PROVINCIA

Clave del día / Otro ataque de Linares a Jornada


3.345

Carlos Linares está enojado con este diario desde hace muchos años. Acostumbrado a imponer su postura a fuerza de pauta publicitaria en muchos medios comodorenses (no todos, por suerte) y también en algunos del Valle, el intendente de Comodoro Rivadavia ha sabido disfrazar en todos estos años sus carencias políticas detrás de una imagen de campechano que se las sabe todas y que decía estar seguro de que iba a ser el próximo gobernador de Chubut.

Claro que a seguro se lo llevaron preso y ahora, al parecer, varios de sus funcionarios en la Municipalidad podrían correr el mismo camino si es que avanza la investigación contra diez funcionarios, exfuncionarios y empresarios que, según el fiscal anticorrupción Héctor Iturrioz, habrían cometido todo tipo de tropelías y fraudes al Estado municipal con los fondos municipales, provinciales y nacionales que llegaron para tratar de paliar las consecuencias que dejó el tremendo temporal de lluvia y lodo en 2017.

Sin repreguntas, como hubiera correspondido, Linares tomó ayer el aire de una radio comodorense para tildar a Jornada de “diario oficialista” que –según él- “claramente tiene una intencionalidad política”.

Linares fue consultado por la nota publicada ayer sobre el caso del presunto fraude durante la emergencia y habló, como casi siempre, sin saber: “Escuché comentarios de personas por la tapa de Jornada donde habla de funcionarios municipales, hay que tener mucho cuidado, cuando uno lee la nota no hay nada, todo presumismo”, dijo en Radio del Mar.

El intendente de Comodoro ni siquiera leyó el diario. Si no, sabría que el que dijo que van a imputar a diez funcionarios de la gestión municipal fue el fiscal anticorrupción Héctor Iturrioz, que tiene serias sospechas sobre la actuación de la Gestión Linares durante la emergencia de 2017.

Tantos años al lado de Néstor Di Pierro, o tanto tiempo siendo obsecuente de Mario Das Neves no le alcanzaron a Linares para aprender algo de política. Será por eso, tal vez, que el 10 de diciembre dejará la intendencia de Comodoro sin pena ni gloria, sin haber llegado a la gobernación y ninguneado por el kirchnerismo, que le dio la espalda porque, sencillamente, hizo un papelón electoral el 9 de junio pasado.