PROVINCIA

Para poder seguir, la Liga barrial deberá tener policía, ambulancia y no podrá vender alcohol


Se lo advirtió el jefe de la fuerza, Miguel Gómez, al organizador de los multitudinarios torneos, Umberto Martín, quien no dio ninguna respuesta. El Gobierno dice que el dinero que mueve la actividad alcanza para costear la seguridad. Mientras tanto, este fin de semana no habrá partidos.
01/08/2019 02:00

1.044

En una reunión para discutir cómo sigue la actividad tras el crimen en Trelew el fin de semana en una cancha del complejo “Marquitos” en Trelew, el jefe de la Policía, Miguel Gómez, advirtió a Umberto Martín, presidente de la Liga Independiente de Fútbol «Mar y Valle», que para seguir organizando torneos deberán costear presencia policial y una ambulancia. Gómez confirmó que durante los partidos había puestos con venta de alimentos y alcohol, sin habilitación municipal.

Tras las repercusiones por el asesinato de Oscar González, la Jefatura de Policía convocó a la comisión directiva de la Liga, representada por Martín. Estuvo el ministro coordinador, Federico Massoni.

Según Gómez, en la reunión “se le comunicó que a partir de este momento van a tener que solventar la seguridad de estos eventos. Le manifestamos la cantidad de efectivos que hay que asignar teniendo en cuenta el volumen de simpatizantes, la cantidad de equipos, de canchas y los factores que hacen a que esto sea un evento de mucha magnitud”.

“Son 25 canchas, 150 equipos de fútbol que abonan una inscripción de 1.500 pesos cada uno, tres veces por año porque hay tres torneos en el año. Cada equipo solventa el árbitro en cada evento por valor de 700 pesos. Y cada equipo paga 400 pesos en calidad de mantenimiento de la Secretaría de la Liga; es un ingreso considerable que permite a esta prevención exigir el pago de servicio de Policía adicional”, detalló el jefe. En principio se asignarían diez efectivos “munidos de equipamiento y móviles que también se deben solventar. Sería personal franco de servicio y hay que pagarlo”.

Sobre la venta de alcohol, Gómez confirmó que “la comisión organizadora tiene asignados carritos que venden hamburguesas, choripanes, panchos y cerveza. Le aclaramos que está prohibido y más aún si no está habilitado como venta de comestibles por la Municipalidad”. Jefatura ya dio cuenta a la Municipalidad para “que tome cartas en este asunto”.

“Evidentemente alguien no estaba viendo esto, tuvo que suceder un hecho lamentable para que se disparara todo. Cualquiera puede hacer un análisis superficial y se va a dar cuenta que los números son considerables, porque son números los equipos que pagan y el gasto es mínimo”.

Por lo pronto, este fin de semana no habrá partidos. “No sólo porque no está solucionado este aspecto de la seguridad sino porque los equipos en conjunto definieron un duelo por lo que pasó”, adelantó Gómez.

El jefe aclaró que Martín “no dio el sí” al planteo de seguridad y no hubo consenso total. “Se retiró de la reunión en una postura cerrada y no dio respuesta alguna; dijo que retiraría arcos, redes y demás de las canchas y se negó a dar su teléfono para que lo podamos volver a contactar. Es una actitud reprochable teniendo en cuenta que no quiere buscar el camino de la solución para que estos eventos sigan”.

A su turno, Massoni consideró que “lo que ocurrió en esta liga barrial es injustificable”, y precisó: “Tiene más de 150 equipos jugando casi todos los fines de semana al ser una actividad recreativa, genera la atracción de numerosas familias, y si hay mucho conglomerado de gente tenemos que estar ahí con la seguridad”.

“Se le notificó al titular de esta sociedad, que está legalmente constituida y que lleva adelante la Liga, las determinaciones, que por mi expresa instrucción, deberán implementarse para poder desarrollar sus competencias”, indicó.

Massoni sostuvo que “estas medidas son absolutamente necesarias para poder darle garantías como Estado, tanto a los que participan de las competencias como a las familias que asisten para esparcimiento”, y agregó que “se estima que se convocan más de 6 mil personas cada fin de semana en predios con 30 canchas sin ningún tipo de cerco ni otras medidas preventivas a la altura de semejante nivel de asistentes”.

Por su parte, el intendente Adrián Maderna aclaró que “es una liga independiente. No la organiza el Estado. Tenemos la Liga Municipal de Futbol Femenino. Nos hacemos cargo de la seguridad y de todo. No es sin fines de lucro. Cada equipo paga su arbitraje y su secretaría. Por eso hay responsabilidades”.

“No juzgo a nadie. Soy respetuoso. No quiero hacer una apreciación desacertada pero tiene que haber una responsabilidad de la organización. Es una asociación civil y se cobró la vida de una persona trabajadora, sana. Es muy duro que suceda esto en un evento deportivo. Es para hacer un abordaje muy amplio y es un tema complejo. No tiene que ser libre albedrío para todo el mundo”.


alcohol Fútbol Liga barrial Trelew