CIENCIA

El INTI destaca el impacto del cambio en unidades de medida


La nueva definición del kilogramo, el kelvin, el ampere y el mol, unidades de medida cuyos valores de referencia se asignaban a objetos y desde hoy se asignarán a constantes de la naturaleza, no afectará a la gente en su vida cotidiana, pero "es revolucionario" y sí impactará en la "industria farmacéutica, la computación o la electrónica", afirmaron desde el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (Inti).
20/05/2019 14:24

2.871

"Hoy entra en vigencia la redefinición de esas cuatro unidades, algo que se había acordado en noviembre pasado durante la Conferencia de Pesos y Medidas en París", explicó a Télam Alejandra Tonina, jefa del departamento de Metrología Cuántica de Inti.

El Sistema Internacional de Unidades, que se creó en 1960, está compuesto por siete magnitudes fundamentales, que se usan en casi todos los países del mundo: masa (kilogramo), longitud (metro), tiempo (segundo), temperatura (kelvin), intensidad luminosa (candela), cantidad de sustancia (mol) e intensidad de corriente (amper).

"De esas siete unidades, a partir de hoy cambian cuatro, por lo que es un día revolucionario", afirmó Tonina.

La especialista detalló que las unidades que cambian son el kilo, el amper, el mol y el kelvin, que para definirse se referían a objetos y desde hoy se definirán en relación a constantes de naturaleza, que son "patrones ideales absolutos".

"El valor del kilo estaba representado por un objeto físico, un cilindro de platino-iridio que había que mantener en condiciones ambientales muy estrictas para que su masa no varíe. Ese artefacto podía sacarse de la bóveda de seguridad en la que está guardado en Francia una vez cada 40 años, y se cree que a lo largo del tiempo pudo haber sufrido una disminución de 50 microgramos, es decir, perdió masa", apuntó.

Y continuó: "Desde hoy el kilo se definirá en relación a la constante de Planck. Va a seguir siendo un kilo, pero en lugar de que su realización absoluta sea ese cilindro, ahora será esa constante".

Para graficar con un ejemplo reciente, Tonina recordó que hasta hace unos años el metro se definía por una barra de platino-iridio.

"Todos acordábamos que esa barra medía un metro, pero con los años se contrajo, se dobló, sufrió variaciones que hicieron que esa convención no fuera buena", argumentó.

Por eso en la década del 60 se redefinió el metro en función de la "distancia que recorre la luz en determinado intervalo de tiempo, por lo que se usa a la luz como constante", agregó Tonina.

Así, a partir de esta "jornada histórica", el amper se referirá a la carga del electrón o "carga elemental", el mol a la constante de Avogadro y el kelvin a la constante de Boltzmann.

"Estos cambios no van a impactar en la balanza que usa el médico para pesar a un paciente o en la carnicería a la hora de comprar un asado, pero sí tendrán gran repercusión para el campo científico", destacó Héctor Laiz, gerente de Metrología y Calidad del Inti.

Añadió que "el mayor cambio probablemente lo sentirán los fabricantes de instrumentos científicos, que deberán adaptar sus productos a las nuevas mediciones".

"También será clave para alcanzar mejores predicciones sobre el cambio climático, porque se podrán realizar mediciones más precisas para monitorear pequeñas variaciones en la temperatura, y para la industria farmacéutica, que podrá por ejemplo definir con precisión los microgramos de alguna droga", agregó Laiz.

Y completó: "Esta modificación representará además un desafío para la educación, porque a partir de ahora habrá que enseñar a los alumnos en los colegios secundarios las nuevas definiciones".

Laiz es el único representante sudamericano en el Comité Internacional de Pesas y Medidas, que tuvo a su cargo la revisión.


Ciencia argentina INTI