los supermercados casi todo está por verse.

En principio, el titular de Defensa del Consumidor de Trelew, Fabio Prato, aconsejó que los clientes “vean las promociones en los supermercados” porque “a veces es más económico” un producto que no está en el listado del Gobierno respecto al que sí se incluye en él. Pero, además, advirtió que “en el caso de la leche no está la marca que se indica”.

En resumen, los dos productos más buscados en las góndolas y que más se consumen en el país no están disponibles en Chubut más allá de los listados: los cortes de carne con tope de precio y la leche.

En los listados, por otro lado, hay muy pocas primeras marcas.

En rigor no debe sorprender. Está claro que la medida de establecer controles de precios, que tanto se criticó desde Cambiemos antes de llegar al Gobierno, ni siquiera es una copia eficaz de los precios cuidados del kirchnerismo. Y, por otro lado, tal como ocurre con casi todas las medidas de la gestión Macri, se apunta a lograr adhesiones en los centros más poblados del país y no en aquellas provincias en donde la cuestión electoral tiene un peso relativo, por no decir mínimo: concentración económica, de poder, de medidas.#