PAÍS & MUNDO

Brian Johnson será el próximo primer ministro del Reino Unido


El ex alcalde de Londres Boris Johnson cumplió hoy con los pronósticos que lo daban como vencedor en la compulsa interna del Partido Conservador, al convertirse en el nuevo líder de la fuerza, y a partir de mañana será primer ministro del Reino Unido con la promesa de resolver el Brexit antes del 31 de octubre.
23/07/2019 12:38

535

Johnson, de 55 años, se impuso con comodidad en los comicios convocados en junio, después de que la todavía primera ministra, Theresa May, renunciara a su cargo paralizada entre la intransigencia de Bruselas a ceder un ápice en sus requerimientos y la negativa de Westminster a aprobar un acuerdo del Brexit que no estaba hecho a su medida.

El también ex ministro de Relaciones Exteriores arrasó con 92.153 votos, frente a los 46.153 de su contrincante, el actual canciller Jeremy Hunt, tras una campaña que contó con una participación electoral del 87,4% del padrón conservador.

Tras ser declarado vencedor, Johnson prometió materializar el Brexit antes del 31 de octubre en un evento celebrado en el centro de conferencias "Queen Elizabeth II", frente al Parlamento.

El político conservador también prometió unir al Reino Unido e impedir que el líder de la oposición laborista, Jeremy Corbyn, llegue al poder, según la agencia de noticias EFE.

En un breve discurso, Johnson agradeció a los miembros de su formación por haberle conferido el "extraordinario honor y privilegio" de elegirlo como líder y saludó a May, a quien agradeció por su trabajo al frente del gobierno.

Desde la residencia oficial de Downing Street, May felicitó a Johnson y le prometió su total apoyo, mientras que Corbyn salió de inmediato a pedir elecciones anticipadas, porque el futuro primer ministro "no se ha ganado el apoyo del pueblo" sino solo el de "menos 100.000" afiliados tories.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, felicitó a Johnson a través de un mensaje de Twitter en el que expresó su confianza en que su mandato será "genial".

El próximo jefe de gobierno, que prometió que cumplirá con la fecha del divorcio de la Unión Europea a fines de octubre y que lo hará con o sin acuerdo, asumirá el poder mañana.

Varios ministros europeístas del Ejecutivo de May ya han anunciado que no continuarán junto a Johnson o han renunciado, entre ellos titular de Economía, Philip Hammond; el de Justicia, David Gauke, y la de Educación, Anne Milton.

Desde Escocia, la ministra principal, Nicola Sturgeon, felicitó a Johnson y aseguró que pese a las diferencias hará "todo lo que pueda para encontrar una manera de trabajar con él que respete y proteja los puntos de vista y los interese de Escocia".

El relevo entre los premiers se producirá mañana cuando May acuda al palacio de Buckingham para presentar su renuncia a la reina Isabel II y recomiende al elegido del partido.

Luego será el turno de Johnson, que se dirigirá a una audiencia con la jefa de Estado antes antes de trasladarse a la residencia de Downing Street, para comenzar a nombrar a su gabinete.

Johnson, que de niño aspiraba a ser el "rey del mundo", comenzó su carrera por la jefatura de gobierno el mismo día que retiró su candidatura para sustituir al renunciado David Cameron en la difícil tarea de negociar con Bruselas los términos de la salida de la UE.

En su lugar, tomó la posta May, por cuyo gobierno tuvo un breve paso como ministro de Relaciones Exteriores.

Renunció después de varios traspiés e inconsistencias y, desde afuera, buscó recomponer su imagen para relanzar sus aspiraciones, aprovechando el desgaste de una May cada vez más sola y paralizada.

Con su columna semanal en el Daily Telegraph, matizó su imagen de excéntrico y sus malos pasos en el gobierno de May, se convirtió en un faro para los euroescépticos conservadores y consiguió el apoyo para llegar al 10 de Downing Street.

Desde mañana, entre sus principales desafíos estará el de enfrentar a los mismos líderes de la Unión Europea que dejaron sin margen de maniobra a May y que ya dieron señales de no tener planes de renegociar el acuerdo ya firmado.


Boris Johnson Brexit Gran Bretaña Theresa May