SOCIEDAD

Una idea desde Trelew para las barras del mundo

Dos hermanas iniciaron una experiencia nueva en el mundo de la mixología y se lanzaron al mercado con un producto destinado a los profesionales de los cócteles, sino también para aquellas personas que se animen a preparar sus tragos con Gin en sus casas.

18/08/2019 02:00

Blends para tragos. El producto está destinado al mundo de la coctelería

3.551

Estefanía y María Esquiroz aprovecharon el impulso mundial de la coctelería y en particular del consumo de Gin para desarrollar desde la Patagonia un emprendimiento con el cual empiezan a ganar terreno: experimentar distintos tipos de blends a partir de especies y flores con las cuales infusionar tragos.

Así nació IN-TO Gin, un producto destinado no solo a bartenders sino también a todas aquellas personas que en su hogar quieran preparar un coctel con nuevos sabores.

Estefanía Esquiroz contó al programa “Suban el Volumen” que se emite por Cadena Tiempo que junto a su hermana “estamos aprovechando una nueva tendencia de todo lo que se viene en lo que es coctelería, y lo que proponemos con este producto es que una persona lo pueda hacer en su casa, entre amigos, y que pueda lograr un rico trago sin muchos secretos, los blends vienen preparados y listos”.

Con un packaging logrado, la propuesta incluye mezclas de anís picante, pimienta de Jamaica, anís estrellado y naranja, o arándano rojo, hibisco y pétalos de rosa, entre otros.

“Cada uno de los botánicos tiene aromas y sabores diferentes. Unos aportan dulce, otro acidez y a veces se logran toques que hacen diferente a un trago, de manera que se puede lograr un nuevo Gin en cada copa y que no siempre sea una receta tradicional” contó Estefanía y dijo que el objetivo es que cualquier persona “se pueda animar a hacer mezclas, que puede probar”.

Nuevos sabores

El emprendimiento es una sociedad junto a su hermana María, “venimos de una familia con una cultura gastronómica no diría gourmet, pero sí de probar nuevos sabores, de buscar siempre cosas nuevas, probar algo diferente y con esto de los gin tonic nos propusimos buscar nuevas tendencias, nuevas combinaciones y realmente surgió probando mezclando cosas en los tragos”.

En la actualidad se encuentran registrando tres nuevos blends, “son sabores nuevos, que están bromatológicamente habilitados, tenemos un registro nacional del establecimiento, una sala de fraccionamiento habilitada y el producto está en el registro nacional de productos alimenticios con cada uno de sus blends”.

Si bien no es un producto nuevo a nivel mundial, porque “hay blends preparados en España, hay muchas marcas, a nivel nacional hay emprendimientos en Buenos Aires, pero esté es un emprendimiento bien de la región”.

María se sumó a la entrevista en directo por internet desde Glengarriff (Irlanda), donde se encontraba por motivos personales, pero donde también se hizo tiempo para vincularse al mundo del destilado y el gin.

“Ya estuve en un centro de producción de gin y voy a volver en una semana más a un lugar que hacen destilados de gin, al norte de Irlanda” contó María y agregó que “hoy el gin es una tendencia mundial. Es una bebida que nace en Holanda alrededor del 1600, donde lo empiezan a maridar con enebro, pero se hizo popular alrededor del año 1800 para poder pasar la quinina –principal componente del agua tónica- que era la forma de combatir la malaria, entonces ahí se empieza a mezclar con gin, agua, limón y hielo, para poder pasar en boca esa medicina”.

“Con este producto lo que queremos es encontrar nichos para ir creciendo, tranquilamente con lo que es la mixologia, y mezcla de botánicos, además de ver si podemos encontrar una variante en las destilerías y con exportación; es decir hay un montón de diferentes temas que estaría bueno ir profundizando” contó Estefanía.

El camino hasta este momento no fue sencillo, “porque tuvimos que hacernos de un espacio, lograr cumplir con las normas de calidad, certificar la aptitud fitosanitaria, registrar como es el sistema de empaquetado, de armado del blend, la manera en la que se tratan los materiales y las instalaciones, el pesaje y cuantos gramos tiene de cada ingrediente, todo eso tuvo que inscribirse y registrarse. Sin dudas es la parte más engorrosa pero tenemos muchas ganas de crecer” .

En ese camino también hay un aprendizaje y ahora, en el caso de María, Irlanda es una buena puerta para seguir ampliando el conocimiento. “Es muy interesante para aprender como son los alambiques, el proceso de cada uno de los gin, los botánicos que usan ya en el proceso de destilado y como luego se los puede maridar con otros botánicos y explorar otros sabores” cuenta una de las fundadoras de este emprendimiento que hoy se comercializa en distintas casa dedicadas a la venta de productos de licorería y coctelería.

En ese camino de encontrar nuevos mercados y ampliar el emprendimiento, se suman ideas a evaluar y quizás también impulsar, como la de lograr un destilado propio de gin en la Patagonia, pero también incorporar a futuro en sus productos, botánicos para vodka y a futuro también para las bebidas blancas.#

¿Qué son los botánicos y por qué usarlos en tus cócteles?

Los botánicos son una serie de especias y flores que se añaden a tu cóctel para aportar aromas, potenciar el sabor del trago y darle vistosidad con nuevos tonos o colores. Entre las especies más utilizadas en la elaboración de cócteles es el anís estrellado, que combina a la perfección con la ginebra, ya que aporta un sabor anisado al amargor de esta bebida, como también las bayas de enebro son uno de los ingredientes estrella de la ginebra, por lo que muchos profesionales de la coctelería añaden dos bayas al preparado con el fin de potenciar el sabor del gin. La lista es amplia, y entre otros se utilizan el cardamomo, la pimienta e incluso algunos más dulces como la canela, pero también están las flores: especialmente pétalos de rosa, flor de hibisco o de azahar.