DEPORTES

Chubutenses van al Mundial de Wushu en China


Los deportistas Raúl Moggiano y Melina Arévalo, de Rawson, más Raúl Álvarez, de Puerto Madryn, junto a otros seis deportistas argentinos, participarán en la 15ta edición del World Wushu Championship, que se realizará del 17 al 23 de octubre en Shanghai, China.
10/10/2019 02:00

780

Tanto Moggiano como Arévalo, son entrenados por el profesor de artes marciales Gabriel Arévalo (papá de Melina). Moggiano, de 32 años, expresó que el Wushu “es un arte marcial que hace tres años ocupa gran parte de mi vida. Llegué a practicarlo cuando empecé a entrenar con Gabriel Arévalo hace tres años, arranqué de chico con diferentes artes marciales, boxeo en su momento, Jiu Jitsu, lucha libre, un poco de todo hasta que encontré esto. Yo me dedico a la disciplina de combate llamada Sandá, es de contacto completo, se pelea a dos rounds si gana los dos el mismo competidor finaliza, si gana uno cada uno hay un tercer round de dos minutos a tiempo muerto por un minuto de pausa”. Sobre el mundial, el deportista dijo que “se fueron dando las cosas, nunca imaginé que íbamos a estar por participar en un Mundial. La clasificación se fue dando por las distintas performances que tuve en torneos internacionales y nacionales que participé en 2017, 2018 y 2019”.

Y continuó: “Como objetivos, al ser mi primera experiencia en un torneo de estas características, creo que voy a tratar de hacer un buen papel y que se vea todo el trabajo que venimos haciendo hace tres meses. Vamos a sumar experiencia y aprendizaje, pero sabemos que contamos con las armas suficientes como para que nos pueda ir bien. Ellos tienen dos manos y dos piernas igual que yo”, confió. “En la preparación estoy muy bien, pude entrenar con Raúl ‘El Piqui’ Álvarez, de Puerto Madryn, que también clasificó, es mi amigo y compartimos muchos entrenamientos. A nivel nacional, tuve buen rodaje, he tenido bastante roce y he sido campeón nacional por varios años”.

En cuanto al Wushu, Moggiano manifestó que “el deporte en el país está creciendo, tenemos los Juegos Evita de Wushu, diferentes torneos que hacen crecer la actividad y varios profesores que lo están llevando a cabo en la zona. De los nueve participantes que vamos del país tres somos de Chubut así que somos la mayoría si hablamos por regiones. En la provincia estamos bien”.

“Creo que a partir de darle publicidad a esto que vamos a hacer, nos ayudan a difundir el deporte; vamos a Buenos Aires dos o tres veces por año, hemos ido a Uruguay, al Panamericano de Buenos Aires. Hay gente que lo practica a muy buen nivel, es muy interesante y estratégico”.

Y cerró: “Viajamos el sábado 12 a Buenos Aires y el lunes 14 hacia Shanghai. M debut es el 20 de octubre. Tenemos algunos días para aclimatarnos, el sábado 19 es el primer pesaje y el domingo 20 el segundo pesaje y la competencia”.

La joven promesa

Por su parte, Melina Arévalo, de 18 años, declaró: “Estoy muy ansiosa porque nos vamos a ir al otro lado del mundo, es una experiencia impensada para mí, no la creía posible, llegar a tan alto nivel, y nerviosa por la competencia”.

“Hace 13 años que practico Wushu con mi papá, mi especialidad es la de formas (Taulú), participé en todas las fechas de los torneos que tenemos en el calendario por año, nacionales, Sudamericanos y Panamericanos con muy buenos resultados. Esta va a ser la primera vez que me voy tan lejos, a otro continente. Es un crecimiento en lo deportivo y cultural, yo he tenido la experiencia de participar el año pasado en el Mundial Juvenil de Brasil, ahora es mayores, otra cosa, una cultura diferente, otro idioma, cuestiones totalmente distintas”, contó. Melina argumentó que “el deporte creció un montón, a mí en particular, los últimos torneos me han ayudado muchísimo a crecer físicamente y cambiar la cabeza, comportarme y manejar los nervios antes de subir a competir. Mi objetivo para el Mundial es sacar un mejor puntaje que el año pasado que fue un 8.05, ahora buscamos un 8.30. Sabemos con qué nos vamos a encontrar, por suerte tengo una idea de lo que es estar al frente de tantos competidores de distintos países”. Para ella, la difusión “ayuda un montón para que la gente sepa y tengamos más reconocimiento porque vamos a representar a Argentina”. En su caso personal, contó que “si bien toda la vida en la escuela mis compañeros han visto fotos y videos que les he mostrado, cuando se enteran estas noticias siempre me llegan muchos mensajes de felicitaciones, ahora que ya terminé el secundario, me han visto en el diario o tele. El año que viene voy a estudiar, pero me gustaría seguir compitiendo, es lo que siempre hice. Con el correr de los días los nervios aumentan, cada vez puedo dormir menos, todo el día con la cabeza puesta en cuanto falta para el viaje”, culminó.

El mentor

Gabriel Arévalo también habló sobre sus alumnos y argumentó que “ellos están muy bien, han dado lo mejor, se han sacrificado mucho en la parte física, técnica, en la alimentación, para poder llegar al mejor nivel, es muy difícil estar en un Mundial, tanto Raúl como Melina han hecho lo mejor posible por estar y representar al país de la mejor manera”.

“En comparación con los chinos, creo que tenemos atletas que van a representar bien al país, va a ser difícil, pero creo que el argentino siempre pone un plus que ayuda mucho, al argentino es un luchador de por sí”, opinó. Arévalo cuenta con un largo tiempo en las artes marciales: “Hace más de 30 años que estoy metido en las artes marciales. En el 2010 pase a formar parte de la Federación Argentina de Wushu (FAWK), desde ahí empezamos a meter atletas a nivel internacional, siempre Chubut ha participado con atletas a nivel internacional en distintos torneos de Wushu. Yo empecé a entrenar a los 7 años; a los 15 me fui a Buenos Aires y ahí seguí entrenando y empecé a competir como atleta y después como profesor, a lo cual me dedico ahora. El deporte cambió mucho en lo que es el avance, ahora es más dinámico, estamos viendo otras cualidades que antes no estaban, me ayuda mucho mi recorrido como atleta, pero hoy al ser técnico puedo resolver diferentes dificultades, eso me ha ayudado a trabajar con Melina y Raúl y todos los chicos. En la Escuela Municipal de Wushu tenemos más de 100 alumnos, un gran número para un deporte que no es popular. Siempre la difusión es muy buena para todos los deportes, eso haría que se acerquen más chicos, lo de los Evita también ayuda muchísimo. Hemos hecho cursos para jueces, esto realza al deporte que es lo que nos interesa a nosotros, que el atleta venga y sienta que tenga un valor importante”. Y añadió: “Creo que trabajando con Mariano Ferro y Walter Ñonquepán con los Evita de Wushu nos ha permitido tener un crecimiento grande y que los atletas se acerquen más y que tengan todos paridad para poder trabajar a buen nivel. Chubut Deportes está apostando a esta disciplina y eso es para destacar”.


15ta edición Mundial de Wushu