ECONOMÍA

Inflación: el impacto en la canasta alimentaria y sobre las Pymes de Chubut


Por la alta inflación, en Chubut la canasta alimentaria creció un 86% en dos años y hoy supera los $ 38.000 para una familia. Las pymes locales aseguran que están “sobreviviendo” y sin ganancias. Y los acuerdos de precios que no llegan.
28/04/2019 02:00

741

La suba de precios en la Patagonia acumula un 10,7% en el primer trimestre de 2018, tras un 2018 con una inflación que llegó al 50%, que llevó a ser la región con mayor suba, contra el 47% promedio a nivel país.

Con los valores del primer trimestre, la proyección marca que será otro año con precios creciendo por arriba del 40%. El dato para los últimos 12 meses, según el Indec, explica que hubo una variación de los precios del 54% para la región, con los alimentos en una tasa de variación del 62,9% acumulado.

Aunque no es el rubro de mayor suba en la Patagonia. En 12 meses la mayor alza fue en el rubro de “Transporte” (69,4%), seguido por “Otros Bienes y Servicios” (65,3%). En cuanto a la Salud (otro sector sensible) el incremento en el lapso de un año fue del 57,5%.

De acuerdo con las expectativas optimistas volcadas en el Relevamiento del Banco Central de la República Argentina (BCRA), se espera que ya para este mes ceda el proceso inflacionario y ya a partir de mayo esté por debajo del 3% mensual.

Un estudio difundido por Diario Jornada del economista Julio Ibañez, dice que la Canasta Alimentaria para Chubut creció más del 86% en dos años y hoy se ubica en los $ 38.554 para no ser pobre.

Frente a este contexto y la continuidad del estancamiento de la actividad, se lanzaron los precios congelados, o “Precios Esenciales” como lo denominó el Gobierno Nacional.

A priori incluye una canasta de 64 productos que por ahora en la región no han llegado y recién lo harían la semana entrante en Chubut. Aunque hay muchas dudas sobre el real abastecimiento que pueda haber en zonas alejadas tan solo algunos kilómetros del Mercado Central de Buenos Aires y Capital Federal.

También se habló del congelamiento en los aumentos de la energía y el gas para lo que resta del año. En el primer caso se aplicará, sin embargo, con el gas no ocurrirá ya que el aumento previsto para estos meses seguirá en pie. El propio documento difundido por el Gobierno establece que “el aumento aplicado desde abril y escalonado en tres meses (10% en abril, 9% en mayo y 8% en junio) será el último del año”.

A lo que se agrega que en estos meses de frío habrá descuentos del 22% en el precio, que los usuarios pagarán en las facturas de los meses de verano, que son los de menor consumo.

Otro de los puntos donde parece no haberse cerrado un real acuerdo fue con las telefónicas. Se anuncia que las operadoras aceptaron mantener el precio de la telefonía para las líneas prepagas hasta el 15 de septiembre. Sin embargo, las propias empresas difundieron entre los usuarios el nuevo cuadro tarifario a partir de junio.

En cuanto a los cortes accesibles para la carne, también se generaron dudas en la provincia. En principio sobre cómo se repartirán los 120 mil kilos por semana de asado, vacío y matambre a $ 149 el kilo. Una cifra similar se repartirá entre las otras 23 provincias, lo que genera muchas dudas en cuanto a su cumplimiento. En Esquel, por ejemplo, las carnicerías aseguran que poner el precio a $ 149 es técnicamente imposible ya que ya el costo del servicio de faena de un frigorífico asciende a $ 195.

Además, dentro de estos acuerdos, posiblemente haya un valor diferencial más alto para la Patagonia como ocurre por lo general con programas como Precios Cuidados por los mayores costos de logística y flete para estas zonas del país.

