POLICIALES

Otras tres denuncias contra el estafador de los alquileres en Rawson y Trelew

La causa va camino a la apertura de investigación contra Facundo Ferrara, quien usaba grupos de trueque y alquiler por las redes sociales para cometer sus estafas en la zona.

18/05/2019 02:00

Facundo Ferrada seguirá en prisión preventiva. Ya detectaron 6 casos.

4.364

La Fiscalía de Rawson se apresta a realizar la apertura de investigación luego de confirmar la existencia de tres nuevos vecinos de Rawson víctimas del llamado “estafador de los alquileres”, sumando así seis casos en los que se encuentra involucrado Facundo Ferrara, un hombre de Trelew que ahora se encuentra imputado con prisión preventiva por el delito de estafas al quedarse con el dinero del alquiler de viviendas inexistentes o con legítimos ocupantes.

Estas tres nuevas denuncias están siendo profundizadas por los fiscales de Rawson. El defensor Damián D´Antonio pidió que dos jueces revisen la situación de prisión preventiva de Ferrara insistiendo sobre su arraigo en Trelew, la gravedad de los hechos investigados que tienen penas que van de un mes a seis meses de prisión, además de su falta de antecedentes penales.

Al respecto se realizó una nueva audiencia en el mediodía de ayer y los jueces Moreno y Castro dispusieron de un cuarto intermedio para dar a conocer su resolución.

Mientras tanto se conocieron detalles de los tres hechos por los cuales Piñeda abrió la investigación. Allí están identificadas las víctimas, los montos que abonaron en función del engaño y los seudónimos que utilizaba mediante sitios en las redes sociales.

Frente a Germinal

Según la acusación, el primero de los hechos denunciados indica que “el 23 de marzo de 2019, siendo las 10, la señora Graciela Alicia López Cross procedió, a través de Facebook, a contactarse con la persona de Facundo Ferrara, que figuraba bajo otro perfil que publicó en el grupo ´Mercado Trueque Rawson´: alquilo para hoy urgente departamento una habitación amplia cocina comedor, baño servicios luz y gas incluido, entrada para vehículos y patio chico trasero recibo de sueldo y mes de depósito contrato por dos años”.

A partir de lo conversado por Messenger, donde el oferente contesta todos los requerimientos de la interesada, indicando que incluso posee algunos muebles dentro de la casa y enviándolo fotos que resultaron falsas. Creyendo López Cross la veracidad, concuerdan y se encuentran el mismo día, a las 21, sobre Avenida 9 de Julio entre Caballito Criollo y Salta, en la parada de taxi situada frente al Club Deportivo Germinal de Rawson.

En el lugar, “Ferrara refiere que el alquiler se encuentra en buen estado, que necesitaba que se la cuiden y que la ocupen, ya que él era camionero y necesitaba viajar a otro lugar, ya que constantemente se encontraba viajando”. Le entregó dos llaves a la señora López Cross. “Manifiesta que eran las llaves de la vivienda, ya que él no podía ir al alquiler por que debía viajar de urgencia en el camión. Ante esto, la mujer, convencida a partir de lo manifestado,sobre la realidad de la oferta, le entregó $.8000 en efectivo”.

Después le refiere Ferrara que el domicilio está en el barrio Luis Vernet, sobre calle Lauriana Ferradi, en diagonal a la estación de servicio YPF, casa de color verde.

“Que la ocupen ya por que tiene miedo que se la usurpen y que el día lunes siguiente la iba a contactar para confeccionar el contrato. Ante esto, López Cross se constituye en el lugar de referencia, constatando que en el lugar sólo existe una vivienda con algunas características similares y que se halla habitada”.

A partir de ese momento “no pudo volver a contactarse nuevamente con Ferrara. De este modo y con tal accionar, indujo en error a la señora López Cross, obteniendo en consecuencia un beneficio económico ilegal”, detalló un parte de prensa de la Fiscalía de la capital chubutense.#

No había departamento

Respecto del segundo de los hechos el imputado usó otro nombre falso. El 29 de marzo de 2019, siendo las 10.08, Mariana Graciela Ismael procedió, a través de Facebook, a contactarse con Facundo Ferrara, quien figuraba bajo un nuevo perfil que publicó en el grupo Mercado Trueque Rawson y Playa Unión: “Dispongo alquiler una habitación ampliación, cocina comedor, pequeño living, baño azulejado, patio trasero pequeño y entrada para auto. Excelente estado y muy cómodo. Acepto niño/a”.

Esto lo realizó mediante Messenger donde la persona de Ferrara le refiere que el valor del alquiler es $8.000 con servicios, que la vivienda se encuentra a dos cuadras de la cancha de Germinal, y que si dispone del dinero, ya le entregaba la llave, pero tenía que ver cuánto cobraba el contador que se lo gestiona y que el alquiler contaba con cocina y una heladera pequeña y que la vivienda se encontraba en Tucumán al 100 del barrio Gregorio Mayo de Rawson.

Ante esto, y conforme lo acordado, se encontraron el mismo día, a las 17.45, frente al Hospital “Santa Teresita” y Ferrara le hace entrega de una llave e Ismael le hace entrega de la suma de $12.000 en efectivo.

Inmediatamente, Ismael, fue al departamento para instalarse con su familia. No lo encontró ni ninguno de las características brindadas por Ferrara, por lo que se obtuvo un beneficio económico ilegal.

El tercer caso

En la descripción de los hechos que realizó en la audiencia, el funcionario de Fiscalía Leonardo Cheuquemán, indicó que el 7 de mayo de 2019, María José Aleuy procedió, a través de Facebook, a contactarse con Facundo Ferrara, que figurada –nuevamente- bajo otro perfil, que publicó en el grupo “Alquileres Rawson”: se alquila departamento 1 habitación grande cocina comedor baño y patio chico a 6500 sin mes de depósito, barrio San Ramón Rawson, interesados mandar msj privados”.

Mediante Messenger Ferrara le refiere encontrarse en la fecha en Roberto Jones y Pellegrini de Rawson para realizar la transacción.

En el lugar, siendo las 13, se hace presente Ferrara quien tenía en brazos un bebé.

Refiere que no los puede acompañar, ya que él se encontraba en el hospital por realizarle unas placas a su hijo que tenía en brazos, motivo por el cual , Aleuy recibe una llave de la vivienda y ésta hace entrega de $.6500.

Inmediatamente, Aleuy se dirige a la casa en cuestión, constatando que el alquiler con las fotos que había mostrado Ferrara no existe. De este modo suscitó el error en la victima y logra que disponga perjudicialmente de su patrimonio, según la versión del Ministerio Público Fiscal.