PROVINCIA

Figueroa y Mc Leod, cerca de la libertad


Por los cortes de ruta, la Oficina Judicial de Rawson debió armar una videoconferencia con el 6º piso de los tribunales de Trelew, sede de la Cámara Penal.
04/10/2019 02:00

3.135

Allí estuvieron Christian Gisande, Giuliana Mac Leod, Javier Romero (defensor de Federico Gatica) y Fabián Gabalachis (defensor de Diego y Darío Correa, Natalia y Giuliana Mac Leod, y de Sandro Figueroa). Ninguno pasó los piquetes para llegar a la capital.

Al conocer su absolución, Mac Leod rompió en llanto. Debió varias veces ser asesorada por su defensor respecto a lo que sucedía. Agradeció a Gabalachis y rápida se alejó del edificio de Tribunales.

Gabalachis consideró que “Fiscalía generó más expectativas que lo que se discutió en el juicio”. Y aseguró que “estoy sumamente conforme: representé a 5 personas y 2 quedaron absueltas. Otras dos, en situaciones favorables en relación a la pretensión que tenía Fiscalía. Fiscalía triunfó en sus pretensiones con Diego Correa”.

“El Tribunal subsanó errores de Fiscalía en su intervención, lo cual está vedado. Defendemos lo que los acusadores nos imputan. El tribunal no tiene que subsanar defectos. El balance general es bueno”.

El penalista aclaró que “el triunfo de Fiscalía es en relación a Correa. Con respecto a los otros imputados, no. Injustamente hubo personas detenidas un año y medio: Natalia Mc Leod y Sandro Figueroa. De lo que concluyó el tribunal, no ameritaba de ninguna manera los parámetros punitivos por el cual se resolvió que hayan permanecido detenidos”.

Sobre la imputación de Fiscalía, “había una expectativa mayor que lo que aconteció”.

Consultado respecto a si estaba prevista una declaración de Diego Correa, explicó: “Se dio una situación muy particular. Por el corte de rutas él está en Rawson y yo en Trelew. No hablé con él. No es el momento de hablar. No considero que en esta instancia su palabra sea algo decisorio en la suerte procesal que falta todavía transitar”.

Como Correa es considerado jefe de una asociación ilícita “tiene un piso de 5 años. Se parte de ahí, de cumplimiento efectivo. En el caso de Figueroa es de 3 años el piso y Mc Leod, de 2”.

En un momento de la lectura, Gabalachis pidió la palabra desde la sala en Trelew e interrumpió con una objeción. “En la parte resolutiva del veredicto se consideró un delito por el que nunca había sido imputada y el presidente del Tribunal reconoció que fue un error. La responsabilidad de Natalia fue enriquecimiento ilícito como interpósita persona, que no es la calidad de partícipe que se le indilga al final. Es muy técnico pero va a merecer una crítica importante al final”, subrayó.

“Para Correa se parte con un piso de 5 años. Ahí estamos comprometidos con la libertad. Figueroa y Mc Leod estarían en condiciones de obtenerla. En el caso de ella ya podría solicitar la libertad a partir del cese de la medida de coerción (prisión domiciliaria), menos gravoso que la cárcel. Por la proximidad de la audiencia, vamos a esperar”, expresó.

Con respecto al enriquecimiento ilícito, aclaró Gabalachis que “esa cuestión se acotó y el Tribunal me dio la razón. El lapso temporal que había apuntado el MPF era equivocado. Ahí hay un plazo de tiempo que se adquirieron bienes y esos no ingresarían en esta discusión. Están en discusión sólo los adquiridos a partir de 2015. Ya adelantó Fiscalía que pedirá el decomiso”. Se discutirá en la audiencia de cesura.

Con respecto a la casa y los tres dúplex de Playa Unión, el Tribunal reconoció que la compra de los terrenos fue antes de 2015. “Dejó entrever que parte de la construcción y terminación fue después de diciembre de 2015. Veremos cuál será la vara para diferenciar, lo que generará la controversia que tendrá especial consideración respecto al decomiso. Lo de antes no lo pueden tocar, lo de después sí. ¿Cómo se hace? Será interesante”.

Por su parte, luego de que su cliente el contador Gatica fuera considerado culpable por lavado de activos, Romero advirtió que los jueces “no hicieron lugar a la acusación completa de Fiscalía”. Es que no incluyeron el agravamiento por habitualidad y por su profesión de contador. “No lo probaron. Estamos ante la figura de lavado simple. Tiene consecuencias menos gravosas”, deslizó.

La pretensión punitiva “arranca con un mínimo de 3 años”. Luego de que el tribunal considerara “falsa” la declaración de Gatica para defenderse, su abogado indicó que “eso se va a discutir en la impugnación ante la Cámara Penal. Hay una serie de indicios relatados que son todos coincidentes y refuerzan la versión de Gatica. Hay que desarrollarlo”.

“Hay cruces de mensajes, mails, constancias que se relataron y se determinan varias coincidencias, como es la aparición de un socio en la firma Mezeta. Se malinterpretan dichos de Mario Glades respecto a tres empresas: Mezeta y otras dos. Él responde respecto a las tres. No se responde específicamente de una”.

Si la pena es de 2 años, es en suspenso. “Si disponen cumplimiento efectivo, por el lapso de detención también quedaría en principio en libertad. La Fiscalía solicitó 4 años y medio. Voy a plantear una pena mucho menor”, concluyó.