SOCIEDAD

Emotivo reconocimiento a guardaparques del Parque Nacional Lago Puelo

Reconocimiento. Varios guardarques cumplieron 20 años de servicios y fueron destacados.

2.404

Frank Williams fue el intendente del Parque Nacional Lago Puelo desde 1957 hasta 1982: “Entre sus múltiples actividades cotidianas, realizó extensas cabalgatas y contabilizó muchas horas de navegación. Habitualmente salía en la búsqueda de visitantes perdidos y asistía a los pobladores de El Turbio en urgencias como enfermedades, partos y situaciones similares. La atención al turista no era la función que más lo atraía, por ello dejaba que su esposa y su hija brindaran información, extendieran permisos de pesca y acampe”, se detalló ayer durante el acto por el 116° aniversario de la creación de los Parques Nacionales de Argentina, que se desarrolló en el Centro de Visitantes recientemente habilitado.

En la oportunidad, también quedó inaugurado un mural con la fotografías de todos los intendentes de la historia del Parque Nacional Lago Puelo, “como reconocimiento hacia aquellos que remaron en alta mar para que nosotros hoy podamos estar llegando a la costa y para que los jóvenes que se inician en la institución sepan que esto comenzó hace bastante tiempo”, según graficó el intendente Sergio Rusak.

Asimismo, se recordó que -por aquellos años-, los otros guardaparques en la zona fueron Alejandro Lobos, Custodio Lobos, Oscar Riedman, Juan Anderson y Hugo Garach.

Además, durante la ceremonia, se entregaron presentes a los actuales guardaparques con más de 20 años de servicio: Laura Cerda, Fabio Ugarte, Andrés Pozas, Marcelo Aguilera, Alejandro Mussi, Ariel López y César Vigueras.

Rusak remarcó que la creación de las primeras áreas protegidas del país, por iniciativa del perito Francisco Pascasio Moreno, “son una política de Estado -que se extiende desde hace más de un siglo-, y que brega por la conservación de la biodiversidad. Nos tienen que enorgullecer muchísimo los 48 parques nacionales del sistema y los cuatro monumentos naturales, que hacen a la calidad de vida de todos”.

Otro de los momentos emotivos de la ceremonia fue la inauguración de la colección de arte y naturaleza donada al Parque Nacional Lago Puelo por la familia de Ernesto Hecker, conocido popularmente como “El Peuco” (fallecido en 2015), quien fue guía del lugar durante 20 años. La muestra está compuesta por 475 piezas pintadas sobre rodajas de radal, con 239 ilustraciones de especies de fauna, 167 de flora y 69 de hongos y líquenes de la cordillera patagónica, a cargo de los artistas plásticos Claudia Burman y Alejandro Graham.

Al recordarlo, el periodista Enrique Ameijeiras valoró que “algunos seres inmateriales andan entre nosotros. El Peuco se encargó de ver más allá de lo evidente y de compartirlo durante muchísimos años a través de sus programas de radio, develando los espíritus detrás de las cosas que se mueven. Los últimos los hizo desde una silla de ruedas y por teléfono, pero siempre con energía y profundo amor por la naturaleza que siempre lo cautivó”.

Gestión

En su alocución, Sergio Rusak subrayó que el Centro de Visitantes “se transformó rápidamente en un lugar de encuentro, un espacio donde los científicos pueden venir a compartir lo que están investigando, al tiempo que los vecinos se pueden nutrir de una información de muy buena calidad y ser menos vulnerables”. Desde su óptica, “es una función que un Estado fuerte y presente debe propiciar”.

De igual modo, resaltó el “fuerte lazo construido entre el Parque Nacional y el municipio de Lago Puelo; lo hemos consolidado y estamos en camino de hacerlo aún más sólido”, indicó en referencia (aunque sin nombrarlo) al intendente electo, Augusto Sánchez (también guardaparque).

Por último, resaltó como prioridad “el plan de gestión, que más allá de ser un documento, es una suerte de camino crítico para seguir adelante durante los próximos 10 años y que marca el rumbo hacia donde debemos desarrollarnos”.