SOCIEDAD

La gran incubadora / La Marca

El espacio para los emprendedores.

27/10/2019 02:00

341

Por Esteban Abel /estebanabel@eagroup.com.ar

Nadie planeó que la Torre Eiffel funcionara como identificador visual de la ciudad de París: se trata de una suerte de bautismo icónico espontáneo.

La singularidad de la forma del objeto, su carácter de pieza única y su función puramente simbólica han hecho que una construcción efímera concebida para un evento se transformara en un icono con clara función identificadora, hoy ya indemolible.” Extraído de “La Marca corporativa” de Chabes/Belluccia.

Esto deja claro la importancia que va tomando a lo largo del tiempo el nombre (marca) que elijamos y su signo identificatorio (Logotipo, monograma, mascota, edificio, etc.).

Anda descartado la idea de delegar el diseño del logotipo en un pariente “que sabe usar Corel”.

El primero defensor de tu emprendimiento debes ser vos, con diseño de marca y selección de nombre incluidos.

El signo debe transmitir los valores, atributos y virtudes de nuestra organización o de nosotros mismos como emprendedores.

Puede estar relacionado con el rubro o la actividad o no, según sea la elección de nuestro discurso. Por ejemplo, a pesar de nacer como una empresa de informática, el diseñador de Apple eligió transmitir un concepto a través de su logotipo (manzana mordida) relacionado con la provocación, el deseo y no con el rubro ¿Suena lindo no?

No fue tan así… Te animo leer “La evolución de la manzana” para que veas que no todo nace como se piensa y que mucho está en la habilidad de ir evolucionando la marca y los signos en la medida que la compañía se va transformando.

Parámetros

Para sumar confusión te diré que existen 14 parámetros de alto rendimiento de la marca:

1. Calidad gráfica genérica: la gráfica corporativa forma parte de nuestra cultura y su calidad opera como indicador de los atributos de la compañía que representa.

2. Ajuste tipológico: cada tipo de signo (letra, logotipo) tiene sus posibilidades y limitaciones que determinan su capacidad de adecuación. Eso genera confianza.

3. Corrección estilística: es el contexto referencial de la organización y describe su personalidad. Representa el concepto de la empresa. Para entenderlo, realizá el ejercicio de pensar en algunas marcas y sus tipografías representativas.

4. Compatibilidad semántica: debemos buscar la correcta ubicación de los signos (motivación-arbitrariedad y abstracción-figuración).

Me gusto la frase de mismo libro donde saqué la introducción de esta nota: “La única condición semántica universal es la compatibilidad: el signo no debe hacer referencias explícitas a significados incompatibles o contradictorios con la identidad de la organización.”

5. Suficiencia: este es el último punto que quiero dejarte a consideración porque los signos son suficientes no solo cuando alcanzan para cubrir las necesidades sino cuando, además, no sobran.

Cada elemento es importante y suficiente. La redundancia grafica es insultante y molesta, mientras que su carencia deja un mensaje inconcluso.

Si hablamos de marca no podemos dejar afuera el “Branding”.

¿Branding?

Me gustó esta definición de Branderstand.com. “El branding, entiéndase abreviadamente como la gestión de las marcas, se ha convertido en uno de esos tópicos de los que muchos hablan, aunque cabe decir que muchos menos entienden.

No importa lo grande que sea tu negocio, no importa el segmento en el que actúes. Puedes estar seguro, eres una marca y si no la gestionas adecuadamente tienes un problema.”

Sobre eso te hablaré en el próximo artículo.