PROVINCIA

Avila pidió dialogar para encontrar la “pacificación de la provincia”


Casi diez mil personas participaron ayer de una movilización convocada por el Sindicato del Petróleo y Gas Privado.
30/08/2019 02:00

560

Tras una marcha que pobló en su capacidad, gran parte de la calle San Martín, los petroleros se expresaron en contra de las medidas nacionales y llamaron a una convivencia respetuosa con los gremios que hoy se mantienen realizando medidas de fuerzas en los accesos a los yacimientos.

En el discurso central Jorge Ávila, secretario general, llamó a la reflexión a los trabajadores del Estado. “Nosotros reconocemos su lucha porque sabemos lo que es pelear y también sabemos a lo que nos enfrentamos. No debemos equivocar el rumbo. Una cosa es la pelea con los poderosos, los que más tienen y otra cosa, es una pelea entre chubutenses, por las migajas”, remarcó.

Remarcó la reinserción de trabajadores luego de haberse afrontado distintas crisis en el sector durante el 2.015. “No queremos revivir eso. Nadie puede contarnos lo mal que la pasamos; nosotros y nuestras familias pagaron el costo. Recién ahora están dejando de ser prisioneros de los bancos que son usureros porque los tiene de rehenes, cobrándoles un interés y quedándose con el capital”.

Advirtió tener “los mismos problemas” que los estatales y destacó la constante movilización de los petroleros en defensa “del trabajo y la dignidad”. Ávila cuestionó la decisión la decisión de YPF de pesificar sus contratos. “Piden comprar combustible a 60 dólares y lo quieren pagar a 43. Cómo harán esas empresas para pagarle a sus trabajadores? Se vienen a llevar las Pymes regionales porque en Chubut no hay voto”, enfatizó “Loma”.

“No podemos –dijo Ávila- pelearnos entre pobres. Le pedimos al sector privado y al estatal que nos sentemos para encontrar un camino. No es la violencia, ni quién cobra más o menos. Hay que sobrevivir porque el país nos necesita a todos unidos. Tenemos que escucharnos para encontrar en el diálogo la pacificación de ésta provincia”.

Lamentó las movilizaciones que en todo el país se realizaron en apoyo a Mauricio Macri y que no se observe la realidad, ni se piense en el futuro. “Nosotros pedimos que compartan y devuelvan algo de lo que se llevan para que ésta Provincia pueda salir de ésta crisis. El gobierno Nacional no nos va a dar nada pero nosotros se lo podemos exigir. Le vamos a pedir al gobernador que se ponga al frente. Si tenemos que ir a cortar en los límites, lo haremos para demostrarle que queremos hacer valer nuestros intereses”.

“No nos asusta la pelea –remarcó el dirigente petrolero- pero sí nos molesta que alguno la fogonee y no se den cuenta que por intereses personales, quieran agredirnos. Esta ciudad tiene regalías gracias a los trabajadores; a la Ley de Hidrocarburos. Si las regalías caen, Comodoro Rivadavia será lo mismo que cualquier ciudad del Chubut. La producción es un as en la manga. Así es fácil gobernar y criticar cuando se tiene todo servido”.

Ávila pidió encontrar respuestas a través de una mesa de diálogo; sin desocupados y sin que se afecten los planes de inversión de las operadoras. “Es mentira que se van a paralizar. Si se paralizará la economía porque nadie querrá poner un peso. Cuando se levante el congelamiento del precio del combustible, el litro de nafta se pagará cien pesos. Y deberán pagarlo el maestro, el policía, el jubilado y el pueblo trabajador”.

Miedo a la desocupación

José Llugdar, secretario general del Sindicato de Petroleros Jerárquicos lamentó las diferencias que se manifiestan entre los trabajadores y se expresó a favor de una rápido solución de los conflictos que afectan a la principal actividad económica de la región. “Lo tengo miedo a ninguna cosa, solamente a la desocupación y al hambre”.

Llugdar planteó la necesidad de generar trabajar para sostener la producción y recordó situaciones similares que representaron más de tres mil despidos en el sector. “No fuimos a prender fuego a las clínicas ni lo comercios, no obstaculizamos a nadie para que puedan acceder a su lugar de trabajo”.

“Lo que estoy diciendo –remarcó Llugdar- es que los propios gobernantes y están para conducirnos, bajen al llano y hagan lo que tengan que hacer: ponerse al frente de la situación”, concluyó.

Por su parte José González del Centro Empleados de Comercio, único gremio que adhirió a la movilización pidió adecuar los recursos necesarios para solucionar el conflicto. “Si se cae la recaudación también nuestro sector se va a ver perjudicado. Por eso los alentamos y vamos a seguir al lado de los compañeros petroleros”, finalizó.#


Ávila movilización petrolera