PAÍS & MUNDO

Bolsonaro negó la deforestación de Amazonia y le hace un guiño a Evo Morales


El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro cuestionó hoy las estimaciones oficiales sobre la deforestación en la Amazonía brasileña, pero rechazó las críticas de terceros países sobre el tema, a la vez que avaló el ingreso de Bolivia al Mercosur y dijo que espera que su par ruso, Vladimir Putin, ayude a “resolver la cuestión” de Venezuela.
19/07/2019 13:44

633

Las estimaciones oficiales dieron cuenta de que la deforestación de la Amazonía creció un 88,4%, según la medición interanual del mes de junio. Frente a esto Bolsonaro dijo que en su país se acabó la "psicósis ambiental" y abogó por "un matrimonio armónico" entre "la diversidad ambiental y el desarrollo".

"Amazonas es de Brasil no de ustedes. Esa es mi primera respuesta, ¿está ok?", dijo Bolsonaro, en un encuentro celebrado en el palacio presidencial de Planalto en Brasilia con corresponsales extranjeros, cuando lo consultaron sobre las críticas internacionales por los niveles de deforestación de la principal selva del planeta.

"Si dijesen que destruimos tanta selva como dicen en los últimos diez años no tendríamos más Amazonía y no es verdad", se lamentó el mandatario, quien contó que conminó a la canciller alemana, Angela Merkel, y al presidente francés, Emmanuel Macron, a hacer un vuelo entre las ciudades amazónicas de Manaus y Boa Vista.

"Dudo que encuentren un kilómetro de selva desforestada. Lo dudo mucho, En Europa, en cambio, no van a encontrar un kilómetro de selva", afirmó Bolsonaro, citado por la agencia EFE.

Para el mandatario, se general una alarma exagerada cuando se desforesta una pequeña proporción de la selva amazónica para fines económicos y recordó que "un 80 %" está preservada por los propios propietarios.

"Nosotros preservamos más que nadie (...) Voy a llamar al presidente del Inpe a Brasilia para que me aclare esos datos, porque puede que esté al servicio de una ONG",

Por otra lado, el presidente sorprendió a los periodistas al afirmar que cree que Bolivia ha dado "buenas señales" para entrar al Mercosur, pero también agregó que desea que el partido del mandatario, el Movimiento al Socialismo (MAS), "no participe" en el Foto de Sao Paulo, junto a otros partidos y grupos de izquierda de América Latina.

"Bolivia quiere entrar en el Mercosur. Lógicamente podrá entrar y conversaremos sobre ello, pero lo hará en una situación diferente a la de Venezuela en el pasado, que era por ideología", dijo Bolsonaro, quien acaba de asumir la presidencia protémpore del bloque.

Bolivia actualmente se encuentra en trámite de adhesión al Mercosur (integrado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay), tras manifestar su intención de pertenecer al bloque en 2015, cuya aceptación se encuentra a consideración de algunos parlamentos de los países miembros.

Para Bolsonaro, ubicado ideológicamente en las antípodas del izquierdista Morales, "Bolivia está dando señales de que quiere alejarse del Foro de Sao Paulo", cuya próxima edición se celebra a finales de julio.

"La gran señal" de este cambio en Bolivia, para el presidente de Brasil, es la detención y extradición a Italia de Cesare Battisti, un exmilitante de extrema izquierda italiano que fue condenado a cadena perpetua en su país por cuatro asesinatos y que estuvo refugiado más de una década en Brasil.

"Era un terrorista, un ídolo del PT (Partido de los Trabajadores, liderado por el encarcelado ex presidente Lula da Silva) y del PSOL (Partido Socialismo y Libertad) y, de inmediato, el Gobierno boliviano lo extraditó a Italia", festejó Bolsonaro.

Sin ambages, Bolsonaro agregó que Bolivia "depende mucho" de Brasil, especialmente en el comercio de gas.

El otro tema destacado de este encuentro con la prensa fue cuando dijo que espera que el presidente de Rusia ayude a "resolver la cuestión de Venezuela".

"Tengo un profundo respeto por Putin. Tuve ahora un rápido encuentro con él en Osaka (en la cumbre del G-20) y me dejó muy buena impresión. Creo que fue recíproca", dijo Bolsonaro.

"Espero además que Rusia nos ayude a resolver la cuestión de Venezuela", agregó el mandatario brasileño, sin profundizar más en su comentario.

Venezuela atraviesa una grave crisis económica, social e institucional dividido entre los partidarios del actual presidente, Nicolás Maduro, apoyado por Rusia, y los defensores del líder opositor Juan Guaidó, reconocido como mandatario interino por Estados Unidos, Brasil y otras democracias occidentales.


Bolivia Brasil Jair Bolsonaro Mercosur Putin Rusia Venezuela