Shock inflacionario

El subsecretario de Industria y Comercio de la provincia, Leandro Cávaco, cuestionó la aplicación del programa y los “los efectos colaterales” que pueden ocasionarse. “Es una lástima que no esté vigente todavía acá en la zona. Cuando se congelan precios lo que ocurre es que el comerciante traslada la inflación proyectada al primer mes para cubrirse. Por eso entiendo que habrá un shock inflacionario del mes que viene motivado por estos aumentos para cubrirse del desfasaje de los 180 días de este denominado Pacto de Caballeros”.

Indicó que “la Patagonia sufre mucho más porque ese aumento de precios impacta en combustibles y logística y eso se traslada. Es un espiral difícil de salir. Se hace realmente complicado llegar a fin de mes y que los chubutenses tengan una situación de estabilidad”.

Para contrarrestar, aseguró que el Gobierno decidió extender y ampliar incluso el Acuerdo de Precios en la provincia para el descuento del 15% a empleados públicos en supermercados, que se extenderá para jubilados, pensionados y beneficiarios de la Tarjeta Social, alcanzando un universo de casi 85 mil chubutenses.

“Este acuerdo que lo realizamos en el pasado generó dentro del sector 5 millones de pesos de ahorro. Es decir que pusimos 5 millones de pesos en el bolsillo de los empleados públicos. Ahora también lo hacemos extensivos para jubilados y beneficiarios de la Tarjeta Social”.

Realidad de las pymes

El subsecretario también se refirió a la realidad con la que deben convivir las pymes ante las altas tasas que ofrece el mercado. “Es imposible que un emprendedor pueda acceder a un crédito porque las tasas no bajan del 60%. Fijémonos en los últimos dos o tres años y cuántas empresas abrieron y cuántas cerraron”.

Ejemplificó: “Una textil en Trelew. Por ejemplo, si le pagan con un cheque a 60 días con tasa al 60%. Si tenés un cheque a cobrar por $ 1.000, de eso los bancos se van a cobrar un 60% y me termina quedando en mano $ 300. Esa es la realidad”. En los próximos días el Gobierno Provincial evalúa sacar una nueva línea de crédito a tasas fijas para financiar al comercio local.

La secretaria de la Cámara de Comercio del Este del Chubut (CICECh), Claudia Monaji, administra Pronto, un sistema de compra que gestiona créditos en Trelew. La comerciante detalló que el rubro crediticio viene bastante golpeado y con un nivel importante de morosidad.

Al hablar del actual contexto económico, describió que “la situación es preocupante. El comercio viene con muchos problemas, se agudiza. La inflación es un problema gravísimo que no le encontramos la punta del ovillo. Sucesivos gobiernos nacionales hemos sufrido. Malabares se hacen, una situación de mucho cuidado”.

Habló de una economía de falta de rentabilidad. “Cada comerciante se convierte en pequeño economista, para cubrirse de los costos, no puede remarcar de forma exorbitante porque no puede vender. El comercio está cambiando el dinero, viviendo con lo mínimo. No hay ganancia. Se está sobreviviendo, hay que aplaudir al que abre un comercio. A veces el que decide abrir en la calle hay que ayudarlo con alguna promoción. Todo el mundo despide o reduce horario porque no puede pagar”.

Respecto al congelamiento de precios anunciado por el Gobierno Nacional, dejó diferentes sensaciones. “Hay un componente que ven que esto va explotar si no hacen algo y por otro lado las elecciones dando vuelta”.

Hacia adelante las perspectivas no son alentadoras tampoco. Un informe de la consultora Economía y Regiones hace una evaluación categórica: en un escenario “moderado” (no catastrófico) augura una caída del 2,7 en el PBI este año y una inflación superior a la de 2018, ubicándola por encima del 50%

“Las medidas que tomó el gobierno para bajar el riesgo país y contener el dólar son tan sólo maquillaje para poder mostrar un cierre del día mejor, pero en realidad agrandan los problemas de fondo. El riesgo país y el dólar seguirán subiendo durante los próximos meses”. La conclusión del informe no deja dudas.


Crisis Inflación Macri