PROVINCIA

Esquel: condenan el médico Werther Aguiar a 18 meses de prisión en suspenso

Por revelación de secreto al divulgar fotos de Santiago Maldonado.

12/10/2019 02:00

El médico Werther Aguiar tampoco podrá ocupar cargos públicos por tres años y medio.

2.583

Ayer se conoció el veredicto del juicio al médico legista Werther Aguiar, que se desarrolló en Esquel durante cuatro días, presidido por la Jueza Federal de Comodoro Rivadavia, Eva Parcio.

Aguiar fue considerado penalmente responsable del delito de “revelación de secreto” –Art. 157 del Código Penal- por lo que recibió una pena de 1 año y 6 meses de prisión con ejecución en suspenso; e inhabilitación especial para ocupar cargos públicos por 3 años y 6 meses, accesorias legales y costas.

Asimismo fueron rechazadas las nulidades planteadas en los alegatos por el defensor oficial del médico, Fernando Machado y Werther Aguiar durante el cumplimiento de la pena deberá consumar determinadas conductas, como fijar residencia y someterse al cuidado del Patronato.

La Juez Parcio pidió la extracción de testimonios y remitirlos al fiscal federal de Esquel, para que ejercite las obligaciones propias de su estado, en relación al Inspector Leonardo Poreletti, y al comisario Enrique Terremoto de la Policía Federal Argentina.

También se dispuso ordenar que los buscadores de Internet de mayor difusión eliminen toda referencia de búsqueda de fotografías de Santiago Maldonado.

Los alegatos

Durante los alegatos la querella, a través de la Dra. Verónica Heredia y el Dr. Alejandro Fernández Vecino, y la Fiscalía Federal a cargo del Dr. Federico Baquioni, dieron por acreditado el delito cometido por el médico Werther Aguiar, tomando los dichos de testigos, que afirmaron que precisamente fue él quien exhibió fotos del cuerpo de Maldonado, desde su celular.

Médicos y enfermeros del Hospital Zonal Esquel admitieron que el médico de la Policía Federal mostró fotos del cuerpo de Santiago Maldonado, incluso confirmándoles en comentarios que efectivamente se trataba del joven artesano.

La toma de imágenes se dio en la morgue judicial de Esquel el 17 de octubre de 2017, y de acuerdo a los testimonios, incluso así lo muestra un video, quien se encargó de hacer varios registros fotográficos fue Aguiar. Y como a las pocas horas se viralizaron mediante el WhatsApp, el funcionario del Ministerio Público Fiscal de la Provincia, Carlos Richieri, hizo la denuncia correspondiente, tras lo cual se inició la investigación.

En su exposición, la abogada de la familia Maldonado pidió para el médico legista una pena de 2 años de prisión con cumplimiento efectivo y 4 años de inhabilitación para ocupar cargos públicos.

Incumplimiento del deber

El fiscal Federico Baquioni realizó una lectura similar a la de la querella, e hizo hincapié en el Art. 157 del Código Penal, que reprime con pena la revelación de secreto. Puntualizó que Werther Aguiar, debió cumplir con su deber, en su condición de funcionario público.

Remarcó que la voluntad de Sergio Maldonado ese 17 de octubre de 2017, era no reconocer el cuerpo en ese momento, y le causaron una mortificación innecesaria, ya que horas después se encontró con las fotografías del cuerpo de Santiago, en todos los medios de comunicación del país.

En consecuencia, Baquioni pidió 1 de prisión en suspenso, porque el doctor Aguiar no tiene antecedentes penales, y 3 años de inhabilitación para ejercer cargos públicos. Luego el veredicto fijó une pena intermedia a la requerida por la querella y la Fiscalía.

Por su parte el defensor oficial Fernando Machado, hizo un desarrollo muy técnico de su postura, y planteó varias nulidades, y la inconstitucionalidad del Art. 157 que refiere a la revelación de secreto. Además, había solicitado la absolución de su cliente Werther Aguiar.

Aguiar: “Soy inocente”

La Jueza Eva Parcio le dio el espacio a Werther Aguiar para que se exprese antes del veredicto, y entre otros conceptos dijo que quiere seguir perteneciendo a la Policía Federal. Advirtió que de todas las personas que participaron de la pericia, “fui el único que manifestó abiertamente que Santiago Maldonado no murió de la forma que se dijo. Y se lo transmití a la Policía Federal y a mi jefe”.

En este contexto la magistrada le requirió que hablara exclusivamente del hecho que se le imputaba. Aguiar se declaró inocente y afirmó que “no divulgué las fotos de la pericia. Las fotos de la pericia fueron guardadas, y transmitidas desde mi celular a mis superiores. Fui dejado absolutamente de lado. No se me pidió que entregara ninguna memoria ni informe, y tampoco mi teléfono”. Señaló que varios sacaron fotos en esa ocasión, incluso él lo hizo con el celular del secretario del Juez (de la causa de la desaparición de Maldonado, Gustavo Lleral), a quien pidió que lo citaran a declarar, al igual que al magistrado. “Pedimos que se investigara a todos, y nada se permitió. No se ha querido investigar la verdad”.

Conformidad de la querella

Tras el veredicto que dio a Werther Aguiar una pena de 1 año y 6 meses de prisión en suspenso, y 3 años y 6 meses de inhabilitación para ejercer cargos públicos, por la revelación de secreto al haber hecho públicas fotos del cuerpo de Santiago Maldonado, la Dra. Verónica Heredia de la querella, sostuvo que el monto de la pena fue un punto intermedio entre lo que solicitó la Fiscalía y la familia Maldonado que planteó la máxima, “por lo menos en esta etapa y a lo que vinimos a este juicio, está cumplido”.

Sergio Maldonado recalcó que se difundieron fotos sin ninguna autorización, privándose el médico del secreto profesional, que es lo que quedó en evidencia. También consideró importante que quiten de los motores de búsqueda en Internet la foto del cuerpo de Santiago, “para lo cual tuvimos que esperar casi dos años”. Opinó que el de ayer no fue un mal fallo.

En cuanto a lo manifestado por el médico Aguiar, que Santiago Maldonado no murió de la forma que se dijo, la doctora Heredia indicó que “lo dijo una persona en el ámbito de su derecho a declarar en un proceso penal como imputado. No tiene la obligación de decir la verdad, y todo lo que diga no puede ser usado en su contra. Pero si tiene información, debe darla donde corresponde”.