PROVINCIA

“Para Dual Core forzaron la voluntad del Estado”


Los argumentos de la defraudación a la administración pública.
04/10/2019 02:00

899

Al considerar probado que la banda defraudó al Estado provincial, el tribunal se concentró en cinco expedientes de 2016 de contrataciones de la Unidad Gobernador con Dual Core. En todos correspondía licitación o concurso privado. Pero prefirieron invocar “razones de urgencia” para efectuar una contratación directa.

El iniciador fue el exdirector de Logística, Rubén Darío Reinoso: pidió autorización para trabajos de pintura, gas, agua, luz y mantenimiento. Lo autorizó Diego Correa. Así se abrió la puerta a la contratación directa con la empresa del subsecretario. “Bedo” sabía de quién era Dual Core: llegó a usar sus facturas para cobrar publicidad. Era amigo de Correa. Para los jueces, Diego Lüters armaba los expedientes y los conservaba.

Mecánica

La mecánica era presentar dos presupuestos, uno por Dual Core y otro por Concretando, empresa de “Tato” Ramón, simulando una competencia. “Lo cierto es que ambos los confeccionaba Ramón con montos precisados por Lüters”. No se invitó a otras empresas para cotizar: “La respuesta es que era la empresa del subsecretario y de Concretando, que pertenecía al representante técnico de Dual Core, Juan Carlos Ramón, quien debía presentar un presupuesto más oneroso para simular una competencia”.

Christian Gisande, exdirector de Viviendas Oficiales, presentó informes con un contenido idénticos y genérico. “No surge de donde obtuvieron las empresas que cotizaron los metros cuadrados de pintura que debían presupuestar y cuáles son esas tareas de mantenimiento y limpieza que debían realizar. Sin embargo ambas cotizan precisos metros cuadrados de pintura y cuantifican ítems globales”.

Mensajes

Hay mensajes de Lüters con el contacto “Chino Gisande”, quien le dijo: “Te mandé el mail para que lo imprimas y te lo firmo y sello”; “Por favor pasame el número de expediente y orden de compra de las refacciones de la vivienda 27”; “El acta de entrega la gestionaron ustedes con la empresa, yo solo la firmé”. Gisande admitió que firmó un acta de entrega sin haber participado. “Es decir, sin haber verificado el cumplimiento de lo pactado”, dice el fallo.

Según otro mensaje de Gisande a Correa: “Te envío acta de casa oficial 15, pegar el informe que te pasé sobre la casa 17 y agregale la foto que creas conveniente. Por las dudas te reenvío el informe anterior y avísame cuando esté”.

El detalle es que se usó la misma foto de una pared descascarada en dos expedientes, “lo que demuestra su manejo discrecional y eran armados”.

Por su parte, Daniela Souza aportó facturas de compra y documentación como socia gerente de Dual Core para completar las contrataciones. Sabía que era de Correa y firmó presupuestos y actas de recepción de obra.

El tribunal advirtió que el grupo violó la Ley de Ética Pública que los obligaba al deber de lealtad, probidad y objetividad. “Quebraron su fidelidad al llevar adelante las maniobras en miras de la contratación de una empresa propiedad de uno de ellos, perjudicando los intereses del Estado”.

Todo sea por Dual Core

Dual Core no podía ser proveedor del Estado. “Sin embargo llevaron adelante todos los actos necesarios a fin de forzar la voluntad del Estado”, advirtieron los jueces. “Armaron el expediente en torno a ese fin, sorteando los mecanismos de competencia previstos por la ley”. El Estado no pudo obtener ofertas económicas más ventajosas.

Por dos expedientes se pagaron $ 276.781,45 y $ 260.010,85. Los otros tres quedaron en tentativa por $ 283.140; $ 288.736,25 y $ 259.950,35. Con relación a otros 4 expedientes que no fueron debatidos durante el juicio oral y público, los jueces absolvieron al grupo.

Voces de defensores

Damián D’ Antonio, defensor de Daniela Souza y Jorge Godoy, admitió que las condenas “nos dejan un tanto descolocados porque en el juicio hay pruebas y vimos que sucedieron cosas que no fueron valoradas en este veredicto. Pero era un escenario posible”.

El letrado observó que “no se recogieron posturas intermedias o que quizá beneficiaba a alguno de mis asistidos”. También apelará. “Tenía expectativa de poder lograr alguna mejoría sobre algunos de los imputados. Particularmente en el caso de Godoy, yo esperaba una absolución. Es lo que vi que surgió del juicio”.

“También esperaba alguna mejoría en el caso de Souza en algunos delitos que se le reprochaban. Pero estaba en una situación más compleja porque son más los delitos y otro tipo de participación que se le reprochaba”.

D´Antonio interpretó que Godoy seguirá libre. “No creo y dudo, por el tipo de delito que le reprochan, que Fiscalía pueda pedir una pena de prisión efectiva”. En el caso de Souza “viene cumpliendo con la prisión preventiva y la pretensión de Fiscalía en la acusación era de prisión efectiva. Calculo que van a continuar en esa postura. Seguramente mejorar la situación de Souza será uno de mis objetivos”.

Miguel Ángel Moyano, defensor del exdirector de Logística, Rubén “Bedo” Reinoso, apelará ante la Cámara el fallo que condenó a su cliente por defraudación. “No estamos de acuerdo con la resolución del Tribunal pero esperaremos la cesura de pena y la sentencia definitiva para conocer los fundamentos”.

El letrado insistió con que “no se acreditó el tipo penal y la manera en que el Tribunal razonó no satisface los requisitos. Reinoso jamás negó su amistad con Correa, pero de ahí a concluir que por ese simple elemento pretendió con su conducta generar un lucro indebido para Correa, hay un camino largo para recorrer. En los expedientes no hay prueba suficientes y serán cuestionados en el momento oportuno”.

El defensor público explicó que “Bedo” Reinoso “tuvo que renunciar al cargo de subsecretario, lo hizo inmediatamente cuando se enteró que había una investigación en su contra. Está desocupado y el sustento de su casa se vio seriamente afectado. Su esposa está llevando hoy los elementos para poder llevar adelante todos los gastos de mantener una vivienda”. Aseguró que el exfuncionario “fue objeto de un vilipendio innecesario a través de redes sociales, hubo un exceso en algunos actores que aprovecharon algún aditamento de orden político partidario para ensañarse con Reinoso y no se lo merece”.