PROVINCIA

“Inauguró” el acampe en el Hospital de Rawson y el ministro de Salud dijo que visibiliza el reclamo

Con un simbólico corte de vendas y no de cintas, el personal del Hospital Santa Teresita de Rawson inauguró una carpa frente al nosocomio para visibilizar sus reclamos, además de realizar campañas preventivas de salud.

21/09/2019 02:00

Corte de vendas. Los trabajadores se rotarán entre las 10 y las 16 en el acampe, incluso los fines de semana.

894

Al acampe lo denominaron irónicamente “Centro de Atención precaria de la Salud – Dr. Federico Massoni (pelado y de madera)”. Allí rotarán los trabadores con distintas actividades entre las 10 y 16, incluso los fines de semana.

Delia Jofre, representante de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina, explicó que “se hace visible nuestro gran malestar, porque los trabajadores de salud no podemos cerrar la puerta del hospital y salir a la calle, tenemos que cumplir las 24 horas del hospital abierto. Ésta es la manera en que podemos exteriorizar nuestra disconformidad”.

Elisa Menéndez, de la Asociación Trabajadores del Estado, detalló cómo se realizan las medidas de fuerza en el hospital. “La mayor parte del trabajo pasa por la guardia, los médicos que hacen consultorio, la retención de servicios la harán dando menos turnos que los habituales y hay una retención de servicio general. Adecuamos los servicios a la guardia permanente porque no podemos dejar descubierto el servicio de salud”.

En la carpa habrá actividades incluso sábado y domingo. “Queremos demostrar que salud trabaja los 7 días de la semana, los 365 días del año. Se armó una agenda donde cada compañero se compromete a hacer una actividad de prevención y también mostrar los programas que existen en salud, los que se están cumpliendo y los que no, inclusive los talleres de salud mental van a ser trasladados a este sector”.

El ministro de Salud, Adrián Pizzi, no se opone al acampe de los empleados del Hospital Santa Teresita de Rawson, mientras no afecte el normal funcionamiento.

Reconoció que es una manera de visibilizar el reclamo de los trabajadores. “En la medida que no obstruyan el normal funcionamiento del hospital y se garanticen los servicios mínimos, que sea responsable, no provoque el deterioro del edificio y sea con responsabilidad, no me parece fuera de lugar”, afirmó.

Pizzi sí rechazó la posibilidad de desalojar los hospitales públicos. “La ley dice que en Salud el reclamo tiene que tener un límite por una cuestión vital. Que alguien de un sindicato piense que puede decirlo como un mecanismo de presión, como sociedad no le conviene a nadie que se evacue un hospital porque es imposible y realmente si alguien pide eso no está en sus cabales”.