Desde Luz y Fuerza alertan por un posible conflicto con la Provincia

Dirigentes advirtieron que no ha habido ningún tipo de convocatoria para solucionar los problemas del sector.

01 OCT 2019 - 21:04

En medio de la grave crisis que atraviesa la provincia, con un Gobierno que todavía no ha podido poner en caja el conflicto con los principales gremios de estatales y anunció una ampliación del escalonado a cuatro rangos, un nuevo conflicto podría aparecer en el horizonte que, además, complicaría aún más la ya delicada situación de los servicios públicos en toda la provincia.

Falta de atención

Dirigentes del Sindicato Regional de Luz y Fuerza de la Patagonia vienen conversando por ahora sin levantar la voz sobre la falta de atención que el Gobierno provincial le viene dispensando a un sector clave de los servicios públicos. No descartan que en los próximos días se anuncien medidas de fuerza a nivel provincial que podrían afectar no sólo a los más de 300 trabajadores afiliados al gremio que trabajan en el área de Servicios Públicos de la Provincia, sino también a todas las empresas del sector en Chubut, incluyendo obviamente a las cooperativas de servicios públicos que desde hace meses y algunas años, se encuentran inmersas en una grave crisis producto de gigantescas deudas con CAMMESA y AFIP que en muchos casos derivaron en embargo de sus cuentas bancarias.

Sin acuerdo de paritarias

“Somos uno de los pocos gremios que no han acordado paritarias alocadas ni fuera de contexto con el Gobierno, que no estamos realizando paros salvajes sin medir las consecuencias, que no tiene exceso de personal en el Estado. Al contrario, cada vez somos menos, que no cortamos rutas ni prendemos fuego edificios públicos ni gomas y el Gobierno no nos ha llamado para ninguna reunión ni se nos a hecho ninguna oferta de fondo para empezar a solucionar la crisis de nuestro sector, como si lo han hecho con otros sectores. Pareciera ser que nos están empujando a la agudización del conflicto. Pues bien, si es así no hay problema”, indicó un alto dirigente de la zona del Valle.

En Luz y Fuerza se quejan, además, porque cuando el conflicto con los estatales arrancaba y el Gobierno convocaba a reuniones a las que asistían pocos representantes gremiales, varios dirigentes de este sector asistieron a todas y cada una de los encuentros realizados con diversos funcionarios del Poder Ejecutivo.

Papel en la crisis

El gremio, además, ha jugado un papel fundamental en la contención de la crisis generada por la falta de gestión de Provincia de los diversos conflictos que se han venido suscitando, sobre todo, en las cooperativas del interior.

Y también el propio Gobierno provincial ha destacado en su momento el papel fundamental que le tocó jugar a Luz y Fuerza y el Ente Regulador de los Servicios Públicos de Chubut ante la Justicia para destrabar el conflicto con la firma Genneia, que estuvo a punto de abandonar la operación de las dos centrales térmicas de Río Mayo y Gobernador Costa, dejando, si hubiera avanzando, a 19 empleados a la deriva y a más de diez localidades abastecidas al borde del colapso energético.#

Enterate de las noticias de POLITICA a través de nuestro newsletter

Anotate para recibir las noticias más importantes de esta sección.

Te podés dar de baja en cualquier momento con un solo clic.
01 OCT 2019 - 21:04

En medio de la grave crisis que atraviesa la provincia, con un Gobierno que todavía no ha podido poner en caja el conflicto con los principales gremios de estatales y anunció una ampliación del escalonado a cuatro rangos, un nuevo conflicto podría aparecer en el horizonte que, además, complicaría aún más la ya delicada situación de los servicios públicos en toda la provincia.

Falta de atención

Dirigentes del Sindicato Regional de Luz y Fuerza de la Patagonia vienen conversando por ahora sin levantar la voz sobre la falta de atención que el Gobierno provincial le viene dispensando a un sector clave de los servicios públicos. No descartan que en los próximos días se anuncien medidas de fuerza a nivel provincial que podrían afectar no sólo a los más de 300 trabajadores afiliados al gremio que trabajan en el área de Servicios Públicos de la Provincia, sino también a todas las empresas del sector en Chubut, incluyendo obviamente a las cooperativas de servicios públicos que desde hace meses y algunas años, se encuentran inmersas en una grave crisis producto de gigantescas deudas con CAMMESA y AFIP que en muchos casos derivaron en embargo de sus cuentas bancarias.

Sin acuerdo de paritarias

“Somos uno de los pocos gremios que no han acordado paritarias alocadas ni fuera de contexto con el Gobierno, que no estamos realizando paros salvajes sin medir las consecuencias, que no tiene exceso de personal en el Estado. Al contrario, cada vez somos menos, que no cortamos rutas ni prendemos fuego edificios públicos ni gomas y el Gobierno no nos ha llamado para ninguna reunión ni se nos a hecho ninguna oferta de fondo para empezar a solucionar la crisis de nuestro sector, como si lo han hecho con otros sectores. Pareciera ser que nos están empujando a la agudización del conflicto. Pues bien, si es así no hay problema”, indicó un alto dirigente de la zona del Valle.

En Luz y Fuerza se quejan, además, porque cuando el conflicto con los estatales arrancaba y el Gobierno convocaba a reuniones a las que asistían pocos representantes gremiales, varios dirigentes de este sector asistieron a todas y cada una de los encuentros realizados con diversos funcionarios del Poder Ejecutivo.

Papel en la crisis

El gremio, además, ha jugado un papel fundamental en la contención de la crisis generada por la falta de gestión de Provincia de los diversos conflictos que se han venido suscitando, sobre todo, en las cooperativas del interior.

Y también el propio Gobierno provincial ha destacado en su momento el papel fundamental que le tocó jugar a Luz y Fuerza y el Ente Regulador de los Servicios Públicos de Chubut ante la Justicia para destrabar el conflicto con la firma Genneia, que estuvo a punto de abandonar la operación de las dos centrales térmicas de Río Mayo y Gobernador Costa, dejando, si hubiera avanzando, a 19 empleados a la deriva y a más de diez localidades abastecidas al borde del colapso energético.#


NOTICIAS RELACIONADAS