SOCIEDAD

Mucha agenda de descanso para las vacaciones


Hay novedades en el cerro Perito Moreno, incluyendo la nueva aerosilla que permitirá llegar hasta el Plateau, el área más linda de la montaña, con 11 kilómetros de nieve lista para esquiar.
03/06/2019 02:00

1.244

Es el complejo invernal más económico de la Patagonia, ideal para disfrutar en familia”, recomendó la directora de Turismo de El Bolsón, Sofía Seroff, al presentar la oferta para las vacaciones de julio.

Sumó “la excursión guiada a El Bosque Tallado, a 1.400 msnm, en las estribaciones del cerro Piltriquitrón y en medio del bosque nevado, donde aparecen 56 obras monumentales sobre los troncos de árboles secos, fruto de la imaginación de destacados escultores”. “Señor Lengol”, “Ypuche”, “El Puma”, “El Duende Vegetal”, “El Jabalí” y “la Mujer” son las tallas más antiguas y conocidas.

Queda a 11 kilómetros del centro de la ciudad, hasta llegar a “La Plataforma”, lugar habitual del despegue de parapentistas. Allí comienza un sendero de 40 minutos a pie hasta llegar a El Bosque Tallado. Las figuras –algunas de más de 2 metros de altura– están desperdigadas como un bosque encantado natural. Imposible no hacer unos metros, hasta el refugio a 2.000 msnm, donde además de reconfortarse con “algo calentito”, se podrá gozar de la mejor vista panorámica del valle, la cordillera de los Andes, el lago Puelo y el río Azul. Tiempo estimado: 4 horas (costo: $1.000 por pax).

A la hora de recorrer, hacia el oeste una de las opciones es salir hacia Mallín Ahogado, un circuito turístico y productivo que ofrece el Museo de Piedras Patagónicas, las cascadas; canopy entre coihues gigantescos y la mezquita musulmana “más austral de la tierra”.

La vuelta se puede hacer por el camino de la costa del río Azul, hasta llegar a Cabeza del Indio y el Mirador del Río Azul, donde el paisaje es un espectáculo para todos los sentidos.

Sofía Seroff valoró también la existencia de “10 centros holísticos habilitados. Hay yoga, reiki, alineación de chacras, limpieza energética, clases y baños de gong o retiros espirituales. Todo ello se complementa perfectamente con nuestra gastronomía, con productos orgánicos y con verduras recién sacadas de la tierra”. Desde su óptica, a la Comarca Andina “hay que venir para reencontrarse con uno mismo. Somos una región con múltiples alternativas, como el turismo bienestar con las terapias que complementan a la salud tradicional y donde El Bolsón es la cuna de muchas de ellas”.

“Cada atardecer es una fiesta –agregó-, quienes no han venido en los últimos tiempos se van a encontrar con una ciudad transformada en cuanto a la oferta gastronómica, nuevas cervecerías y pubs, donde sobresalen las bandas locales y artistas varios”.

También habrá actividades culturales en la Casa del Bicentenario, con una cartelera semanal que va rotando. Para los que lleguen a pasar sus vacaciones a la comarca, en la Oficina de Informes (frente a plaza Pagano) encontrarán en forma gratuita una cuponera a la que han adherido unos 40 prestadores de servicios en alojamiento, comidas y excursiones, con descuentos entre un 10 y 20%.

Los martes, jueves y sábados, en la plaza Pagano de El Bolsón, se despliega la Feria Regional para ofrecer trabajos en madera, cuero, metal, lana, cerámica, vitreaux, flores secas; más los dulces, chocolates, verduras, chutneys, alfajores, frutas finas, quesos, sahumerios, cervezas artesanales, vinos y licores.

En coincidencia, en Lago Puelo la oferta de alojamiento y excursiones es amplia y para todos los niveles. Se agregan un circuito gastronómico exclusivo en el acceso al pueblo; las cervecerías artesanales; la primera destilería de whisky de malta del país y las chacras orgánicas donde se producen frutas finas, verduras, mostazas y quesos.

Con un día despejado, otra buena alternativa para la familia es un paseo por las aguas turquesas del lago Puelo. En el muelle del Parque Nacional encontrará un grupo de prestadores náuticos que, a precios promocionales, le mostrarán el encanto de cada bahía, playas, cascadas y la majestuosidad de la selva valdiviana en el límite con Chile.

También hay que dedicar una tarde para ir hasta El Maitén y dar una vuelta en La Trochita. En julio habrá un cronograma especial, con partida a las 15 desde la estación local y hasta el paradero Bruno Thomae (duración: 3 horas). La tarifa incluye la visita guiada al Museo Ferroviario y a los talleres.

Hay que sumar la posibilidad de llegar hasta el laberinto Patagonia (el más grande de Sudamérica), en El Hoyo. El desafío es sortear los intrincados y atrapantes caminitos compuestos por 2.100 cipreses. Si los chicos se quedaron con ganas de más aventuras, a la entrada de la localidad está el parque temático “Arcosauria”, con todos los animales de la Era del Hielo.

También en El Hoyo estará el paseo artesanal de invierno, a partir del 8 de julio, con una muestra de los productores regionales. Será en la Oficina de Turismo, sobre la ruta 40 (entrada libre); especialmente ambientado para la temporada e invitando “a vivir y descubrir la identidad del destino con espíritu cordillerano”.