SOCIEDAD

Otra del sanatorio del terror: fue a tratarse su brazo fracturado y murió


Una clínica de Berazategui está sospechada de dos casos de mala praxis: el de una jubilada a la que le amputaron la pierna sana y el de otra que murió porque le extirparon la vesícula erróneamente. Ahora trascendió que una mujer sufrió la fractura de su brazo derecho pero tres horas después estaba en estado vegetativo y murió.
01/08/2019 19:15

1.343

El trágico deceso de la mujer ocurrió en mayo del año pasado, pero se conoció en la última semana a raíz de los últimos casos.La fiscalía N°7 de la fiscal Karina Santolín ya tiene, al menos, tres denuncias de las cuales dos implicaron el fallecimiento del paciente.Mientras se espera que en las próximas horas se presenten ocho denuncias más.

"El lunes cuando termine la feria vamos a ponernos en contacto con la causa para poder determinar las responsabilidades. Vamos a pedir que se hagan distintas pericias. Creemos que esta vez el problema pudo ser la cantidad de anestesia suministrada", precisó Paola Stekloff, la abogada que está reuniendo los casos.

Brazo fracturado

Dionisia tenía 64 años. Ingresó al Nuevo Sanatorio Berazategui porque le debían realizar dos intervenciones quirúrgicas. En la primera tenían que limpiarle la zona afectada y la segunda para colocar una prótesis y unos tornillos provistos por PAMI.

La primera de las operaciones se hizo sin problemas pero en la segunda surgieron las complicaciones. Luego de la segunda cirugía, la mujer sufrió un paro cardiorrespiratorio, por lo que inmediatamente el cirujano le practicó una traqueotomía. Su estado se complicó y según le informaron los médicos a los familiares que esperaban afuera, Dionisia quedó en estado vegetativo. A los tres días, la mujer murió.

Los profesionales de salud le dijeron a la familia que el cuadro de Dionisia se había agravado porque tenía sobrepeso y fumaba, pero la mujer no tenía ningún antecedente cardíaco.

"Tres días estuvo así hasta que finalmente murió. Encima los médicos decían que nos quedáramos tranquilos que si ella era fuerte iba a salir cuando claramente el cuadro era irreversible. Nunca dieron una explicación adecuada", comentó un allegado a la familia de la mujer.

¿Negocios con una funeraria?

Por estas horas, la Justicia, en paralelo a la investigación por mala praxis, analiza la conexión entre el médico Fernando Javier Palladino, el que le extirpó la vesícula a la jubilada, y una casa velatoria que queda a tres cuadras de la clínica y a la cual se derivaban a los familiares de los muertos con una "recomendación especial".


Berazategui mala praxis pacientes sanatorio